No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad INTERNACIONALES

Ecuador: Lasso decretó el estado de excepción nacional y crece la tensión

En este contexto la mayor organización indígena de Ecuador, la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador) decidirá el viernes la fecha de una protesta nacional.

La medida fue anunciada por cadena nacional | Foto: Reuters

La medida fue anunciada por cadena nacional | Foto: Reuters

En un escenario de creciente deterioro institucional y conflictividad social en ascenso, el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, autorizó una movilización extraordinaria del Ejército y la policía invocando un aumento del delito a causa del narcotráfico.

En la antesala a lo que fue su encuentro con el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, a quien prometió respetar los principios “democráticos” durante ese periodo, el mandatario ecuatoriano anunció las medidas por cadena nacional. 

En este sentido, comunicó haber decretado, con efecto inmediato, un estado de excepción por 60 días en todo el territorio nacional en virtud del cual soldados y policías patrullarán las calles las 24 horas a fin de salvar vidas "de las garras de la delincuencia".

Lasso dijo que se creará una unidad legal especial y se enviará un proyecto de ley al Parlamento para proteger a policías y militares que sean demandados por "cumplir con su deber", y hasta adelantó que indultará a integrantes de las fuerzas de seguridad "injustamente condenados".

Tras este potente anuncio, el mandatario le garantizó el respeto al estado de derecho a Blinken, que, a la vez, opinó que las medidas deben estar "muy centradas en lo que quieren lograr y tener una duración finita y, por supuesto, seguir y proceder de manera que defiendan los valores democráticos".

Según el Gobierno, entre enero y octubre de este año se registraron cerca de 1.900 homicidios intencionales, frente a cerca de 1.400 de todo 2020. El presidente refirió que la mayor parte de ellos están relacionados con el tráfico de drogas.

En ese marco, fue clave su charla con Blinken, que reseñó que el exbanquero le prometió que el Ejecutivo “está comprometido en mantener todos esos estándares, que son tan importantes para el pueblo ecuatoriano”.

En adición a los sucesivos motines carcelarios, el anuncio llegó, también, en momentos en que crece el descontento social y se complica el escenario político del Gobierno, que no tiene mayoría en la Asamblea Nacional.

En un aparente intento por adelantarse a críticas por el oportunismo del anuncio, el Gobierno se apresuró a aclarar que el estado de excepción garantiza el derecho a las protestas, justo cuando se suceden manifestaciones y se esperan aún más por un alza de los combustibles.

A esto se suma una citación a Lasso para comparecer ante una comisión parlamentaria luego de que la investigación Pandora Papers afirmara que el mandatario tuvo empresas off shore antes de llegar al poder.

En este contexto, la mayor organización indígena de Ecuador, la CONAIE (Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador) decidirá el viernes la fecha de una protesta nacional.

Además, en el plano institucional, el legislativo devolvió al Ejecutivo un proyecto de ley que incluye una reforma laboral y tributaria que fue duramente rechazado por sindicatos y movimientos sociales.

El órgano de la Asamblea Nacional que revisa las leyes antes de autorizar su tratamiento dijo que el proyecto presentaba "inconsistencias" con la Constitución y pidió a Lasso que las subsanara.

Frustrado, el mandatario respondió alegando, esta semana, que no descartaba hacer uso de una prerrogativa que le permite disolver el Parlamento.

Comentarios