No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad POLICIALES

Arroyo Seco: secuestraron a una joven y la dejaron con boca, orejas y manos pegadas

Tres hombres interceptaron a una muchacha de 21 años, la subieron a una camioneta y la drogaron para hacerle 'un experimento'. Dos horas después, la abandonaron cerca de la ruta 21 de esa localidad.

El hospital en el que la víctima fue internada.

El hospital en el que la víctima fue internada.

Un misterioso caso se investiga en la localidad santafesina de Arroyo Seco, donde este martes 3 de diciembre por la mañana una joven fue secuestrada y abandonada dos horas después con las manos, la boca y las orejas adheridas con pegamento de contacto.

La víctima tiene 21 años y los medios locales la identifican con el nombre de Belén. Según su relato, alrededor de las 10.20 del martes ella se dirigía a clases particulares cuando un vehículo (no se sabe si una 4x4 o una traffic) con tres hombres a bordo la interceptó.

La muchacha se vio obligada a subirse al rodado donde, privada de su libertad, los delincuentes le suministraron una sustancia y luego le pegaron boca, orejas y manos. Finalmente, la dejaron en las cercanías de la ruta 21.

Allí, sin zapatillas, con la vestimenta rota y en estado de shock, Belén alertó a su familia sobre lo sucedido. Inmediatamente fue trasladada al Hospital Samco Nº 50: "Cuando llegó se le pudo despegar la boca y las manos y según las primeras evaluaciones, estaría fuera de peligro, claro que en estado de shock", declaró a ElOnce.com Silvestre Mendoza, director de la institución.

Ante ese mismo medio, su abuelo añadió que está "estable, bien, y dentro de lo que le pasó está tranquila". También se le practicó "un lavaje de estómago debido a que la obligaron a tomar una sustancia que no sabemos qué fue".

Una prima destacó que "ella escuchó los gritos de otra chica en el mismo vehículo".

La familia radicó la denuncia la seccional 27ª de Arroyo Seco, aunque hasta el momento no se ha identificado a los agresores.

En esta nota:

Comentarios