No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

18 pingüinos regresaron al mar tras un período de rehabilitación

Las aves habían sido halladas en distintas localidades bonaerenses con cuadros de desnutrición.

Foto: Prensa Mundo Marino

Foto: Prensa Mundo Marino

El pasado 6 de mayo un grupo conformado por 17 pingüinos magallánicos y un pingüino de penacho amarillo  regresaron al mar en las playas de San Clemente del Tuyú luego de atravesar un proceso de rehabilitación en la Fundación Mundo Marino.

Las aves marinas fueron rescatadas entre mediados de febrero y la tercera semana del mes de abril de este año en distintas localidades del partido de La Costa y en las ciudades de Pinamar, Valeria del Mar, Villa Gesell, Bahía Blanca y Berisso.

“Estas aves aparecieron varadas en la playa con un cuadro comúnmente conocido como el síndrome del pingüino varado. Se encuentran desnutridos y deshidratados, con cuadros de hipotermia y alto grado de parasitismo. Al no encontrar alimento suficiente, pierden la capacidad de termorregular y salen famélicos a nuestras costas. En algunos casos, también la desnutrición se vió acompañada de problemas de muda de su plumaje”, explicó Sergio Rodríguez Heredia, biólogo y responsable del Centro de Rescate de la Fundación Mundo Marino. 

Respecto al tratamiento que recibieron los pingüinos, informaron que se logró a través de la hidratación con fluidoterapia y terapia térmica con calor, ya que algunos casos llegaron con hipotermia. Además, indicaron que ñes tomaron muestas de sangre y les comenzaron a ofrecer fórmulas de pescado licuado hasta finalmente darles el alimento entero.

Cabe mencionar que uno de los ejemplares apareció en la playa La Balandra, ubicada en Berisso, algo atípico en la zona. En primer lugar, fue asistido por Defensa Civil de ese municipio y acogido por la ONG Gestión en Protección y Defensa Animal. Luego, el Ministerio de Ambiente de la Provincia de Buenos Aires se encargó de su derivación, primero, a la Fundación Temaikén y, finalmente, a la Fundación Mundo Marino. 

 

Comentarios