Ir al contenido
Logo
Actualidad

Buscan descendientes de italianos para vivir y trabajar en Calabria

"Italia necesita a sus ítalo-descendientes, y a los italianos en el mundo porque es un país envejecido", comentó Andrea Pacia, uno de los impulsores de la iniciativa.

Buscan descendientes de italianos para vivir y trabajar en Calabria

Desde hace varios meses es que vienen saliendo propuestas para que personas de otros países se asienten en pueblos o ciudades italianas y el promedio de edad de la población disminuzca.

En palabras de Andrea Pacia, presidente de la Associazione Unione Italo Discendenti nel Mondo (UID), "Italia necesita a sus ítalo-descendientes, y a los italianos en el mundo porque es un país envejecido".

Así las cosas, la UID, en colaboración con Casa Calabria, la Universidad de Calabria y el municipio calabrés de Maida, donde habitan unos 4.600 italianos, lanzaron un proyecto que aspira a favorecer el regreso a Italia de los ítalo-descendientes y a la reconstrucción de la ciudadanía.

"Italia es el único país del mundo donde no hay límites para el reconocimiento de la ciudadanía, pero este reconocimiento aumentó de modo considerable a lo largo del tiempo con el solo fin de mudarse a países europeos de lengua española o portuguesa, e incluso a Norteamérica y otros países de Europa", reprochó Pacia en diálogo con ANSA.

Condiciones

El proyecto comenzará en septiembre y serán seleccionadas alrededor de 15 postulantes que escriban a la UID. Quienes quieran postularse tendrán que garantizar una permanencia de seis meses en el municipio de Maida y podrán contar con cursos de italiano. Acá un dato copado: la Universidad de Calabria se va a hacer cargo del trámita de conversión de estudios extranjeros en italianos.

"Nosotros preguntaremos cuántos son, qué quieren, evaluaremos también si quieren quedarse. Deberán permanecer en Maida seis meses y se le ofrecerá trabajo en el sector agrícola (cosecha de olivas, de uvas, entre otros) o en las distintas áreas del turismo", explicó Pacia.

Y finalizó: "Empezamos con Maida pero quisiéramos replicar este proyecto en todas las regiones: no solo Calabria se despuebla, sino también regiones como Friuli-Venezia Giulia, porque la gente no quiere vivir en la montaña: faltan alojamiento e infraestructuras. Privilegiamos de todos modos si son de origen calabrés, pero estamos abiertos a todos".