No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad

Macri en la mira de los otros candidatos: ¿hubo un ganador?

Alberto Fernández golpeó primero, al tildar de "mentiroso" a Mauricio Macri. Lavagna aseguró que se puede salir de la crisis y Del Caño, al hablar de Venezuela, llamó "lamebotas" al Presidente.

Los candidatos presidenciales en Santa Fe.

Los candidatos presidenciales en Santa Fe.

"Verdad, decencia, diálogo y respeto", dijo el presidente Mauricio Macri ni bien comenzó el primer debate presidencial en la Universidad Nacional del Litoral en la ciudad de Santa Fe. En segundo lugar habló Alberto Fernández, el candidato del Frente de Todos, que acusó a Macri de mentiroso.

"Hace cuatro años hubo otro debate. En ese debate, alguien mintió mucho y alguien dijo la verdad. El que mintió es el Presidente, que hoy quiere volver a ser Presidente. El que dijo la verdad, hoy está sentado en primera fila de este salón. Yo vengo a decirles la verdad", dijo Fernández.

Daniel Scioli, invitado de Alberto Fernández al primer debate presidencial.

El tercero en presentarse fue Nicolás Del Caño, el candidato del Frente de Izquierda de los Trabajadores Unidad. Recordó que se crió en "una familia trabajadora" y que vio sufrir a sus padres "con la hiperinflación de los ochenta". Después, dijo que durante su adolescencia, "sufrimos la gran desocupación con Menem. Después vino la catástrofe de De la Rúa".

"Y ahora Macri, que nos deja este desastre. Se fugaron casi un PBI. Nos dejan una deuda ilegítima, ilegal e impagable con salarios y jubilaciones por el piso. Para el Frente de Izquierda, la única salida es que esta crisis la paguen quienes la generaron, los grandes grupos económicos", sentenció el candidato de la izquierda.

Juan José Gómez Centurión fue el cuarto en hablar. "Siendo muy joven combatí por la soberanía de las Islas Malvinas, como funcionario de la ciudad de Buenos Aires me tocó luchar contra a trata de personas, contra las mafias del contrabando y del narcotráfico", aseguró el candidato del Frente Nos.

"Miro algunas de las propuestas de quienes me acompañan y digo 'por qué no fueron algunas de ellas todas juntas en una PASO. Creen en el aborto, creen en el adoctrinamiento de los niños, en el falso garantismo y además creen" dijo y no pudo completar su idea por agotar el tiempo.

Luego, el economista José Luis Espert sostuvo: "Finalmente llegamos, a pesar de las trampas que algunos de los aquí presentes nos pusieron para no competir, estamos. Y vamos a competir".

"Argentina tiene futuro si hace algo completamente diferente, esa va a ser mi propuesta".

La ronda de presentación fue cerrada por Roberto Lavagna, candidato de Consenso Federal. "Los argentinos vivimos una muy complicada crisis económica y social. No va a ser fácil, pero vamos a salir", aseguró. "Vamos a salir como salimos en 2001, vamos a salir en la medida en que pongamos el hombro y que seamos capaces de repartir de manera equitativa los costos de esta crisis", siguió.

"Hay una economía por levantar que está absolutamente paralizada, hay un acuerdo por lograr en la sociedad y eso nos va a permitir salir".

¿Quién ganó?

  • Mauricio Macri fue el más incómodo de la noche. Así se mostró en varios momentos del debate en que ocurrió lo previsible: quedó en la mira del resto de los candidatos, que ahondaron en críticas a la gestión del oficialismo.
  • Alberto Fernández, el favorito en las encuestas y vencedor en las PASO, estuvo sólido y fue el que más atacó al Presidente. No titubeó y habló con seguridad. Y no respondió a la reacción de Macri que anticipó que se ocupará, en el próximo debate, sobre la corrupción kirchnerista.
  • Roberto Lavagna estuvo muy medido en sus intervenciones. Si bien intentó tomar distancia de la grieta, desaprovechó la oportunidad y le faltó contundencia, sobre todo al hablar de economía, su fuerte.
  • Nicolás Del Caño no se corrió de su discurso de campaña y pegó a los dos candidatos más votados en las PASO. Puede llegar a capitalizar su participación en el debate, sobre todo en votantes jóvenes a los que orientó su mensaje.
  • José Luis Espert defendió con firmeza sus ideas y se mostró como alguien "nuevo" en la política con intenciones de modificar todo lo hecho hasta ahora, repartiendo críticas al oficialismo y a Fernández. Quedó entre los ganadores de la noche.
  • José Gómez Centurión no estuvo a la altura. No supo medir sus tiempos y en varias oportunidades quedó con su mensaje inconcluso. Además, dijo poco por fuera de su lema de campaña, basada en la "defensa de la vida" y su postura contra el aborto. 

El minuto de silencio que no fue 

Nicolás Del Caño propuso un minuto de silencio en homenaje a las víctimas de la represión durante las protestas en Ecuador. Nadie se acopló a su propuesta.

Nicolás Del Caño, candidato presidencial del FIT-U

Por eso, en el cierre de debate sobre Relaciones Internacionales, el candidato del FIT-U dijo: "Quiero utilizar este tiempo y quiero que corra el reloj para hacerle un homenaje a los trabajadores y campesinos indígenas de Ecuador que han muerto por la represión del FMI" y el reloj completó sus 30 segundos en silencio.

Después, al hablar sobre Venezuela, Del Caño tildó de "lamebotas" al presidente Macri.

 

Cruces por la economía

"Pensé que iba a ser más simple ordenar esta economía y que íbamos a lograr consensos", admitió Mauricio Macri en su primera intervención sobre la marcha de la economía. "Hace ochenta años que estamos obsesionados con el dólar. Ochenta años con una inflación promedio superior al sesenta por ciento", enumeró y dijo: "no podemos seguir así, tenemos que ser creíbles".

