No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad

Las cartas más insólitas que trascendieron en la historia

De Amor, de odio, en forma de contestaciones o pedidos. Estas son 5 cartas que escribieron algunos personajes de la historia que te van a asombrar. 

Las cartas más insólitas que trascendieron en la historia

Las cartas más insólitas que trascendieron en la historia

Amamos internet, pero hay algo de lo mágico, de la ansiado, del deseo que quedó anulado con la inmediatez de las maquinas. 

Ya no esperamos ansiosos frente a un grabador que el locutor de radio anuncie ese tema que anhelamos, para darle play y rogar al cielo que no pise la pista.

O simplemente comprar esos papeles carta, algunos hasta saborizados para expresar nuestro amor, o afecto hacia alguien entrañable y esperar al cartero con una respuesta.

Hoy todo está online. Todo está a un click de distancia. 

Es por eso que acá te dejo 5 cartas increíbles que escribieron personajes increíbles.

¿Te imaginas recibir una carta de Jack el destripador, con una cajita sorpresa?

Esto es lo que le paso a George Lusk (Presidente del comité de vigilancia de Whitechapel).

Un 15 de octubre de 1888, el señor Lusk se encontraba presidiendo un grupo de ciudadanos comprometidos en encontrar al célebre asesino. Cuando le llego esta esquela con una cajita que contenía medio riñón humano.

La carta que databa “Desde el infierno” decía:

Desde el infierno
Mr Lusk
Señor
Os envío la mitad del
riñón que tomé de una mujer
la preservé para vosotros. La otra pieza
la freí y la comí, fue muy agradable.
Quizá os envíe el ensangrentado cuchillo
que lo sacó si sólo aguardáis un poco
más.
firma
Atrapadme cuando
Podáis.

Mishter Lusk (sic.)

Nunca se supo la identidad de este asesino serial, al que se le adjudican varios crímenes de mujeres que se dedicaban a la prostitución. Hoy los usuarios de twitter te encuentran en 5 minutos, Jack.

Nick Cave, a MTV y una rara combinación de musas y caballos…

Luego de que publicara en 1996 el disco que lo haría exitoso “Murder Ballads”.

MTV lo nomino en sus clásicos premios MTV AWARS como “mejor artista masculino”.

Y si vos crees que el cantante australiano estaba saltando en una pata de la felicidad, mejor leé la carta que les mandó.

A la gente de MTV.

Quisiera empezar agradeciéndoles por el apoyo que me han dado en los últimos años, y me siento agradecido y honrado por las nominaciones que he recibido para Mejor Artista Masculino.
La difusión que han recibido (los clips de) mis dúos con Kylie Minogue y PJ Harvey, de mi álbum MURDER BALLARDS, no ha pasado desapercibida y ha sido altamente apreciada (por mí). Así que, de nuevo, gracias. Dicho esto, siempre que es necesario reclamar mi candidatura a MAM sea retirada, y que por lo tanto cualquier premio o nominación para tal distinción en los próximos años sea presentado a aquellos que se sientan cómodos con la naturaleza competitiva de esta ceremonia. No es mi caso. Siempre he creído que mi música es única, y que existe más allá de territorios habitados por aquellos que reducen las cosas a una mera medida. No me siento en competencia con nadie.
Mi relación con la musa es delicada, y siento es mi deber protegerla de influencias que puedan ofender su frágil esencia.
Ella viene a mí con el regalo de una canción, y en retribución yo la trato con el respeto que ella merece. En este caso ello significa no sujetarla a la indignidad del juicio y la competencia. Mi musa no es un caballo y yo no estoy en ninguna carrera. (...) De manera que reitero que en verdad aprecio el fervor y la energía que MTV puso detrás de mi álbum, y digo gracias y reitero que no.

No, gracias.

Sinceramente. Nick Cave, 21 octubre, 1996.

Nick Cave

Así que ya saben, nada de nominaciones para el señor Cave.

Elvis Presley  y su deseo de ser un agente encubierto.

Este evento fue tan descabellado, que hasta se hizo una película en cuestión.

Todo empezó con Elvis en un avión escribiendo una carta a el entonces presidente de los EE.UU con el fin de ser un agente encubierto de la oficina antinarcóticos.

La carta en cuestión la escribió en una hoja de la aerolínea American Airlines con el fin de solicitar una reunión para explicarle de primera mano, como él podría ayudar al país y así salvarlo de las drogas, los hippies y las bandas de rock que hacen apología al consumo.

Está fue la carta que envío:

Querido Sr. Presidente:

Primero me gustaría presentarme. Soy Elvis Presley, le admiro y le tengo gran respeto por su trabajo. Hablé con el vicepresidente Agnew en Palm Strings hace tres semanas, y le expresé mi preocupación por nuestro país.

La cultura de la droga, los elementos hippies, la SDS, Panteras Negras, etc, no me consideran su enemigo, o un enemigo del establishment, como ellos lo llaman. Yo lo llamo América y me gusta.

Señor, puedo y quiero estar a su disposición para ayudar al país. No tengo ni preocupación ni motivos que no sean otros que ayudar al país.

Por ello no quiero que me den ningún título o posición determinada. Podría y desearía ser más útil si fuera hecho un agente federal sin limitaciones, y ayudaría haciéndolo a mi manera a través de mi comunicación con personas de todas las edades.

Antes que nada, soy un artista del entretenimiento, pero todo lo que necesito son las credenciales federales. Estoy en este plano con el senador George Murphy y hemos estado discutiendo los problemas a los que se enfrenta nuestro país.

