No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad POLÍTICA

Del Caño y Espert protagonizaron un fuerte cruce en el debate de candidatos bonaerenses

Los candidatos estuvieron cara a cara y tuvieron una intensa discusión.

Del Caño y Espert protagonizaron un fuerte cruce en el debate de candidatos bonaerenses

Del Caño y Espert protagonizaron un fuerte cruce en el debate de candidatos bonaerenses

Casi como una repetición del cruce que la semana pasada protagonizaron Javier Milei y Myriam Bregman, Nicolás Del Caño y José Luis Espert protagonizaron uno de los cruces más fuertes en el debate de los candidatos a diputados por la provincia de Buenos Aires.

Fue durante el momento en que cada candidato debía elegir a otro para realizarle una pregunta. Del Caño eligió a Espert, y le consultó por la situación laboral de los trabajadores de aplicaciones de pedidos a domicilio. "Conoce estas empresas donde las pibas, los pibes, pedalean horas y horas, y ganan dos mangos. ¿Usted cree que lo que hacen estas empresas es un fraude laboral escandaloso?".

El candidato de Avanza Libertad le dijo que no entendía la pregunta, el del Frente de Izquierda volvió a tomar la palabra y, contra lo estipulado por la dinámica que habían acordado los diferentes equipos de campaña, se produjo un ida y vuelta entre ambos.

"Espert está dejando claro que avala un fraude escandaloso", dijo Del Caño. Entonces, el debate volvió al centro del estudio. Primero, por la reducción de la jornada laboral. "Vos querés sacarle todos los derechos a los trabajadores", acusó el dirigente de Izquierda, y el liberal le reprochó: "En los países que ponés de ejemplo, la gente está cagada de hambre".

En un momento, los conductores Edgardo Alfano y Marcelo Bonelli intentaron intervenir y explicarles a ambos candidatos que su discusión no coincidía con la dinámica que había sido pactada. Finalmente, desistieron, y dejaron que ambos continuaran discutiendo.

Del Caño mencionó los modelos de Chile y Colombia, y Espert replicó, con tono sarcástico: "Dejame tener los problemas de Chile a mí". "¿Qué te parece Nicaragua, Cuba, Venezuela? La gente come del tarro de basura", le planteó. "Ni Estados Unidos podés defender", dijo Del Caño. Y el liberal lanzó una respuesta que generó murmullos en el estudio: "Nico, internate, estás mal de la cabeza".

El tiempo se terminó y ambos regresaron a sus lugares. Pero, rápidamente, Espert eligió a Del Caño para preguntarle, aunque, en realidad, su objetivo era continuar con el debate. "Nicolás, ¿conocés un país que defienda las ideas tuya donde la gente viva bien y no tengas un dictador que caga a palos a la gente que está muerta de hambre?".

Del Caño le contestó que su espacio está alineado con una corriente trotskista y aseguró que el capitalismo que Espert defiende "no va más". En ese punto, introdujo otro tema que dominó lo que quedaba del debate entre ambos: las sociedades offshore.

"¿Vos decís que yo defiendo empresarios que se llevan la plata afuera?", le preguntó Espert. Del Caño intentaba responderle, pero, en el medio, Espert pidió que lo frenaran también, y se preguntó: "¿Qué les pasa a ustedes con Avanza Libertad, muchachos?". "Lo único que hacemos es cumplir el reglamento, Espert, nada más. No se haga el sobrador", lo frenó Marcelo Bonelli, uno de los conductores del programa.

Ya con el tiempo cumplido, Del Caño acusó a Espert de "viajar en aviones de narcos" que bancaron su campaña. Espert desestimó la acusación y volvió a su atril.

Comentarios