No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad POLÍTICA

Delfina Ezeiza: "El liberalismo vino a la Argentina para implantarse en el largo plazo"

La precandidata de "La Libertad Avanza" dialogó con Filo.news; busca bajar el gasto político y derogar tasas municipales e impuestos, y afirma que los jóvenes están "desesperados" por cambiar su futuro.

Delfina Ezeiza: "El liberalismo vino a la Argentina para implantarse en el largo plazo"

Delfina Ezeiza: "El liberalismo vino a la Argentina para implantarse en el largo plazo"

Por: Alejandro Segade

El liberalismo irrumpió en estas elecciones. Su performance, principalmente en las PASO de la Ciudad de Buenos Aires, donde se postula Javier Milei, es una de las claves de estos comicios, porque demostrará si la ola liberal que se percibe en el electorado, principalmente en sectores de la juventud, se traduce en votos. Justamente de esa franja etaria surge la figura de Delfina Ezeiza, precandidata a legisladora de "La Libertad Avanza".

Tiene 18 años, está cursando el último año de secundaria -remarca que nunca se llevó una materia- y ya ingresó en la universidad, donde estudiará Licenciatura en Economía. Es, además, jugadora de hockey. "Soy arquera, por eso quizás mi carácter tan avasallador", dice a Filo.news.

Asegura que con su representación los jóvenes van a tener la oportunidad "de luchar por un futuro más liberal", propone que los legisladores puedan renunciar a su sueldo y revela detalles de una cláusula que la podría llevar a abandonar su banca -en caso de asumir- en 180 días.

¿Qué está en juego en estas PASO?

En estas elecciones se define el futuro del país para 2023. Con las cosas catastróficas que está haciendo el Gobierno, puede Argentina no llegar a existir en 2023, es decir, puede haber una hiperinflación; una crisis de deuda; una revolución popular. Muchas cosas pueden pasar en 2023, y lo que pase este año puede ser definitivo para el futuro, tanto de los jóvenes como también de las personas más grandes.

¿Cómo calificarías la gestión del Gobierno?

El Gobierno de Alberto Fernández es un gobierno de payasos tiránicos. Hay que pensar que, dentro de lo que fueron estos dos años de gobierno, uno y pico te la pasaste en cuarentena. En las últimas décadas, los gobiernos argentinos venían restringiendo libertades y derechos civiles de todo tipo, pero la cuarentena le cayó como anillo al dedo a políticos, como los del Frente de Todos, que tuvieron la excusa perfecta para encerrarnos y hacer lo que se les cantaba, literalmente, con nuestros derechos, nuestras libertades, nuestras necesidades.

¿Cuál sería tu proyecto de ley más urgente?

Yo tengo una cláusula para si, a 180 días de asumir, en 180 días sesionando, trabajando en la Legislatura, no presento ninguno de los proyectos que voy a mencionar a continuación, renuncio y mi banca va a para un suplente. Pero planeo presentar distintos proyectos de ley y los primeros están más orientados a lo que es el costo político. Por un lado, voy a presentar un proyecto de ley para que un diputado a la Ciudad pueda renunciar a su sueldo, porque hoy en día eso no se puede. Que un diputado de la Ciudad pueda renunciar a su sueldo, total o parcialmente. También voy a enviar un proyecto de ley para limitar la cantidad de asesores por legislador. Hoy en día, cada legislador, diputado, senador, cada uno se volvió una Pyme debido a todos los asesores que tiene, asesores innecesarios que obviamente no los pagan ellos, los paga el mal llamado contribuyente y también la persona pobre, porque lo está pagando con impuesto inflacionario. Entonces, reduciendo el costo político, lo que pasaría es que la plata presupuestada volvería al bolsillo de la gente. Por otra parte, voy a impulsar la derogación de tasas municipales, habilitaciones, impuestos muy extorsivos, como lo son a las tarjetas de crédito, el impuesto al cheque. Y, por otra parte, impuestos que se pueden derogar a la larga, como por ejemplo ingresos brutos, SIRCREB, ABL o impuesto inmobiliario. Es decir, esos impuestos que hoy en día no se puede eliminar, porque la Ciudad Autónoma de Buenos Aires se financia sólo con impuestos y coparticipación. Entonces, como no se pueden eliminar automáticamente, como sí se haría con el impuesto a las tarjetas de crédito, lo que se haría es imponer un mínimo no imponible mucho más bajo, para que se vaya reduciendo el costo y poder hacer rendir mejor el salario de los porteños.

¿Cómo percibís a los jóvenes con respecto a esta elección?

Veo al voto joven muy desesperado, muy desanimado con lo que vienen siendo los partidos tradicionales, es decir, el frente de chorros y juntos por el gasto (sic). Los dos intentan ser soluciones, pero la verdad es que en estos últimos años han demostrado no serlo, y los jóvenes principalmente lo ven en generaciones anteriores, lo ven con sus abuelos que trabajaron, rindieron para una jubilación y finalmente hoy no tienen nada a cambio. Por otra parte, lo vieron con sus papás, que muy probablemente se hayan quedado sin trabajo en la cuarentena, y ellos claramente no quieren lo mismo. Entonces lo que van a hacer algunos va a ser emigrar, pero muchos no van a poder hacerlo y van a tener que quedarse acá. Entonces mi rol, en caso de asumir como legisladora, va a ser acompañar a aquellos jóvenes que estén desesperados de poder cambiar su futuro. Hay que fijarse: querés cobrar tu salario, pagas impuestos; querés gastar tu salario, pagas impuestos; querés transferir tu salario, pagas impuestos; querés ahorrar, pagas impuestos; tu empleador te quiere pagar tu salario, paga impuestos; cuando tu empleador vende algo para pagarte un salario, también paga impuestos. Es decir, tampoco va a conseguir trabajo cuando se quiera independizar, va a tener que vivir de sus papás por toda su vida. Y si se quiere ir a vivir solo, va a poder irse a vivir recién cuando tenga 40 años. ¿Quién proyecta un futuro acá? Y claramente las ideas liberales son las que van a llamar más la atención, porque son algo nuevo. Es algo que no se vino probando en la política, hace ya bastantes décadas que son bastante innovadoras. De haberse aplicado en algún momento, hoy en día tendríamos resultados totalmente distintos.

