No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad INTERNACIONALES

EE.UU: con más de 1.000 muertos en 24 horas, superó los 142.000 decesos

Tras la reapertura de las actividades, el país más afectado por la pandemia transita un fuerte rebrote de la enfermedad que pone al límite las capacidades del sistema de salud en varios estados, al tiempo que se acerca a confirmar 4.000.000 de infectados. 

El país cuenta con 3.902.135 de infectados por Covid-19

El país cuenta con 3.902.135 de infectados por Covid-19

Tras dos semanas en las cuales se había advertido un descenso en el número de fallecidos por coronavirus en los Estados Unidos, el país evidencia el impacto de un fuerte rebrote que en términos comparados aumentó en un 5% la cantidad de decesos ocurridos en los últimos siete días. 

142.068 norteamericanos han muerto a causa del Covid -19, una cifra que los expertos advierten probablemente aumentará después de los recientes picos en el número de casos y del alarmante incremento de las hospitalizaciones en muchos estados.

Los decesos en Estados Unidos habían alcanzado su pico en abril, cuando el país perdió un promedio de 2.000 personas por día. En ese orden, las muertes habían disminuido constantemente, con un promedio de 1.300 por día en mayo y menos de 800 por día en junio.

Pero tras la reapertura de las actividades en varias zonas del país, las muertes subieron en 21 de los estados, incluidos Arizona, Florida y Texas.

Además, si bien parte del incremento en los casos se puede atribuir a un mayor testeo general, las hospitalizaciones, que no necesariamente están vinculadas al número de pruebas, también comenzaron a aumentar a finales de junio.

En lo que va del mes, 17 estados informaron de un número récord de pacientes con coronavirus, al tiempo que nueve estados revelaron cifras récord el martes, incluidos Alabama, Texas y California.

Trump y las mascarillas 

El presidente Donald Trump cambió su retórica y en la jornada de ayer “animó” a los estadounidenses a usar mascarilla si no pueden mantener la distancia con las personas a su alrededor.

En su primera sesión informativa centrada en la pandemia en meses, Trump comentó a los periodistas presentes en la Casa Blanca que la situación por el virus probablemente empeorará antes de mejorar, en un reconocimiento de cuán grave se ha vuelto el problema.

A medida que los casos de coronavirus se disparan en todo el país, incluso en estados políticamente importantes como Florida, Texas y Arizona, el mandatario está cambiando su tono para tratar de controlar la cantidad de casos, mientras lucha por la reelección contra el demócrata Joe Biden, quien lidera las encuestas en la antesala de los comicios del 3 de noviembre.

"Le estamos pidiendo a todos que cuando no puedan distanciarse socialmente, usen una mascarilla (...) Guste o no, la mascarilla tiene un impacto, tendrá un efecto", dijo Trump.

Estados Unidos y las mascarillas

El uso de máscaras protectoras se había politizado en los Estados Unidos incluso antes de que gran parte del país se cerrara a principios de esta última primavera. Las máscaras han sido comunes durante años en los países del este de Asia, donde son vistas como una forma simple de protegerse a sí mismo (y a otros) de la enfermedad

Pero en los Estados Unidos rápidamente se estigmatizó, dando lugar a ataques racistas que con sus imágenes se convirtieron en una opción para ilustrar las historias de los medios estadounidenses sobre el coronavirus, a pesar de que el virus no se limitaba a las comunidades asiático-americanas.

En lugar de buscar orientación sobre las máscaras en los países asiáticos, que ya habían pasado por la epidemia de SARS en 2003, Trump se basó en la retórica anti-asiática en los primeros meses de la pandemia, culpando a China y usando un nombre despectivo para una enfermedad que de momento ya confirmó al menos 14.968.982 de casos en todo el mundo.

En esta nota:

Comentarios