No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad SOCIEDAD

Sin acuerdo entre Nación y CABA para la vuelta a clases de 6500 chicos

Soledad Acuña y Nicolás Trotta se reunieron esta tarde junto a sus pares de Salud y se dio el primer paso para el regreso a las escuelas, pero sin una confirmación oficial.

Soledad Acuña (Nación) y Nicolás Trotta (Ciudad) acordaron la vuelta de 6500 estudiantes a clases. Foto: NA

Soledad Acuña (Nación) y Nicolás Trotta (Ciudad) acordaron la vuelta de 6500 estudiantes a clases. Foto: NA

Varias ideas y proyectos fueron elaborados por la Ciudad de Buenos Aires para iniciar la vuelta gradual de los chicos a las escuelas y este lunes se cerró el primer paso, que tiene que ver con asistir a los chicos más necesitados, que durante la cuarentena perdieron todo tipo de contacto con sus maestros.

A partir de esta situación, se comenzaron las charlas que todos esos menores, un número cercano a los 6500, volvieran a estar en los institutos con clases de apoyo, reactivando la educación que se perdió de marzo a la fecha a partir de la imposibilidad de ellos en conectarse a través de las redes sociales.

La decisión finalmente no se definió luego de una reunión que llevaron adelante los ministros de Educación de Nación y Ciudad, Nicolás Trotta y Soledad Acuña, junto a sus pares de Salud, Ginés González García y Fernán Quiros, quienes debieron dar el visto bueno para que se lleve acabo el proyecto.

Justamente, el ministro Trotta fue el encargado de confirmar que no se llegó al acuerdo pese a las primeras especulaciones y dejó en claro que directamente no se trató el tema de que los chicos puedan estudiar en los patios de los colegios o las plazas de la Ciudad de Buenos Aires, como se explicaba en uno de los tantos planes iniciales.

De esta manera, es la tercera medida que se presenta y no recibe visto bueno, luego de las mencionadas y una más en la que se temía un riesgo de contagio mayor, ya que consistía en abrir las salas de informática de más de 400 escuelas porteñas.

Comentarios