Señor, me alojo en el Hotel Washington, habitaciones 505-506-507. Tengo a dos hombres que trabajan para mí llamados Jerry Schilling y Sonny West.

Estoy registrado bajo el nombre de Jon Burrows. Estaré aquí tanto tiempo como sea necesario para obtener las credenciales de agente federal.

He hecho un profundo estudio en abuso de drogas y en las técnicas comunistas de lavado de cerebro, y estoy justo en el medio de todo el asunto, donde puedo y quiero hacer lo mejor.

Estoy muy complacido de ayudar mientras esto se mantenga en secreto. Puede ordenar a su personal o a quien sea que me llame a cualquier hora hoy, esta noche, o mañana.

Este año, he sido nominado como uno de los Diez Jóvenes Más Destacados de América. Eso será en enero 18 en mi ciudad natal de Memphis, Tennesee.

Le estoy enviando una corta autobiografía mía para que pueda entender mejor esta aproximación. Me encantaría encontrarme con usted aunque sólo sea para saludarlo, si no está muy ocupado.

Respetuosamente

Elvis Presley

P.S.: Creo que usted, señor, fue también nominado como uno de los más Destacados Hombres de América. Tengo un regalo personal para usted, que me gustaría entregarle y que aceptase, o lo guardaré hasta que pueda recogerlo.

La reunión se dio finalmente una mañana de diciembre de 1970, lo que sucedió allí solo lo sabemos en boca de  uno de los hombres que participó, un funcionario gubernamental llamado Bud Krogh.

Y el regalo que tenía Elvis, para el presidente era un arma Colt calibre 45 con todas las balas, que logro darle con foto incluida.

Revolver Colt 45

Muchos especulan con que lo único que Elvis quería realmente era tener la placa de agente especial, y la consiguió, lógicamente.

En fin, Nixon quedo tan encantado con la reunión que hasta dejo entrar a 2 de los colaboradores que venían con el cantante. Uno de ellos, dijo tiempo después:

"Mi momento preferido de ese día fue cuando Elvis me abrió la puerta de la Oficina Oval", relató Scherring. "Me empujó adentro con una risa y me dijo: 'No tengas miedo, Jerry, no es más que el presidente'".

Albert Einstein a una niña

¿Los científicos oran? Le pregunto una niña de 6to grado a Albert Einstein.

“Apreciado Mr. Einstein. En nuestra clase de escuela dominical nos hemos preguntado: ¿Oran los científicos? Este tema salió al preguntarnos si era posible creer a la vez en la Ciencia y en la religión.

Estamos escribiendo a científicos y otras personas importantes para intentar recibir una respuesta.

Nos sentiremos muy honrados si nos contesta a nuestra pregunta: ¿Los científicos oran? ¿Y para qué cosas oran? Estamos en el sexto grado, en la clase de Miss Ellis. Respetuosamente, Phyillis”.

5 Días después le llego la respuesta a la pequeña Phyllis

“Apreciada Phyllis, intentaré responder a tu carta de la forma más sencilla que pueda.

Aquí está mi respuesta: Los científicos creemos que cualquier cosa que sucede, incluyendo los asuntos de los seres humanos, se debe a las leyes de la naturaleza.

Por tanto, un científico no puede inclinarse a creer que el curso de los eventos pueda ser influenciado por la oración, es decir, por un deseo manifestado de forma sobrenatural”, empezaba.

“Sin embargo, debemos conceder que nuestro conocimiento actual de estas fuerzas es imperfecto, así que en el fondo, la creencia en la existencia de un espíritu final y definitivo reside en un tipo de fe.

Esta creencia se mantiene ampliamente extendida aun en medio de los actuales logros de la Ciencia.

Pero también, cualquier persona que esté seriamente involucrada en la búsqueda de la Ciencia acaba convenciéndose de que algún tipo de espíritu se hace manifiesto en las leyes del Universo, uno que es enormemente superior al espíritu del hombre.

En este sentido, la búsqueda de la Ciencia lleva a un sentimiento religioso de un tipo especial, que seguramente es bastante diferente a la religiosidad de alguien un poco más inexperto”.

Napoleón  a Josefina

La historia es tormentosa, y las cartas de amor que escribía el entonces general, rozaban el hilo de la obsesión y la psicopatía.

Nomas decir que Josefina en realidad se llamaba Rose, pero el la nombró Josefina, porque decía que Rose, ya la habían llamado suficiente sus antiguos amantes.

“Verona, 13 de noviembre de 1796

Ya no te amo: al contrario, te detesto. Eres una fea, una ingrata, una estúpida, una desgreñada. Ya no me escribes; ya no amas a tu marido. ¡Sabes el placer que tus cartas le producen y no le escribes más que seis líneas trazadas al azar!

¿Qué hacéis señora durante todo el día? ¿Qué importantísimo negocio es ese que os impide escribir a vuestro tiernísimo amante? ¿Qué afecto ahoga y os hace desdeñar el tierno y constante amor que le habéis prometido? ¿Quién puede ser ese maravilloso, ese nuevo amante que absorbe todos vuestros instantes, tiraniza vuestros días y os impide acortaros de vuestro marido?

La verdad es, mi buena amiga, que me tiene inquieto el no recibir cartas tuyas. Escríbeme pronto cuatro páginas y llénalas de esas amables frases que inundan mi corazón de sentimiento y de placer.

Muy pronto te estrecharé entre mis brazos y te cubriré de besos ardientes como el clima del Ecuador.
Bonaparte”.

Como que le clavo el visto, josefina. ¿NO?

En esta nota:

Comentarios