No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad CAJA NEGRA

Facundo Campazzo: "Nunca pensé que mi juego daba para llegar a la NBA"

El cordobés hace su presentación en Caja Negra y repasa los momentos más lindos y dificiles de su carrera. Sus inicios en la Liga Nacional, la Selección, Ginóbili, Scola y más.

Facundo Campazzo deja su lugar fuera de la cancha y aprovecha sus primeras vacaciones en dos años para poder estar en Argentina y descansar. En el medio, es el turno de su primera Caja Negra en un mano a mano imperdible con Julio Leiva.

Cordobés de pura cepa, se convirtió en la figura de los sucesores de la Generación Dorada y a base de mucho esfuerzo y trabajo venció los tabúes sobre la altura de los jugadores de basquet y tras brillar en España con Real Madrid, ya tuvo su primera temporada en la NBA defendiendo a Denver Nuggets, algun que nuna imaginó.

"Soñabas con jugar en la Liga Argentina. Era mi sueño porque creía que mi juego
no daba. Pero es como que no caés, no tomas dimensión muchas veces de donde
estás y en cierto punto pensás que es normal", remarcó subre su llegada a la franquicia de Colorado.

Facundo Campazzo en Caja Negra.

"Quizás la primera vez que me cae la ficha es cuando me puse la primera camiseta de entrenamiento y me la veía, decía "NUGGETS". El 7, veía el numero, mi apellido y digo: "soy yo. Llegué", pero después pasan los días y lo tomas con más normalidad", destacó el surgido en Muni de Córdoba.

A sus 30 años disfruta de uno de los mejores momentos de su vida, acompñado como siempre por su esposa Consu y por su pequeña hija Sara, que también le roba un poco la atención a papá. En este recorrido por su vida, Facu recuerda también como tomó esa decisión de dejar el Olimpo en Madrid para ser un "desconocido" en Estados Unidos.

"¿Qué pasaría si no lo hubiese intentado? Junto con mi pareja, mi familia, con mis cercanos, empezamos a pensar y después haber firmado empecé a hablarlo, a discutirlo y dije: 'Bueno, vamos a intentarlo, ya está, ya firmé, pero quiero intentar cumplir un sueño, que era un sueño reciente, porque antes era una fantasía... Y bueno, pasó todo eso después".

Córdoba, sin embargo, sigue siendo su hogar. Allí no sólo venció los miedos sino que llegó a tener una cancha con su nombre. "Es algo que cuesta creer un poco, porque una cancha no siento que sea como que tiene mi nombre y no siento que se merezca llevar solamente mi nombre. No estoy acostumbrada a ese tipo de cosas y me cuesta asimilar".

Allí también se bancó las críticas por su altura que lo ayudaron a crecer. asegurando que si bien era algo constante no le afectaba. "Quizá porque cuando era más pibe estaba en el Municipal o éramos todos bajitos y jugábamos contra también contra Atenas, contra los buenos clubes que eran todos altos".

Dos temas que han sido factores determinantes en su forma de ser fue haber coincidido en cancha con Emanuel Ginóbili y Luis Scola. Sobre ellos, habla y recuerda grandes momentos de sus primeros pasos, hasta el retiro de Luifa en Tokio 2020, hace apenas un puñado de semanas.

"Manu es un jugador que que cambió el deporte argentino, no solamente por su manera de jugar, sino también por su. Su cabeza, su manera de pensar. La verdad es que poder haberlo compartido y disfrutado es un privilegio para mí es un orgullo", destacó Campazzo, antes de hablar del pivot.

"Es único. No va a haber nadie como él. Para mí va a haber un antes y un después.
Después de este, el retiro de la selección. Me pasa lo mismo que pasa con Manu en el punto
de que te enseña cosas constantemente. No hace falta que te hable, pero
cuando te habla te lo dice y te lo dice al frente como tiene que ser. Un orgullo poder habe estado al lado de él en todo este proceso de la Selección", cerró.

Por último, Facu no le fue esquivo a lo que tiene que ver con las críticas y las presiones, que se han focalizado en los atletas de los Juegos Olímpicos. "En lo personal intento no consumir mucho, ni lo bueno y lo malo, creo que es perjudicial en ambos extremos, pero venimos de una pandemia también que a mucha gente le costó entrenar, que le costó prepararse para esto. Entonces quizá uno no lo sabe. Gracias a Dios son mas las cosas de apoyo que pero hay veces que tenés 10 cosas buenas y hay una mala, y la que realmente te pega es la mala", cerró.

Comentarios