No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad íntimo

Bnet: "Chuty y Aczino son los más difíciles que he tenido para competir"

Su historia, la escena del freestyle, su familia, su futuro y más en esta entrevista para Caja Negra desde Madrid.

Bnet: "Chuty y Aczino son los más difíciles que he tenido para competir"

Bnet: "Chuty y Aczino son los más difíciles que he tenido para competir"

El freestyler Javier Bonet González, mejor conocido por su nombre artístico "Bnet", es el protagonista de una nueva edición de Caja Negra, el ciclo de entrevistas conducido por Julio Leiva para Filo.News.

Su historia familiar

"Mi padre era flautista, flauta de pico y mi madre, flautista y pianista, ambas. Entonces mi padre ha sido profesor de conservatorio, pero siempre ha tenido un grupo de música barroca en este caso, y mi madre lo mismo. Ejerce como profesora y tocaba con el grupo, tocaban con el grupo y se ha ido moviendo mi padre, sobretodo porque es más mayor y lleva más años girando con él, con el grupo, dando conciertos y a la vez, pues siendo profesor", recuerda.

Luego sigue: "Lo malo de tener padres músicos te podría decir que no veo nada porque es bueno. Es decir, por supuesto, si tú, tus padres son músicos y se dedican únicamente a dar conciertos. Eso sí, podría haber sido más un problema. Y ahí sí que notarías más la brecha y la gran diferencia. Porque realmente lo que le gusta a mi padre es dar conciertos, principalmente a mi madre igual. Y es algo que cualquier músico yo creo que se quiere dedicar cuando tiene una ambición. Pero mi padre, por suerte, al tener que compaginarlo porque sólo con los conciertos no da, era profesor de conservatorio público. Entonces ahí tenía un sueldo de profesor, que es lo que nos daba la gran estabilidad".

Luego siguió: "Yo puedo decir que he tenido la suerte de que nunca me ha faltado ni un plato de comida ni una cama. Y eso es una suerte que no todo el mundo puede ver. Y sé que soy afortunado por ello. Entonces, digamos que nunca me he visto en una situación gracias al esfuerzo de mis padres de decir está la cosa mal, mal de que no vamos a comer. ¿Saben lo que tengo que decir? Como pasaba mucha gente y eso sí que es duro de verdad. Pero nada, han sido sacrificio más. Pues oye, igual no te puedes ir de vacaciones, ¿entiendes? O cosas de ese tipo. Hay que tener cuidado este mes que vamos más apurados. No se puede gastar en tonterías. Pero por suerte, lo que es la estabilidad de las necesidades básicas siempre la he tenido cubierto", dijo.

Sus inicios en la música

"Empecé con la flauta como mi padre. Tendría imagino que 4 con 4 años, un alumno suyo, un alumno de mi padre que le cogió mi padre y se puso a darnos clase a mis hermanos. Ya cuando fuimos creciendo mi padre quería ponernos un profesor que no fuera él también, para que fuésemos aprendiendo lo que es la relación alumno profesor. Y estuve haciendo, no sé si son dos años de flauta con este profesor o así, y ya cuando tuve la edad para entrar en el conservatorio me dijeron elige un instrumento. Escogí el violín y entré en el conservatorio", dice.

"Mi hermano es el que más lejos ha seguido con la música. El es un año mayor que yo. Yo lo dejé en quinto de profesional que se llama El Curso. O sea, cuando tenía que pasar de ese curso y mi hermano terminó en el conservatorio. Ahora está ahí haciendo un master con una beca bastante importante del Estado y todo por méritos propios. O sea que la verdad es que mi hermano, el esfuerzo que le ha echado a al violonchelo y las horas y horas y horas que yo le he visto, estar en casa ensayando y tocando y tocando. Están viéndose recompensadas, la verdad", comenta.

"El tema 'Lose Yourself' de Eminem fue el primer tema de rap que escuché. Yo no entendía inglés, pero eso sonó y el sonido a mí me atrapó, me envolvió. Y desde ese día que fue como el día que el rap llegó a mi vida, no lo he dejado. Y que yo haga freestyle es gracias a que con diez años empecé a escuchar rap, porque empecé a hacer freestyle con diecisiete, pero desde los diez a los diecisiete ya estaba escuchando rap. Entonces eso fue la chispa de lo que es el rap y de todo lo que ha derivado del rap en mi vida", recuerda.

