Actualidad

El FMI pronosticó menor crecimiento y alta inflación para Argentina

El Fondo Monetario divulgó un reporte tras la revisión en la que aprobó el desembolso de U$S 5400 para la administración Macri. Cuáles son sus observaciones sobre la economía local.

Con varias advertencias, el FMI actualizó sus proyecciones para la economía argentina.

Con varias advertencias, el FMI actualizó sus proyecciones para la economía argentina.

Los técnicos del Fondo Monetario Internacional actualizaron sus proyecciones económicas para la Argentina. Los datos se conocieron en la tarde de este lunes, tras la divulgación de un staff report que reduce el crecimiento estimado y a la vez espera una inflación más alta.

El paper del FMI habla de "riesgos elevados" ante el proceso eleccionario que se avecina y advierte que "comprometería el acceso al financiamiento" además de "una salida de inversores desde activos en pesos y presiones sobre el tipo de cambio".

El organismo estimó una caída de 1,3 por ciento del PBI para este año y un crecimiento de apenas 1,1 por ciento para 2020 frente al 2,2 por ciento que pronosticó hace unos meses.

Respecto a la inflación, el Fondo reconoce que bajó, "pero aún se mantiene elevada" y calcula para este año un 40,2% contra el 30,5% estimado hace unos meses. Y para 2020 espera un 32,1%, una cifra aún muy alta

"Esto llevaría a un empeoramiento de los resultados sociales, al aumento de la pobreza y a una erosión del apoyo público al programa de políticas del gobierno", admiten en el Fondo.

En cuanto al desempleo, el informe proyecta una tasa del 10% hasta 2021, cuando podría caer al 9,8%.

 "Con la inflación persistente, las tasas de interés reales deberán permanecer altas por más tiempo, afectando la demanda interna y las importaciones", sostiene el documento.

"Sustentabilidad de la deuda"

Los técnicos del FMI entienen que "la elevada deuda pública y las necesidades de financiamiento, y la alta sensibilidad a los movimientos del mercado, plantean riesgos de sustentabilidad de la deuda para Argentina".

Esperan que la deuda pública con respecto al PIB disminuya a 77 % del PIB para fines de 2020 y se proyecta que caiga a 60% en el mediano plazo, reflejando la consolidación fiscal programada. No obstante, "estas previsiones están sujetas a riesgos vinculados con el tipo  de cambio, las tasas de interés, el crecimiento económico y los pasivos contingentes".

En esta nota:

Comentarios