No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Aseguran que el avión donde viajaba Sala puede estar "200 metros bajo el agua"

Es la hipótesis que ventiló este viernes la prensa inglesa. Sostienen que el avión podrían estar en una zona del Canal de la Mancha donde se desecharon residuos radiactivos. 

Crece el pedido para que continúe la búsqueda de Emiliano Sala

Crece el pedido para que continúe la búsqueda de Emiliano Sala

El diario Daily Mirror,  informó que el avión Piper Malibu que trasladaba al futbolista  Emiliano Sala, puede estar en una de las zonas más peligrosas del Canal de la Mancha. Se trata del Hurd's Deep, un valle profundo que alcanza una profundidad de 200 metros.

El dato se conoció horas después de que la Policía de Guernsey anunciara que dejaba de buscar de manera activa al avión y a sus dos ocupantes.

Según el periódico, el aeroplano podría estar a "200 metros bajo el agua". Además indicaron que el piloto que volaba el aparato desde la ciudad francesa de Nantes a Gales, Dave Ibbotson, no tenía una licencia comercial y acumulaba deudas por 23.000 dólares.

Hurd's Deep es una zona considerada peligrosa, ubicada a unos 40 kilómetros de la isla de Guernsey. Allí fueron desechadas municiones de guerra y es el lugar donde se hundió un submarino británico, el HMS Affray, junto a toneladas de desechos radiactivos.

El Piper Malibu perdió contacto el lunes por la noche

La prensa inglesa también reveló dudas sobre la capacidad del piloto que trasladó a Sala. The Sun publicó que Ibbotson, de 59 años, tenía solo una licencia de piloto privado y que trabajó como plomero y DJ en una discoteca para financiar su pasión por los aviones.

El piloto estaba promocionando su negocio ligado a la plomería y había realizado trabajos como piloto registrando horas de viajes poco exigentes para transportar a paracaidistas.

Un amigo de Ibbotson le dijo al diario que "Dave era mejor plomero que piloto. En realidad nunca lo consideramos realmente un piloto, él era solo el hombre que controlaba el avión cuando subían los paracaidistas".

El Piper-Malibu registró su último contacto el lunes a la noche cerca del faro de Casquets, a unos 12 kilómetros de Alderney, una de las islas del Canal de la Mancha.

La Policía de Guernsey suspendió ayer de manera definitiva la búsqueda de Sala y del piloto tras su desaparición en el Canal de la Mancha y reconoció que su aparición con vida ya es "remota".

En esta nota:

Comentarios