Actualidad Femicidio

El juicio por Ivana Milio entra en fase decisiva

El viernes se sabrá la sentencia. En las audiencias se conocieron detalles tremendos sobre el asesinato de Ivana, quien fue ultimada a golpes por su pareja. 

Julio Mendoza está cada vez más complicado.(Foto: Unidiversidad.)

Julio Mendoza está cada vez más complicado. | Foto: Unidiversidad.

Cada vez falta menos para que se expida la sentencia sobre el caso Milio. Y a medida que avanza el juicio, la situación de Julio Mendoza se vuelve más complicada.  

“Cuando la trajeron, ella parecía una bolsa con nueces enteras”, afirmó un médico forense. 

Los últimos datos que se dieron a conocer fueron los que dio el forense que le hizo la necropsia al cuerpo de Ivana: dijo que tras la golpiza de Mendoza, el rostro de la mujer estaba tan fracturado que al sostener su cabeza sintió una sensación similar a  “cuando uno agarra con las dos manos una bolsa conteniendo nueces enteras". “Era ese ruido y esa sensación”, rememoró. 

Consultado acerca de la posible causa de muerte, el médico explicó que probablemente se debió a una conjunción de factores, entre ellos los golpes en el cráneo, asfixia y estrangulamiento

La diferencia física, desde ya, era importante. Mendoza sabe boxeo y ha practicado Kick Boxing.

Todo indica que Mendoza mató a su pareja y quiso escapar. Antes de quedar preso, intentó contactar a una ex novia y una amiga para pedirles ayuda. Igual se entregó al otro día. El médico que lo revisó tras la detención dijo que notó en el hombre lesiones que tendrían que ver con el crimen: rasguños en el pecho y los brazos, las manos hinchadas por los golpes y una fractura en la mano izquierda.  

Lo incriminó más todavía la policía científica, que comunicó que el Ford Focus en el que Mendoza huyó tenía manchas de sangre de la víctima y del acusado.  

“Mi sueño es que nadie más vea cómo quedó el cuerpo de Ivana” (Fiscal Oscar Sívori) 

Son argumentos de peso que se suman y van inclinando la balanza del veredicto. Pero no son los únicos. Días atrás, el fiscal Oscar Sívori se emocionó al reclamar que se condene a Mendoza, y dijo querer “que nadie más vea cómo estaba el cuerpo de Ivana”.  

En su exposición, el fiscal relató que cuando la mujer ya estaba inconsciente, el acusado arrancó un televisor LED de 32 pulgadas que estaba empotrado en la pared y la golpeó 5 veces en la cabeza con ese objeto. "Le quebró todos los huesos de la cara", se indignó

Por otra parte, una psicóloga que analizó al acusado lo diagnosticó como “narcisista” y como un individuo con “dificultades para evaluar la consecuencia de sus actos".  

A su turno, la defensa de Mendoza optó por un tono duro y señaló que muchas de estas consideraciones son “humo”, al tiempo que subrayaba que el detenido “es inocente hasta que se demuestre lo contrario”.  

Será tarea del jurado decidir la pena a aplicar en este juicio, que es el primero en su tipo que se desarrolla en San Martín. El veredicto, no obstante, debe ser unánime: si los 12 vecinos encuentran culpable a Mendoza, será condenado a prisión perpetua por homicidio agravado por el vínculo y por mediar violencia de género.  

Ivana Milio (46) era una conocida empresaria de la zona. Los testigos dicen que la relación con su pareja, Julio Mendoza (33), distaba de ser idílica. Pero como suele ocurrir, casi nadie pensó que el vínculo podía terminar en femicidio. Hasta que fue demasiado tarde

En esta nota:
  • Femicidio
  • San Martín
  • Caso Milio
  • Juicio por jurados

Comentarios