No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad POLÍTICA

Fernández Soto: “Creo que los jóvenes tienen una visión ‘antipolíticos’, no ‘antipolítica’”

La precandidata a legisladora de Republicanos Unidos dialogó con Filo.news acerca del voto joven y el afán de los partidos por captarlo. Además, habló sobre la interna en Juntos por el Cambio y afirmó que su espacio busca ser la "figura predominante" dentro de la coalición opositora.

Fernández Soto: “Creo que los jóvenes tienen una visión ‘antipolíticos’, no ‘antipolítica’”

Fernández Soto: “Creo que los jóvenes tienen una visión ‘antipolíticos’, no ‘antipolítica’”

Por: Alejandro Segade

Juntos por el Cambio presentará tres listas en la Capital Federal. Dentro de la interna del oficialismo porteño, una de las alternativas será la de Republicanos Unidos, que tiene a Ricardo López Murphy como primer precandidato a diputado nacional y principal referente; para la Legislatura, el ala liberal de la coalición llevará una boleta encabezada por Roberto García Moritán. En esta nómina figura, en el sexto lugar, el nombre de Abril Fernández Soto.

Fernández Soto tiene 21 años, es diseñadora gráfica y estudiante de Derecho, y coordinadora de Jóvenes Republicanos Unidos. “Encontré en este espacio el proyecto para construir el país que queremos, donde se pueda progresar, donde el mérito valga, un país más justo y más libre”, señala una breve descripción en el sitio web del partido.

En diálogo con Filo.news, cuestiona la concepción que muchas veces tiene la sociedad sobre los liberales, a quienes adscriben ideas congruentes con la “ultraderecha o el conservadurismo” -“creo que estoy en la vereda de enfrente del conservadurismo y el nacionalismo proteccionista”, indica-, y afirma que estudia Derecho porque quiere pelear por la Justicia, y que por esa misma razón se involucró en política, porque cree “que las injusticias que estamos viviendo hoy en día no las vivimos nunca antes”.

“Creo que tenemos que ocupar todos los espacios, porque si no los ocupamos nosotros, van a venir otros a ocuparlo. Y generalmente son los mismos de siempre, con los cuales ya estamos hartos”, sostiene.

¿Qué se define en las próximas elecciones?

En nuestro caso, se define el camino que va a tomar la oposición. Cuál es la figura predominante dentro del frente opositor mayoritario, que en este caso sería Juntos por el Cambio. Eso es lo que vamos a definir en las PASO. Si queremos una oposición fuerte frente al kirchnerismo, al populismo, o si seguimos como estamos, con una oposición tibia que responde a los intereses oficialistas. Después de las PASO, lo que se define es qué respuesta va a tomar la ciudadanía frente a todo lo que estamos viviendo. Va a ser como el primer golpe que va a sentir el Presidente de la ciudadanía con los votos. La respuesta de la gente a qué le pareció la gestión de la pandemia, qué le pareció en términos económicos, sanitarios y sociales.

¿Cuál sería tu mirada de estos dos primeros años de gestión?

La gestión fue deplorable, sin ninguna duda. Tenemos un 50% de pobreza, tenemos 25.000 comercios cerrados, y los que no están cerrados están fundidos, no pueden pagar a sus empleados; tenemos una cantidad enorme de desocupados; tenemos el caso del Olivos-Gate. Incluso yo fui una de las denunciantes al Presidente por esta causa. Vemos ciudadanos muy frustrados, muy fundidos. Y del otro lado vemos una casta política que parecen no afectarle de esos problemas y que parece gobernar para sus propios intereses. Entonces creo que el gobierno de Alberto Fernández falló en todos los aspectos, en el aspecto económico, el aspecto sanitario, porque tenemos más de 100 mil muertos, incluso también tenemos el escándalo del vacunatorio VIP. También fue una mala gestión en términos vacunatorios, fue una mala gestión desde el principio, cuando no había testeos, en términos sociales. Todo el esfuerzo lo tuvo que hacer en el sector productivo. El privado cada vez se achica más y ya es algo insufrible.

¿Cómo ves al voto joven para esta elección?

Los jóvenes siempre solemos rebelarnos contra el statu quo, el establishment. Y hoy el statu quo es la casta política, son los dirigentes que se van pasando el poder de mano en mano y gobiernan en base a sus propios privilegios. Creo que la reacción joven va en contra de la casta política en general. Por eso capaz tienen una visión, no quiero llamarla anti política, sino anti políticos, que es muy distinto. Yo creo en la política y creo que es la herramienta para cambiar la vida de la gente. Hay que tener vocación para hacerlo. Mucha gente entra en política por el dinero, y creo que eso nos hizo mucho mal, mucho daño a todos los argentinos. Creo que realmente hay que tener vocación para hacerlo. Y otra de las cuestiones por la cual creo que los jóvenes se fueron alejando del Frente de Todos, o incluso también de la izquierda, es porque nos están expulsando cada día más a irnos del país, a que la única opción que tengamos sea en Ezeiza. Muchas veces me preguntan por qué me involucré en política. Cómo no me voy a involucrar si hoy en día el único futuro que podés planificar es en el exterior; si hoy no accedes al mercado laboral; hoy no conseguís trabajo, hoy no podés ni siquiera ir a la facultad; cómo no me voy a involucrar si veo a mis abuelos que trabajaron toda su vida y cobran miseria de jubilación; cómo no va a involucrar si veo a mi mamá que se quedó sin trabajo por la pandemia. Son un montón de cuestiones que a uno lo hacen llegar al punto del hartazgo y decir ‘loco, me quiero quedar en mi país porque amo mi país, porque es el país donde nací, el país donde pienso criar a mis hijos y demás’. Es un poco luchar por eso. Es luchar contra un Gobierno, contra una ideología que nos está expulsando a nosotros y nos está dejando afuera.

