No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad VIDEO

Les Amateurs | ¿Cómo se vive la cuarentena en un telo de Buenos Aires?

Mauro Albarracín nos cuenta la historia de Roberto Celestino, dueño de un albergue transitorio en Floresta y que pasa sus días allí desde el 19 de marzo. Arte, fantasmas y el recuerdo del último cliente.

Así se vive la cuarentena en un telo de la Ciudad de Buenos Aires

Así se vive la cuarentena en un telo de la Ciudad de Buenos Aires

Desde que se decretó la cuarentena el 20 de marzo pasado, los hoteles de alojamiento, como así también todos los lugares que se mantienen por el transito de la gente, se vieron obligados a cerrar a causa del coronavirus. Sin embargo, el hotel "Tu y Yo" presenta una historia particular, ya que hay una persona que vive allí desde el Día 0.

En una nueva historia que mauro Albarracín trae a Filo.news, conocemos a Roberto Celestino, el accionista mayoritario del lugar, que por cuestiones de seguridad tomó la decisión de quedarse allí. Rodeado de arte, con todas las habitaciones a su disposición y con un hobbie particular, nos cuenta su historia.

Ubicado en la calle Yerbal en el barrio de Floresta desde los años '70, el "hotel de la manzanita" es conocido por varios de las zonas y revela algunas de sus historias. Entre ellas, Roberto cuenta que es arquitecto y se dedica al arte, por lo que trata que cada una de las habitaciones tenga una marca suya en la pared.

Además, aprovechó la soledad y montó un taller de pintura en el garage del albergue donde pinta sus cuadros y arma las esculturas, al tiempo que utiliza la oficina administrativa como su estudio. Pero hay más en la historia de "Tu y Yo" y tiene que ver con dos situaciones muy partiuclares durante la cuarentena.

Por un lado, la habitación del último cliente se mantiene intacta. Colillas de cigarrillos por todos lados y una botella vacía de whisky es la marca registrada desde hace 3 meses y su historia tiene un por qué, pero la otra, es un poco más tenebrosa y tiene que ver con la presencia de fantasmas, que según confirma Roberto, existen y van rondando en las noches.

Comentarios