No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Inflación: crecen los plazos fijos indexados como alternativa para los ahorristas

El plazo fijo UVA gana atractivo para ahorrar en pesos, ya que garantiza un retorno igual a la inflación más un 1% anual. 

Inflación: crecen los plazos fijos indexados como alternativa para los ahorristas

Inflación: crecen los plazos fijos indexados como alternativa para los ahorristas

El impulso de la inflación durante los últimos meses y los anuncios oficiales sobre una desaceleración en la evolución del dólar provocan un aumento significativo de los depósitos a plazo fijo en pesos indexados: subieron casi 20% en enero y acumulan un ritmo de crecimiento similar en lo que va de febrero, lo que hace que el stock de estas colocaciones marque niveles récord.

La tasa del 37% anual que los bancos pagan por un plazo fijo tradicional es cada vez más negativa en términos reales, es decir, se ubica por debajo de la inflación. El Banco Central (BCRA) la mantiene congelada en un nivel que implica una renta del 3,083% por mes. Este número se mantiene fijo desde el 13 de noviembre, aunque la inflación escaló al 4% en diciembre y en enero.

Esta situación, combinada con el cepo cambiario que dificulta el acceso de los ahorristas a la compra de dólares, produjo primero un boom de demanda de los bonos indexados por CER (índice elaborado por el Banco Central que replica la inflación). Ahora, el efecto se replica en los depósitos privados a plazo fijo indexados en pesos bajo administración del sistema bancario.

Estos instrumentos son los plazos fijos en UVA (Unidad de Valor Adquisitivo). Su atractivo reside en que permite al ahorrista proteger su capital de la inflación. En concreto, otorga una tasa de interés igual al aumento del índice de precios más un 1% anual. De esta forma, el BCRA busca tentar al inversor frente a las distintas variantes del dólar y reforzar el alicaído stock de depósitos en pesos del sistema financiero.

La diferencia entre los plazos fijos UVA y los tradicionales reside en que los primeros otorgan una tasa de interés variable, en lugar de una fija (37% anual para los depósitos de menos de $1 millón). Además, fija un depósito mínimo de 90 días, en lugar de los 30 días de plazo al que puede depositarse uno tradicional. Sin embargo, la autoridad monetaria fijó la posibilidad de precancelar un plazo fijo UVA a los 30 días y recibir a cambio un rendimiento del 30,5% anual o de 2,54% a 30 días, equivalente al 70% de lo que recibiría si hubiese colocado su dinero en uno tradicional.

El importe depositado en UVA se actualiza por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (“CER”)- que sigue a la inflación del país a través del Índice de Precios al Consumidor (IPC) que cada mes publica el Indec.

Todos los bancos del país están obligados a ofrecer esta opción de ahorro tanto a través de canales presenciales como electrónicos. Para la constitución de los depósitos con opción de cancelación anticipada en UVA, cada banco puede ofrecer una tasa mayor a la mínima establecida (UVA + 1%) para hacerlo competitivo.

En esta nota:

Comentarios