¿Cuál sería el mensaje que les podrías dar desde tu espacio?

Voy a hacer todo lo posible para que Ezeiza sea el lugar donde vuelvan los argentinos que se fueron, no donde los argentinos salgan, donde los jóvenes salgan. Hoy somos uno de los países que mayor fuga de cerebros tiene, incluso más que Venezuela. Estamos expulsando jóvenes. Nosotros les pedimos que nos den su voto de esperanza, porque nosotros vamos a hacer realmente que haya una dinamización en el mercado laboral, donde realmente los va a incluir a los jóvenes, donde van a poder tener salida laboral. Nosotros escuchamos mucho el discurso del oficialismo de la anti-empresa. Es muy cuestionable, porque cómo vamos a conseguir nosotros trabajo genuino si se le ponen palos en la rueda al que quiere producir en el país. ¿Cómo vamos a traer inversores al país si lo único que hacemos es castigar al que quiere producir? Nosotros prometemos sacarle el castigo; sacarle la mochila de encima al que quiere producir; bajar el gasto público; achicar la carga impositiva; quitar regulaciones absurdas. La cantidad de pasos que tenemos que hacer para inscribirnos a un monotributo es absurda, es absurda la cantidad de burocracia y trámites que tenemos que hacer. Nosotros queremos que una empresa se pueda crear, como máximo, en cinco días, es uno de los proyectos que vamos a impulsar Entonces, de esa forma, haciendo que el que el mercado laboral sea dinámico, es la única forma de que nosotros los jóvenes tenemos la posibilidad de acceder. Que el empleador no tenga que adoptar un empleado, sino que lo tenga que contratar realmente, y que el contratado no se vea obligado a quedarse en el trabajo porque si se va de ahí pierde la antigüedad y tiene que empezar de vuelta y todo su sueldo depende de la antigüedad y demás cuestiones. Creo que el factor primordial en la juventud hoy en día es que no se consigue trabajo. Incluso también tiramos currículums y la respuesta es ‘no tenés experiencia laboral’, y entonces ‘¿cómo voy a tener experiencia laboral si no me contratan?’. Y así es como un bucle que termina produciendo el hartazgo. ¿Por qué me voy a quedar acá en el país si sé que trabajando de repartidor en cualquier otro país europeo puedo vivir mucho mejor? Nosotros le vamos a devolver la dignidad al trabajador argentino, es lo que buscamos. Apuntamos a que se queden a pelearla con nosotros en el país.

¿Cuál es tu mirada sobre la paridad de género, tanto en la política como en otros ámbitos?

Me parece sumamente discriminatorio. Puede ser considerado discriminación positiva, pero, en este caso, siento que la mujer expuesta en un lugar de vulnerabilidad está puesta en un lugar de inferioridad de condiciones frente al hombre, con lo cual no me parece que sea beneficioso para la mujer, porque después lo que termina generando, justamente, es que se cuestione a la mujer que llega a un cargo de poder, diciendo ‘llegó por el cupo, llegó porque es la esposa de, o porque es la amante de, o porque es la hija de, o lo que fuere’. Siempre los cargos tienen que ser ocupados por idoneidad y por mérito, indiferentemente de si seas mujer o si seas hombre, o lo que fuere, creo que ahí está el punto de la cuestión. No sentirnos menos, no ponernos como mujer en el rol de víctima. Eso es, desde mi punto de vista, lo que lo que intento siempre transmitir. Nosotras, como reales mujeres empoderadas, no tenemos que ir a pedir un Estado que por favor nos dé un lugar en una mesa chica. Nosotros lo tenemos que ganar como somos capaces de ganarlo.

¿Qué opinás del lenguaje inclusivo?

