No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Crece el rechazo vecinal a los proyectos inmobiliarios que avanzan sobre espacios verdes

Actualmente se encuentran activas una veintena de protestas vecinales que resisten a las edificaciones privadas en altura sobre el espacio público y cuestionan al gobierno de Horacio Rodríguez Larreta por la falta de medidas ambientales que le impiden a la Ciudad cumplir con la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de unos 10 metros cuadrados de área verde por habitante.

Crece el rechazo vecinal a los proyectos inmobiliarios que avanzan sobre espacios verdes

Crece el rechazo vecinal a los proyectos inmobiliarios que avanzan sobre espacios verdes

El rechazo a la pérdida de espacios verdes se convirtió en uno de los temas centrales de la agenda política de la Ciudad de Buenos Aires, a partir de las denuncias de organizaciones barriales a los proyectos de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta para construir torres en la Costanera Norte y Sur que facilitan el "avance de la especulación inmobiliaria que no encuentra más tierras libres" en el distrito. 

Uno de los casos testigos ocurre sobre cinco playas ferroviarias en los barrios de Colegiales, Caballito, Palermo, Liniers y Villa Urquiza, que suman unas 80 hectáreas, donde existen proyectos de urbanización que incluyen edificios en altura, en detrimento del espacio verde.

En Colegiales, en los terrenos que se extienden por siete hectáreas hay en curso tres obras de departamentos de nueve pisos y dos subsuelos que fueron adquiridos por las empresas Sancor Seguros y Emfisa para el desarrollo inmobiliario en una subasta que llevó adelante la Agencia de Administración de Bienes del Estado (AABE) durante el mandato del ex presidente Mauricio Macri.

Los trabajos de excavación comenzaron hace unas semanas en cinco de las nueve parcelas en las que fue dividido el predio, por lo cual los vecinos realizaron varias protestas en el lugar para pedir al gobierno porteño que no avance con la venta de los sectores que permanecen liberados para transformar el lugar en un espacio público.

"En Colegiales necesitamos de parques y plazas porque el playón ya está rodeado de edificios", precisó Adriana Fernández, vecina del barrio.

En diálogo con Télam, Osvaldo Guerrica Echevarría, de la Asociación Amigos del Lago de Palermo y miembro de Tierras Ferroviarias Verdes, contó que presentaron en la Legislatura un proyecto para que sean derogadas las leyes que permiten las construcciones en las cinco parcelas linderas con las estaciones de trenes afectadas y que sean rezonificadas como áreas de urbanización parque.

"Venden los espacios verdes porque la especulación inmobiliaria no encuentra más tierras en la Ciudad", afirmó, y consideró que el desprendimiento de esas tierras "hace que perdamos calidad de vida porque aumenta la impermeabilización del suelo y aumenta la polución ambiental".

El rechazo a las torres, en tanto, también se observa en barrios como Parque Chacabuco, donde, mediante un amparo judicial, se frenó la obra en la manzana de Asamblea y Pumacahua, para levantar edificios que iban a alcanzar 21 pisos de altura. No obstante, estiman que el emprendimiento podría retomarse pero con estructuras que no pasen los 15 metros para evitar "cambiar la fisonomía del lugar de casas bajas,", señalaron.

En La Paternal, los vecinos están en alerta ante el inicio de los trabajos de preparación del suelo para levantar once torres de diferentes alturas en el predio situado en el Parque La Isla; mientras que el Villa Ortúzar realizaron un relevamiento que muestra que hay 81 propiedades en venta, en su mayoría casas bajas, y unas 56 obras en construcción en curso.

En San Telmo, el reclamo barrial apunta a conseguir que el Gobierno de la Ciudad expropie el predio de la esquina de Independencia y Bolívar, tras la demolición de la Casa Benoit, para transformar el lugar en una plaza pública.

"El barrio de San Telmo sufre particularmente la falta de espacios verdes. En mas de 120 manzanas, existen solo dos pequeñas plazas", señalaron los vecinos en un comunicado.

Una situación similar atraviesan los habitantes del barrio Villa Santa Rita, el único en la Ciudad de Buenos Aires que no tiene una plaza.

Allí, los vecinos llevaron un proyecto ante las autoridades de la Comuna 11 para que se declare "de utilidad pública y sujeto a expropiación" un terreno de unos 1640 metros cuadrados, que es uno de los pocos sin construcciones que quedan disponibles en el barrio.

"No tenemos ninguna novedad de parte de la Comuna. Es muy triste y muy injusto que se puedan abrir tantas puertas para aprobar la creación del Distrito del Vino en la zona y a nosotros no nos den una respuesta a un proyecto que tiene que ver con el bien común, la salud pública y con la justicia, porque somos el único barrio sin una plaza", dijo a Télam Guillermina, del grupo vecinal.

En el Barrio Olímpico, construido para los Juegos Olímpicos de la Juventud del 2018 en el sur de la Ciudad, los vecinos piden que permanezcan como espacios verdes y de acceso público una serie de lotes que rodean a las edificaciones, sobre los cuales rige la decisión del Gobierno porteño de subastarlos.

Comentarios