¿Qué mensaje les darías a aquellos jóvenes que buscan emigrar?

Hoy en día los políticos se llenan la boca diciendo ‘quédense acá a lucharla’, pero en realidad no se quedan a lucharla. Se quedan acá para pagarles todo el despilfarro que hacen. Uno tiene que saber que septiembre es el mes del alivio fiscal, porque, hasta septiembre, estás pagando impuestos y distintas tasas, gravámenes y demás con tu salario. Desde septiembre en adelante, esa plata la usas para vos. ¿Quién quiere pagar algo que no le corresponde, como son los políticos? Más allá de su trabajo, ¿por qué un joven se quedaría acá a pagarles una cantidad extraordinaria de dinero? Sólo el 6% de la población gana más de 450 dólares. Es decir, que un joven claramente se va a querer ir: 8 de cada 10 jóvenes se quieren ir del país. Y los políticos diciendo ‘quédense a lucharla’... no es la solución. Yo como liberal les digo: tienen la libertad de irse, pero aquellos que no se pueden ir, tienen la oportunidad, con mi representación, de poder luchar por un futuro más liberal para proyectar su futuro. Ninguna promesa campaña de ‘estamos con ustedes, pero no vamos a cambiar nada’ porque el liberalismo vino a la Argentina para implantarse en el largo plazo.

¿Qué opinás sobre la paridad de género?

Estoy en contra de todo tipo de cupo y de acceso fácil gracias a los poderes que tiene el Estado. Como mujer, eso no me representa. Yo no quiero que papá Estado me venga a decir si ahora vos podés ingresar a un algún lugar político, a un cargo empresarial, porque el Estado me lo da. Yo me lo quiero ganar por mí misma, por mi mérito y porque otros, un votante o los empleados de la empresa, me eligieron. Es decir, por mis capacidades, mis aptitudes. Por lo tanto, los cupos son totalmente discriminatorios. Cada mujer, cada persona en realidad, debería estar en cierto lugar por sus habilidades, sus aptitudes innatas, si fue elegida por alguien, como fue por mi caso, que fui elegida en una interna partidaria por mis ideas y por mis proyectos. Pero los cupos, en vez de incluir, terminan excluyendo, porque son totalmente discriminatorios hacia la mujer, en este caso.

'Veo al voto joven muy desesperado, muy desanimado con los partidos tradicionales'
"Veo al voto joven muy desesperado, muy desanimado con los partidos tradicionales"

¿Y el lenguaje inclusivo?

Personalmente estoy en contra, pero, como libertaria, entiendo que otros puedan decidir por sí mismos y usarlo libremente, pero no obligándote a usarlo. Si otro quiere utilizarlo, y no afecta a nadie, está perfecto. Para mí es una cuestión muy personal. No atiende a lo político, porque nosotros no venimos a definir esas cuestiones, sino que venimos a definir cuestiones para el futuro que resuelvan la vida de la gente. Estos temas, como el lenguaje inclusivo y otros temas muy similares, claramente no van a hacer que un joven no se quiera ir del país; no van a hacer que el salario de un jubilado rinda mejor; no van a hacer que le alivies la carga fiscal a un laburante.

¿Estás a favor de la legalización del uso recreativo de la marihuana?

Estoy totalmente a favor, pero creo que este tema fue introducido a la arena política por una cuestión de agenda del Gobierno, y de distintos sectores de otros partidos, para captar el voto joven. De introducirse esta ley a debate en Diputados y Senadores, lo veo como un manotazo de ahogado para poder rescatar votos y seguir en el poder. Personalmente estoy a favor de la legalización, pero no veo una muy buena circunstancia política para legalizarlo porque se aprovecharían políticamente de ello.

¿Apoyarías una reducción de la jornada laboral?

Pensar que por reducir la jornada laboral vas a trabajar más y ser más productivo es como pensar que cortar una pizza en 16 te da más porciones de pizza. La reducción de las horas trabajadas es un acuerdo entre el empleador y el empleado, no puede haber ninguna restricción desde el Estado porque eso afectaría a la producción. Por ende, la acumulación de capital, por ende el ahorro, por ende el salario de trabajadores. Esta idea que supuestamente viene a defender los intereses de la clase trabajadora, la termina perjudicando.

¿Qué expectativas tenés para este domingo?

Somos bastante optimistas, más teniendo en cuenta la postulación de Javier Milei en el espacio. Hay mucho optimismo por la garra, porque es una mezcla de todo, de todas las emociones que tiene uno. Por un lado, la bronca, la tristeza, la angustia de vivir por años, por décadas, igual. Y por otra parte, lo pasional, lo sentimental, querer progresar. Nuestra expectativa es bastante alta por esa mezcla de cosas que alcanza tanto los jóvenes como a distintos sectores etarios, porque se acusa al liberalismo de que sólo son jóvenes, que es verdad, hay muchos jóvenes, pero también hay gente adulta, gente mayor que confía en este proyecto a largo plazo. Hay gente de todos los sectores sociales, y estamos muy contentos con lo que venimos haciendo.

Comentarios