No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad POLÍTICA

Daniel Arroyo: “Comer tiene que ser barato en la Argentina”

El ministro de Desarrollo Social aseguró que si bien "hay más changas" en los barrios, la pobreza sigue aumentando porque sube el precio de los alimentos.

No descartó "nuevas medidas" si la situación sanitaria empeora

No descartó "nuevas medidas" si la situación sanitaria empeora

Luego de conocerse los índices de pobreza e indigencia en el país y transitando el peor momento de la pandemia en territorio nacional, el ministro de Desarrollo Social de la Nación, Daniel Arroyo, volvió a marcar la importancia de contener los constantes incrementos en el precio de los alimentos, lo que caracterizó como "el problema más grave" del país.

"Comer tiene que ser barato en la Argentina porque somos un país productor de alimentos. Hay que establecer reglas. La secretaría de Comercio está avanzando. La canasta básica tiene que ser accesible en la Argentina. En los últimos tiempos, aún con más movimiento económico, aumentó la pobreza por la suba del precio de los alimentos", consideró el titular de la cartera. 

En diálogo con Radio Rivadavia, el funcionario se pronunció al respecto a la segunda ola de coronavirus, a partir de lo cual manifestó que "no solo está subiendo la curva" de contagios, sino que además "es evidente que hay dificultades y que se están ocupando más las camas. Hay que ser muy cuidadosos".

 Arroyo en una planta Productiva del Espacio Memoria

Sobre la acción que está llevando adelante su ministerio para contrarrestar los efectos del coronavirus, manifestó: "Reforzamos las partidas alimentarias. En febrero aumentamos la tarjeta Alimentar y ahora aumentamos la asistencia a los comedores y merenderos en un 40%. El problema de los alimentos es el más grave".

En esta línea indicó que debido a las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno Nacional "seguramente ahora algo de gente se va a quedar sin changas y habrá que reforzar la asistencia".

"Hay más changas pero la gente también va más al comedor para poder estirar los ingresos. Esto tiene que ver con que a la gente no le alcanza la plata. Tenemos 57% de pobreza en los más chicos. Necesitamos que todos los chicos vayan al jardín. Pusimos en marcha 800 jardines", precisó el funcionario.

"Antes de la pandemia teníamos a 8 millones de personas que iban a comedores. En la pandemia pasamos a 11 y ahora estamos en 10 y se mantiene en 10", refirió como uno de los indicadores del complejo escenario económico y social. 

Daniel Arroyo, ministro de Desarrollo Social de la Nación

En último término cerró anticipando lo que podrían ser nuevas medidas desde el ministerio: "Si la situación sanitaria se complica y hay más cierre de actividades económicas, vamos a tomar decisiones económicas para acompañar a los que lo necesiten".

La asistencia alimentaria directa del Estado a comedores había alcanzado en 2019 a 8 millones de personas. Por los efectos propios a la pandemia ese número se incrementó durante el 2020 a unas 11 millones de personas.

En esta nota:

Comentarios