No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad

La Comisión Europea propone un plan de rescate por 750.000 millones de euros para la UE

La propuesta combina préstamos y ayudas a fondo perdido para contentar al Norte y al Sur del bloque.

Ursula von der Leyen, titular de la Comisión Europea

Ursula von der Leyen, titular de la Comisión Europea

El órgano ejecutivo de la Unión Europea, la Comisión Europea, propuso un plan de 750.000 millones de euros (825.000 millones de dólares) para sacar la economía del pozo del coronavirus. Sin embargo, debe enfrentar ahora la difícil aprobación por los 27 miembros del bloque.

Con el objetivo de acercar posiciones, Bruselas propuso que este instrumento que tomará prestado en los mercados en nombre de la UE, se reparta como préstamos, como exigía Países Bajos, y ayudas a fondo perdido, como pedían España e Italia.

"El costo de la inacción en esta crisis será mucho más caro para nosotros", advirtió la titular de la Comisión, Ursula von der Leyen, llamando a los 27 miembros a "dejar de lado los viejos prejuicios" ante la eurocámara, y apoyar su plan.

En este marco, Von der Leyen, que llegó al poder en diciembre con un programa basado en la transición ecológica y digital como nueva estrategia de crecimiento de la UE, se enfrenta a su mayor reto: salir de la peor crisis económica desde la Segunda Guerra Mundial.

La extensión de la pandemia del coronavirus causó estragos humanos, con más de 173.000 fallecidos en Europa, y profundos daños económicos, con una contracción del 7,4% del Producto Bruto Interno (PBI) de la UE este año, según el ejecutivo comunitario.

Aunque los 27 miembros están de acuerdo en la necesidad de actuar para mitigar los daños del Covid-19, no esconden sus diferencias sobre la forma del plan. Por su parte, Países Bajos aboga por préstamos reembolsables, mientras que España e Italia quieren ayudas para no aumentar sus deudas.

Ese último escenario recibió la semana pasada el inesperado apoyo de Alemania, alineada tradicionalmente con los "frugales" adeptos del rigor fiscal y que, junto a Francia, abogó por un fondo de medio billón de euros en ayudas a fondo perdido.

Según el plan, Italia recibiría 81.807 millones en ayudas directas y 90.938 millones en préstamos, mientras que España contaría con 77.324 millones en subvenciones y 63.122 millones en créditos reembolsables.

El fondo de reconstrucción estará de hecho vinculado al Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027, el primer presupuesto de la UE sin Reino Unido y que debe financiar las nuevas prioridades y su "autonomía estratégica" frente a competidores como China.

En esta nota:

Comentarios