"Sé que soy un afortunado de que de algo que empecé a hacer porque me gustaba simplemente esté viviendo a día de hoy, porque es algo que yo elegí, a lo que yo le entregué mi tiempo sin esperar recibir nada a cambio y que eso sea lo que te sustenta. Por supuesto que lo valoro, pero también agradezco el haber empezado antes de todo esto, antes de que existiera el circuito profesional. Porque creo que el origen ahora es distinto, porque el chaval que empieza ahora ya sabe lo que hay y ya puedes y ya está condicionado por el circuito o por todo lo que hay".

FMS Argentina y España

"Creo que España, justo en lo que es batallas, el nivel competitivo, el desarrollo del ingenio es un poco la ejecutaciòn de los formatos más en base al ingenio, a las referencias. Creo que España está un paso por encima de... creo que el resto de ligas, pero sí creo que en Argentina, por ejemplo, hay más variedad de estilos. Es más ese show pero muy ligado a la música, o sea, a mí particularmente de lo que es la escena, en cuanto a las ligas, la que más me gusta es la Argentina. A mí es donde más me gustaría participar", confesó.

Luego siguió: "No te estoy diciendo que sean mejores, sino que comparto más un poco las raíces o la filosofía que tienen a la hora de ejecutar el Freestyle y los competidores de élite de ahí de Argentina, que los de aquí de España, que les considero buenísimos. Pero no es el estilo que yo comparto para que me entiendas. Y no digo que sea ni mejor ni peor, pero yo soy más afín un poco a la filosofía del freestyle que hay en Argentina que la que hay aquí, a lo que el nivel competitivo de élite. Bueno, ya en el underground es otra cosa".

"Yo creo que tienen que estar muy orgullosos de la escena de ahí, de cómo ha crecido ahí, cómo ha sido. Y yo creo que de hecho es una suerte que se pueda convivir de esa forma, donde haya cosas tan distintas, pero que conviven dentro de una misma disciplina y con admiración mutua", finalizó.

Fanatismo con el basquet

"Cuando me enganché de forma fuerte fue después de las Olimpiadas del 2012. Yo he sido muy futbolero antes. Todavía soy muy aficionado al fútbol, pero digamos que jugaba al fútbol en ese momento no tenía nada como el baloncesto. No formaba parte de mis aficiones, ni mucho menos. Y en las Olimpiadas del 2012 yo estaba en la playa veraneando y da la casualidad de que a todos les gusta el baloncesto. Entonces, claro, de ver que lo vivían de una forma más intensa, de irme con ellos a las canchas a jugar por la tarde sin haber jugado en mi vida, porque además era malísimo, pero como cómo le fui cogiendo gusto y ya ahí me enganché".

"Chris Paul es mi favorito, innegociable, porque fue el que me enganchó, porque de hecho lo que me cambió el chip, porque yo veía baloncesto por aquí, por la tele, veía baloncesto de Euroliga y me parecía aburrido, no me gustaba. Creo que es difícil enganchar a alguien que no sabe nada de baloncesto con un partido de Europa. Creo que necesita gustarte el baloncesto para que sepas apreciar ese baloncesto. Y cuando yo vi a Chris Paul por primera vez, le vi hacer cosas que dije esto se puede hacer en baloncesto, esto es baloncesto, así me gusta. Y fue el que me cambió el chip. Mi equipo favorito es en el que esté él", continúa.

Sobre Argentina comenta: "Ginóbili es buenísimo. De hecho mi padre una vez di un concierto en Argentina hace bastantes años, tendría yo 13 o así y le pedí que me trajese una camiseta de Ginóbili y me trajo una camiseta que encontró ahí, en un mercado de Ginóbili, de la selección argentina. Y con Campazzo tengo relación hace tiempo de que hace ya un par de años, así que nos hablamos por redes, por Whatsapp y la verdad que muy contento de que esté ahí, porque además de un gran jugador es una muy buena persona y yo le deseo lo mejor".

"A mí me gusta muchísimo su actitud, sobretodo la velocidad que tiene para tomar decisiones y para ejecutar y la inteligencia en el juego, que es algo muy importante y más en jugadores de una estatura que es por debajo de la media, como pasa con Chris Paul, que el haiku que llaman en baloncest , es muy importante y creo que Facu tiene mucho de eso", dice y agrega: "Lo que es lo personal y todo eso es como que el freestyle es lo mío. Pero si hubiese tenido la disciplina, la suerte y el nivel, pues me habría gustado jugar en la NBA", finaliza.

Batallas

"Lo de Parque Rivadavia fue increíble realmente. Aquí no se llegó a liar tanto como allí. O sea, de esas batallas de parque donde ha crecido realmente el movimiento, porque antes sólo había Red Bull, que era un día al año y ya era el día para que si los chavales que iban y destacaban estaban, digamos, en el mapa durante todo el año hasta el año siguiente que volvían a entrar, y si lo volvían a hacer bien, así el resto del año estaba vacío", asegura.

