Actualidad POLÍTICA

El tema (político) del verano: ¿Qué significa desdoblar las elecciones?

En las últimas horas la Comisión Bicameral que analiza un posible desdoblamiento de los comicios municipales en la provincia de Buenos Aires se reunió en la ciudad de Mar del Plata.

El 28 de febrero de 2019 es la fecha límite en la que la Comisión deberá emitir dictamen sobre la posibilidad de desdoblar las elecciones

El 28 de febrero de 2019 es la fecha límite en la que la Comisión deberá emitir dictamen sobre la posibilidad de desdoblar las elecciones

Con la ausencia de los representantes del Partido Justicialista, quienes rechazan cualquier tipo de cambio en el cronograma electoral, diputados y senadores bonaerenses mantuvieron el primer encuentro del grupo encargado de definir el adelantamiento de las elecciones en la provincia de Buenos Aires.

Para el Justicialismo, la ausencia al encuentro responde a que el costo de este proceso sería habilitante para construir 200 jardines de infantes o aumentos en un 20% al presupuesto de los comedores escolares.

Lo cierto es que el 28 de febrero de 2019 es la fecha límite en la que la Comisión deberá emitir dictamen sobre la posibilidad de desdoblar las elecciones municipales, inclusive a modo experimental, en algunos municipios.

Indistintamente del color político, ¿para qué sirve adelantar las elecciones?

Sirve para que un candidato no esté determinado por el voto de la llamada “boleta sábana”. En la práctica, esta es la que incluye a candidatos de varias categorías de cargos juntos (Presidente, Gobernador, Intendentes) y que genera lo que se conoce como efecto arrastre.

Sólo dos países en América Latina la tienen: Argentina y Uruguay. Pensada para un sistema bipartidista que ya no rige sobre la vida política nacional, este formato se encuentra cada vez más cuestionado.

¿Qué motivaría a Cambiemos para adelantar las elecciones?

El primer punto tiene que ver con la historia reciente. En las elecciones legislativas del año 2017, la activa participación de la gobernadora Vidal (quien lógicamente no fuera candidata) fue clave para la victoria de Esteban Bullrich en el distrito más poblado de la Argentina.

Esto quiere decir que en caso de que el llamado a votar en la provincia sea antes que en las presidenciales, una eventual victoria de Vidal reforzaría la candidatura de Macri y aumentaría la necesaria polarización para con el kirchnerismo. De igual manera, además la gobernadora separaría su suerte para ser reelecta de la que corra el presidente.

¿Cuál es el contrapunto que el oficialismo observa en esta decisión?

Lo cierto es que las recurridas consultoras analizan que la imagen de Macri en el conurbano está en caída y es irrecuperable.

En adición a esto, señalan que los bonaerenses se están volviendo bastante opositores al gobierno del presidente, pero no así al de Vidal. En ese sentido, las chances de reelección de Vidal y el evitar el arrastre negativo de Macri aumentarían al separar su boleta de la del presidente.

En esta nota:

Comentarios