No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Crisis en Afganistán: ante la inminente toma de Kabul por parte de los talibanes, la población huye en masa

El presidente Ashraf Ghani abandonó el país este domingo. Caos en aeropuertos y autopistas. 

El Taliban retoma control total de Afganistán.

El Taliban retoma control total de Afganistán.

La inminente toma de Kabul, capital de Afganistán, por parte de los talibanes llevó a la huida del presidente Ashraf Ghani y miles de civiles afganos y extranjeros este domingo, que se agolparon en aeropuertos y autopistas.

Tras 20 años bajo la administración de una alianza liderada por Estados Unidos, la ciudad se encuentra rodeada por el grupo talibán que exige una transferencia de poder. Después de conocerse la noticia de la huida de Ghani, anunciaron que iban a ingresar a la ciudad para impedir saqueos, luego de que la policía afgana abandonara las comisarías y otros puestos.

Las embajadas de Estados Unidos y Canadá ya fueron evacuadas, y se espera lo mismo de otras sedes diplomáticas. 

 

Mientras tanto, los civiles temen que los talibanes reimpongan el régimen que caracterizó a su Gobierno, de 1996 a 2001, que dejó sin derechos a las mujeres, entre otras cosas.

Al momento, se veían largas colas en cajeros electrónicos de Kabul para sacar ahorros de toda la vida. Las calles también se llenaron de vehículos cargados hasta el techo que intentaban salir de la ciudad o refugiarse en una zona más segura, informó la agencia de noticias AFP.

Un testigo citado por CNN describió escenas de caos en el aeropuerto de Kabul, con "grandes multitudes tratando de entrar" y hasta disparos de armas de fuego.

En un avance sorprendente sobre los talones de la retirada de las derrotadas fuerzas extranjeras de Afganistán tras 20 años de guerra, los talibanes tomaron casi todo el norte de Afganistán la semana pasada, pese a los miles de millones de dólares gastados por Estados Unidos y la OTAN para entrenar a las fuerzas afganas.

El vocero talibán Suhail Shaheen dijo hoy a la cadena de noticias británica BBC que el movimiento islamista quería una "transferencia pacífica del poder en los próximos días".

En declaraciones desde Doha, Qatar, donde tienen lugar negociaciones entre el Gobierno afgano y los talibanes, el vocero Shaheen prometió que la milicia no atacaría embajadas ni diplomáticos ni trabajadores extranjeros de ONG, que no tomaría represalias contra afganos y que permitirán que las mujeres estudien y trabajen.

Los talibanes iniciaron su avance militar luego de que el presidente estadounidense, Joe Biden, anunciara sus planes para retirar las fuerzas de su país para fines de este mes. En una semana, los rebeldes islamistas capturaron las capitales de 26 de las 34 provincias de Afganistán, cinco de ellas hoy.

En Afganistán, los talibanes dijeron que no tenían intención de tomar Kabul "por la fuerza". "Hay negociaciones en curso para garantizar que el proceso de transición sea absolutamente seguro, sin comprometer las vidas, propiedad ni el honor de nadie, y sin comprometer las vidas de los residentes de Kabul", dijo la milicia en un comunicado.

Horas antes, luego de que los talibanes dijeran que permanecerían a las puertas de Kabul, el ministro del Interior, Abdul Sattar Mirzakwal, prometió una "transición pacífica del poder" a un gobierno de transición no talibán.

"El pueblo afgano no debería preocuparse. No habrá ningún ataque contra la ciudad y habrá una transición pacífica del poder", dijo en un mensaje grabado.

Comentarios