"Yo siempre digo que a nivel de hacer freestyle, hacer batallas más que freestyle es el sitio donde más he disfrutado y el que más me gusta. Pues por un lado por la cercanía, yo creo sea al final tú estás al mismo nivel que la gente en el parque, en un escenario sueles estar por encima. No es lo mismo competir en el WiZink Center, que mola mucho y competir y tenerlo lleno y todo eso. Pero claro, el ambiente del parque, de la comunidad que había allí", apunta y sigue: "Creo que también hay mucho corazón en los escenarios. Lo que pasa es que es un espíritu distinto. Es más, el corazón del chaval que se crece porque está en un ambiente que está precisamente creado para eso, con la luz y oscura". 

¿Qué se siente ser campeón internacional de una Red Bull? "Para mí fue, o sea, es bonito, es bonito para mí, no por el presente. Como dije en su día por el hoy soy campeón del mundo, hoy he ganado. No es que me hiciera ilusión ese día haber ganado ese trofeo, sino porque era como un premio o una guinda a todo el proceso que empieza en la playa, como me has dicho antes. Y decir el chaval que con 17 años empezó a improvisar porque le ilusionaba, porque le gustaba, porque quería darle todo a esto, porque era lo que le divertía, lo ha culminado ganando. Entonces ese día la satisfacción fue más por mi yo del pasado que por mi yo de ese momento", comenta.

"Yo no rapeo pa ganar títulos, rapeo pa que los que entienden digan que bien rapea, ¿sabes? Entonces para mí es un honor poder conocer gracias al freestyle a gente que es tan buena haciendo rap, gente que es un referente en gente que es parte de esta cultura y que conocerles tiene un valor personal y artístico que flipas", dice.

Argentina

"Lo que más me llamó la atención de Argentina es la gente", asegura y agrega: "Mi freestyler favorito que yo haya visto es Acru, pero para mí es el chaval que que más me gusta como ha hecho freestyle dentro de la escena. Y creo precisamente que porque esas raíces que yo te digo de improvisar todo, de que improvisar freestyle al final lo que tiene que ser para mí es improvisar un tema".

¿Y si tuviera que elegir enfrentarte con un argentino, a quién elegirías? "Es que no me gustaría enfrentarme con nadie. No me gustaría enfrentarme con Acru, me gustaría rapear el formato con él. Si no me molaría con gente como Dani, como Trueno, gente así me gustaría. Entonces es que no es que tenga miedo a nadie o ganas a nadie, porque me da igual ganar o perder".

A nivel hispana general comenta: "De competir al más difícil Seguramente Chuty y Asesino ahora mismo no te lo sé decir porque no sé cómo está ninguno de los dos realmente, porque llevan tiempo afuera lo que quieran o porque asesino en la Internacional me da igual".

Futuro

"Mi día a día a día de hoy si me entiendes y con cierta tranquilidad para mañana. Pero pasado mañana si todo va bien. Entiendes? No se sabe. No tengo mi vida solucionada que te diga", confiesa.

Sobre su aporte al freestyle español comenta: "Creo que he sido el punto de apoyo de una corriente que ni mucho menos he inventado yo, que de hecho se lleva haciendo toda la vida como la corriente más pura. Desde mi punto de vista de freestyle, de freestyle es improvisar todo. Olvídate de pensar nada de no sé qué dije. No improvisar todo, no construir desde la cuarta barra. No tener la cuarta y construir hacia la cuarta, sino construir desde la primera y lanzarse al vacío. Y como te digo, no lo he inventado yo. Eso se lleva haciendo toda la vida. Es lo que yo entiendo como freestyle y lo que mi entorno entiende como freestyle y ha sido un poco reivindicativo en ese aspecto".

Sobre su futuro adelanta: "Considero que estoy algo quemado de lo que es el mundo competitivo. Entonces no voy a dejar de hacer batallas, que nadie se asuste. No es que vaya a desaparecer ni nada, pero digamos que sí, que necesito también mi. Mis tiempos de más espacios y sin hacer batalla, de más tranquilidad. Porque considero que para afianzarme yo y todo eso, también necesito eliminar todas las influencias externas. No hablo sólo de la música, incluso el freestyle, para seguir mejorando en base a lo que yo quiero y demás. Creo que me viene bien también un poco de aislamiento de todo eso que lleva consigo. Entonces no sé qué decisión tomaré próximamente respecto a FMS y todas esas cosas, pero necesito también más tranquilidad. Entonces veremos".

En esta nota:

Comentarios