"Estamos para entrar en una nueva etapa de crecimiento y alivio para la clase media", prometió.

Mauricio Macri en un momento del debate.

Luego, Fernández lo volvió a cruzar. "Un lugar donde el gobierno de Macri fracasó rotundamente es en la economía", apuntó. "Entérese presidente, usted cuando termine el mandato, habrá dejado cinco millones de nuevos pobres, gente que estaba en la clase media y hoy está hundida en la pobreza".

"Nunca entendió cómo funciona esto. Creyó que para combatir la inflación lo que tenía que hacer era atacar el consumo, entonces le impidió a los bancos dar crédito y le sacó a los que viven de un salario dinero de sus bolsillos".

"Nuevamente he escuchado hablar del endeudamiento", retomó entonces Macri. Y amplió: "Dos de cada tres pesos de deuda que tomamos fue para pagar deudas del gobierno anterior. Y el peso restante, ha sido para pagar déficit fiscal que hemos reducido pero no hemos podido reducir totalmente como todos deberíamos apuntar. En nuestro gobierno la deuda creció el 26% del PBI. En el gobierno kirchnerista creció el 38% del PBI", aseguró.

Otra vez en tono crítico, volvió a hablar el candidato del Frente de Todos. Y dijo: "Yo no sé en qué país vive Macri, francamente lo digo. Presidente por ahí no se enteró, pero de los 39 mil millones de dólares, se fugaron 30 mil. Se lo llevaron sus amigos, Presidente. Y algún día le va a tener que explicar a la Argentina dónde se fueron esos dólares", acusó Fernández.

 

Y el cruce lo zanjó Macri. Sobre el final de ese eje temático, cargó: "Me sorprende que Alberto Fernández me diga que yo destruí la economía, cuando él hasta hace muy poco dijo, más de una vez, que la presidenta Kirchner destruyó la economía".

"Me alegra, me sorprende que el Frente de Todos ahora hable de corrupción. Creo que el próximo debate tendremos mucho para hablar", dijo el Presidente y se anticipó al tema que se abordará en siete días.

Lavagna buscó diferenciarse de esas diferencias entre Macri y Fernández y planteó que no era momento para "frases marketineras" como "la lluvia de inversiones, los brotes vedes". Según dijo el ex ministro de Economía, "la verdad es que esta administración luego de cuatro años termina con tres años en caída del Producto Bruto. Y la consecuencia de esto es el aumento de la pobreza y de la indigencia. De manera que por seriedad con los argentinos, basta de estas frases", pidió. 

Roberto Lavagna, candidato de Consenso Federal.

Los hombres hablaron del aborto

Nicolás del Caño, el candidato de la izquierda fue el más contundente al hablar del tema. Saludó al Encuentro Plurinacional de Mujeres que se desarrolla en la ciudad de La Plata y recordó que el año pasado, durante el debate por el Aborto Legal en el Congreso, "vimos cómo senadores de Cambiemos como del ahora Frente de Todos votaron en contra de un derecho elemental de las mujeres". Asignó esa actitud al interés de las cúpulas de las iglesias.

"No son 'pro vida', son antiderechos. No son 'pro vida' son pro aborto clandestino", denunció Del Caño y concluyó mostrando el pañuelo verde en una de sus muñecas y dijo que está convencido que "será ley".

Y agregó: "Hoy vemos como los acuerdos entre los gobernadores y las cúpulas de las iglesias impiden la aplicación de la Educación Sexual Integral. Se debe implementar en todo el país", sostuvo. 

A su turno, Alberto Fernández planteó: "No voy a escapar al tema del aborto. Todos saben lo que yo pienso: en la Argentina los abortos ocurren y la verdad seguir castigándolo lo único que hace es criminalizar la conducta y hacer que todo se vuelva clandestino. Hay que tender a la legalización. ¿Saben qué les pido? Terminemos con la hipocresía", concluyó.

"El fenómeno de hipocresía está en plantear que una mujer tiene el derecho a decidir sobre la vida de otra persona", retrucó José Gómez Centurión, quien basó su campaña electoral en este tema. "Un bebé tiene ADN propio desde el momento en que es un embrión", dijo.

Macri omitió hablar del aborto legal y pidió terminar con los femicidios, al repasar algunas de las políticas de su gobierno, entre ellas el Plan Nacional de Igualdad y la Ley Brisa, de asistencia a los hijos de las mujeres víctimas de la violencia de género.

Macri se acordó de Kicillof

Mientras debatían sobre Educación y Salud, el último de los ejes temáticos de este primer debate, el Presidente buscó reaccionar ante algunas de las críticas que recibió durante la noche. "Es uno de los cinco presupuestos que más creció en Ciencia y Tecnología", aseguró. Dijo que "el Frente de Todos dice que le interesa la educación pero ocultó las mediciones durante todos sus gobiernos. Y después hizo referencia a declaraciones del candidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires. 

"Me imagino que Kicillof va a poner una narcocapacitación en las escuelas, tanto que avala", dijo y sonó el timbre que le impidió seguir.

"Yo pensé que íbamos a hablar en serio, pero lamentablemente el Presidente sigue mintiendo y diciendo disparates", reaccionó Fernández. "El Presidente no lo sabe, pero el presupuesto educativo desde 2015 a hoy, cayó un cuarenta por ciento", indicó. "Y el presupuesto en Ciencia y Tecnología -como bien dijo Roberto Lavagna, citó- cayó un 43%. Si tanto ve usted ahí en el futuro, apueste un poco más", le reclamó. 

En esta nota:

Comentarios