No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad INTERNACIONALES

El presidente de Irán suspendió una entrevista porque la periodista se negó a usar el velo

Christianne Amanpour, reconocida presentadora de CNN, se rehusó a usar el hiyab al momento de entrevistar al primer mandatario iraní. El hecho ocurrió en el marco de la ola de protestas en Irán por la sospechosa muerte de Masha Amini.

El presidente de Irán suspendió una entrevista porque la periodista se negó a usar el velo

El presidente de Irán suspendió una entrevista porque la periodista se negó a usar el velo

El presidente de Irán, Ebrahim Raisi, canceló este jueves una entrevista y dejó plantada a Christiane Amanpour, una de las periodistas más prestigiosas de la cadena CNN que iba a entrevistarlo en la ciudad de Nueva York, ya que la mujer se negó a utilizar el velo durante la charla, propiamente llamado hiyab.

Este episodio ocurre en el marco de las intensas protestas que estallaron en varias ciudades iraníes contra el régimen teocrático a raíz de la sospechosa muerte de Masha Amini, una joven de 22 años que perdió la vida luego de ser detenida por la "policía de la moral" en Teherán por no llevar el hiyab cubriendo correctamente la totalidad de su cabello.

Una imagen sin fecha obtenida de redes sociales muestra a Mahsa Amini. (IranWire/vía REUTERS)

Masha murió mientras estaba detenida, aparentemente por un fallo cardíaco. Sin embargo, otras versiones indican que había sido golpeada hasta la muerte durante su traslado a la comisaría. Tras confirmarse su fallecimiento comenzó la ola de protestas en Irán, que ya dejaron más de una decena de muertos.

Miles de personas salieron a las calles, y algunas mujeres se cortaron el pelo y quemaron sus hiyabs en público en protesta contra la ley islámica que las obliga a llevar el pañuelo en la cabeza como un símbolo impuesto por los líderes clericales del país, que rigen lo que la gente puede usar, mirar y hacer. 

La periodista habla farsi con fluidez ya que tiene raices iraníes de parte de su padre, madre británica y se crió en Teherán. En sus redes, explicó que la entrevista estaba a punto de comenzar cuando un asistente del mandatario le sugirió que se coloque el velo, sin embargo, Amanpour se negó.

"Rechacé cortésmente", aseguró la mujer que es jefa de Internacional de CNN. "Estamos en Nueva York, donde no existe ley o tradición con respecto a los velos" añadió y remarcó que "mientras continúan las protestas en Irán y la gente está siendo asesinada, habría sido un momento importante para hablar con el presidente Raisi".

En un hilo de Twitter agregó mayores detalles: “Las protestas se extienden por Irán y las mujeres queman sus hiyabs tras la muerte la semana pasada de Mahsa Amini, después de su detención por la ‘policía de la moral’. Los grupos de derechos humanos dicen que al menos ocho han sido asesinados. Anoche tenía previsto preguntar al presidente Raisi sobre todo esto y mucho más”, contó.

“Esta iba a ser la primera entrevista del presidente Raisi en suelo estadounidense, durante su visita a Nueva York para la Asamblea General de Naciones Unidas. Tras semanas de planificación y ocho horas de preparación del equipo de traducción, las luces y las cámaras, estábamos preparados. Pero ni rastro del presidente Raisi”, continuó.

“40 minutos después del comienzo de la entrevista, un ayudante se acercó. Dijo que el presidente me sugería que llevara un pañuelo en la cabeza, porque son los meses sagrados de Muharram y Safar. Me negué cortésmente. Estamos en Nueva York, donde no hay ninguna ley ni tradición sobre el pañuelo. Señalé que ningún presidente iraní anterior lo había exigido cuando los había entrevistado fuera de Irán”, añadió.

“El ayudante dejó claro que la entrevista no se realizaría si no llevaba un pañuelo en la cabeza. Dijo que era ‘una cuestión de respeto’, y se refirió a ‘la situación en Irán’, en alusión a las protestas que recorren el país. Una vez más, le dije que no podía aceptar esta condición inédita e inesperada. Y así nos fuimos. La entrevista no se realizó. Como las protestas continúan en Irán y hay muertos, habría sido un momento importante para hablar con el presidente Raisi”, concluyó.

Comentarios