No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad

Diario de un médico en pandemia: “El silencio anuncia el ruido”

Un infectólogo de un hospital público de La Matanza escribe el día 9 en el diario que registra su batalla frente al coronavirus.

Diario de un médico en pandemia: “El silencio anuncia el ruido”

Diario de un médico en pandemia: “El silencio anuncia el ruido”

Avatar del

Por: José María Malvido

Estoy chateando con mi amiga Alejandra, sabe de todo, pero no es médica, ni trabaja en salud, y de repente tira: “Estamos bajos en el grupo etario” y “Me preocupa el índice de letalidad porque en otros países fue 2%”. Ahí le mando un audio y se nota que entre mi voz cansada un poco me río. Aleja, mi amiga, la que de pronto se transformó en epidemióloga me dice: “Banco a muerte a Carla”, por Carla Vizzotti, la Secretaria de Acceso a la Salud. Le contesto: “Sí, es crack”. “Pedro también”, dice. Pedro, es Cahn, pero ahora, es Pedro. Ahí me doy cuenta que de tan adentro estoy afuera.

Hace días que no veo la televisión, pero la gente está impregnada de información. Me cuentan que arrancan con el parte de la mañana y que la forma de encarar las noticias a veces dan asco, pero que no pueden parar. 

Me siento parte de una historia que no estoy viendo. Eso pasa en estos días. Todos nos estamos viendo de otra manera. Mi rol docente en la Universidad Nacional de La Matanza se transformó en foros, chats y trabajos prácticos. Todo ha cambiado. Nuestras reuniones son del Comité de Crisis y nos encontramos en auditorios a 2 metros uno de otros acordando una y mil veces los circuitos y las medidas a tomar.

En medio de todo, mis pacientes que conviven con VIH están preocupados y estamos, como la universidad, todos buscando nuevas formas de comunicación.

Las recetas ahora pueden ser virtuales y en casos más artesanales las dejan un día y las pasan a buscar otro. Es época de vacunación para la gripe y la neumonía. Ahí nos preguntan quiénes son grupo de riesgo y ponemos un cartel (Todo es muy informal en nuestro consultorio).

Deben vacunarse:

  • Personal de salud: dosis anual.
  • Personas de 65 años o más y personal de salud: una dosis anual
  • Lactantes
  • 1era dosis: entre 6 y 24 meses
  • 2da dosis: 4 semanas de la primera dosis
  • Dosis anual: hasta los dos años de vida, si certifica la 1era y 2da dosis
  • Embarazadas: una dosis, en cualquier trimestre de la gestación.
  • Puérperas: una dosis, hasta 10 días posteriores al parto en caso de no haber recibido en el embarazo
  • Personas de 2 a 64 años con factores de riesgo: una dosis anual.
  • Son considerados factores de riesgo: Obesidad, diabetes, enfermedades respiratorias, enfermedades cardíacas, inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, pacientes oncohematológicos, trasplantados o personas con insuficiencia renal crónica en diálisis, entre otros.

Nuestros pacientes son parte de ese grupo de riesgo, pero actuamos en grupo, como también lo hacemos con Romi. Romina es trabajadora Social, y hace 6 años trabajamos juntos. Ahora tratamos de encontrar una solución a la demanda y los miedos. Hacemos un juego de roles donde ella me lee las dudas. Yo contesto y subimos a las redes del consultorio. Todo muy casero, pero de eso se trata, al fin al cabo, la gente está en sus casas. Nosotros no podemos, pero les pedimos que allí se queden. Incluso por videos que hacen nuestra Nutricionista y Neumóloga por los pasillos.

Todos estamos tratando de llevar este momento como podemos, la gente en su casa incorpora a Pedro y a Carla. Nosotros buscamos como comunicarnos, para que en tiempos de soledad seamos un grupo para disminuir el riesgo. “Si el barco se hunde, nos hundimos todos”, suena la frase en la reunión. Silencio. Volvemos todos a trabajar.

Cuando me voy del hospital tomo Camino de Cintura y en la radio sonando alto: “Un osito de peluche de Taiwán”. Son esos momentos en que uno se pone a reflexionar y alumbra una tormenta. Todo es tan tranquilo. Que el silencio anuncia el ruido de la calma que antecede al huracán.

En esta nota:

Comentarios