No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad internacional

¿Cómo siguió el caso de Julen, el nene que cayó a un pozo en Málaga?

A más de un mes de la muerte que conmocionó al mundo, así está la situación judicial por la muerte del pequeño de dos años.

Aún no saben si presentarán cargos

Aún no saben si presentarán cargos

El domingo 13 de enero, un nene de dos años cayó a un pozo en el municipio de Totalán, Málaga. Casi dos semanas después, y tras un intenso trabajo de los rescatistas, el cuerpo del pequeño Julen fue encontrado sin vida.

Un mes después, la causa sigue sumando testigos y declaraciones para que la familia decida y realizará una acusación y contra quien. Victoria García y José Roselló declararon lo que vivieron ese domingo 13 de enero cuando estaban en un día de campo con un grupo de amigos. Fueron acompañados a la fiscalía por David Serrano, dueño de la finca donde pasaban el día al aire libre. Serrano es el único imputado por homicidio imprudente.

David Serrano está en pareja con Adriana, prima del padre de Julen. Su hija de dos años estaba jugando con el niño cuando cayó en el pozo. Según los relatos, escucharon el llanto del pequeño por unos minutos y la autopsia reveló que Julen murió ese mismo día por traumatismos en la cabeza.

La responsabilidad por la caída del niño al pozo va del pocero Antonio Sánchez y el dueño del lugar David Serrano. Por un lado, Sánchez asegura que tapó el pozo con una piedra de grandes dimensiones para evitar cualquier incidente: "Lo hago siempre", enfatizó. Sin embargo, remarcó que esa piedra fue retirada después por movimientos de tierra en la parcela.

El dueño del predio, y pariente de Julen, brindó su testimonio de manera pública. Según su relato, el pozo no fue cubierto por quien lo hizo y él fue quien colocó unos bloques de hormigón para evitar accidentes, además de alertar ese mismo domingo la presencia de pozos, no por miedo a que alguien cayera ahí, pero por el temor de algún tropiezo. "La única responsabilidad penal, si la hubiese, sería de ese profesional", declaró Antonio Flores, abogado de Serrano, pasándole la responsabilidad al pocero.

Aún faltan las declaraciones de los tres senderistas que paseaban por las inmediaciones cuando el niño cayó al pozo.

En esta nota:

Comentarios