Cada uno puede hablar como quiera, cada uno es libre de hablar como le plazca. Yo no me voy a meter en la esfera privada de cada persona. Pero sí creo que es absurdo. Creo que mi prima hipoacúsica se muere de risa cuando hablan de lenguaje inclusivo por poner una ‘e’. Y Creo que las feministas liberales de la primera ola se mueren de risa cuando vienen mujeres a decirle que una ‘o’ las oprime. Y también siento que hay muchas mujeres trans, que han batallado mucho porque se las reconozca como mujeres, que no se sienten reconocidas por una ‘e’. Yo prefiero que me digan que soy mujer, prefiero que me identifiquen como la. Entonces no está bueno tampoco poner una ‘e’ cuando no estás incluyendo a nadie. La pregunta acá es, ¿de qué sirve? ¿Para qué? ¿Por qué se hace? ¿Por qué cambiar el lenguaje? Sí tuviese un por qué válido, si realmente estuvieras siendo inclusivo, tendría una cierta validez, tendría legitimidad. Hoy creo que no la tiene. Creo que es más una cuestión de tribuna, una cuestión muy superficial, que otra cosa. Es parte de una agenda, pero no más que eso.

¿Estarías de acuerdo con bajar la edad de imputabilidad?

Muchas veces se nos tilda a los liberales como más punitivistas, que queremos penas más duras, incluso hasta pueden pensar que queremos pena de muerte. Estoy totalmente en contra de la pena de muerte. Lo que creo es que no necesariamente una Justicia efectiva es aquella que pone penas más duras. Hay un problema más de base. Sí hay que decir que un violador no tiene que salir de la cárcel nunca, ni por buena conducta ni por nada. Podemos dividir entre presos que se pueden recuperar, o pacientes en los que se pueden recuperar, y pacientes irrecuperables. Entonces ahí hay un trabajo que hacer en, por ejemplo, los menores de edad. También hay un trabajo que hacer en las en las cárceles, que no funcionen como escuelas para delinquir. Que el que entra, que capaz es un chico que entra por un robo, no termine saliendo peor que como entró. Eso no puede pasar. Tenemos que invertir en cárceles que realmente sean para resocialización de los reos, como bien está señalado en el artículo 18 de la Constitución Nacional. Creo que es apuntar ahí. No sé si es necesario penas más duras, o bajar la edad de imputabilidad, sería cuestión de hacer un análisis más profundo acerca de ese caso. Sí creo que el delito, la seguridad en estos en estos tiempos, es algo muy vinculado a lo sociocultural y hacia lo económico. Entonces, cuando un país es muy pobre, lo que tiende a hacer es aumentar los casos de inseguridad. Con una economía sana, lo más probable, efectivamente, es que se reduzcan los casos de inseguridad. Creo que va todo de la mano.

¿Estás a favor de la legalización del uso recreativo de la marihuana?

Estoy a favor del consumo, creo que es algo en lo que coincido con el Presidente. Igualmente, entiendo que está usado un poco… el voto joven hoy es algo difícil de conseguir, y creo que están todos matando por eso. Digamos, es el presidente, lo podría impulsar. Podría llevar esa ley al Congreso; sin embargo, elige no hacerlo. Entiendo también que estamos en una situación muy complicada, en la que tenemos un 60% de chicos en la pobreza, donde no lo veo como prioridad. Pero ideológicamente yo estoy a favor de la legalización y el consumo de marihuana. Ahora, no lo veo como prioridad.

¿Apoyarías una reducción de la jornada laboral?

No creo que tenga que estar regulada la cantidad de horas para trabajar, creo que eso queda más en el contrato entre privados, entre lo que el empleador y el empleado acuerden para trabajar. Hay otras propuestas que dicen ‘6 horas laborales y un sueldo mínimo de 100 mil pesos’. No todo es tan fácil, no nos dejemos llevar por promesas vacías. Está bien, todo muy lindo, todos queremos ganar un sueldo de 100 mil pesos. Si todos ganamos un sueldo de 100 mil pesos, posiblemente estemos hablando de una devaluación increíble. No son más que promesas vacías, porque detrás de eso, ¿cómo hacés? ¿Vas a obligar al empleador, que también se está fundiendo, porque todos la estamos pasando mal, a que te pague 100 mil pesos? Lo que terminas es poniendo trabas a la contratación. Si a cada empleado le tengo que pagar 100 mil pesos, posiblemente contrate un empleado en lugar de cuatro.

¿Creés que la vacunación contra el coronavirus debe ser obligatoria?

Creo que no debería ser obligatoria, pero soy totalmente pro-vacunas. Creo que todos los ciudadanos entendemos que el camino para salir de la pandemia es la vacunación, pero tampoco los podés obligar. Entiendo que debería funcionar así. Tampoco estoy de acuerdo con el pasaporte de vacunación y demás cuestiones que se hablaron, pero si llamo a la ciudadanía a vacunarse, creo que nos tenemos que involucrar todos, que es la única forma que tenemos para estar todos al menos vacunados.

¿Cuáles son tus expectativas para el próximo domingo?

Tenemos como expectativas romper las urnas, realmente dar un batacazo. No tengo ninguna duda de que la oposición va a hacer una grandísima elección. Lo que realmente esperamos es constituirnos como la voz mayoritaria dentro del frente opositor mayoritario, valga la redundancia, y dar un batacazo en las urnas para ponerle freno a todo el avasallamiento que estamos viendo últimamente frente a nuestras libertades y derechos constitucionales.

Comentarios