No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad ELECCIONES PASO 2019

Matías Lammens, el bienvestido que quiere arrebatarle la ciudad al PRO

Luchará por ganar Capital Federal, aunque el objetivo es asegurarle un buen colchón de puntos al Frente de Todos y que la distancia con Juntos por el Cambio no sea excesiva.

Ex Presidente de San Lorenzo buscará cortar la docena de años de gestión PRO

Ex Presidente de San Lorenzo buscará cortar la docena de años de gestión PRO

El presidente de San Lorenzo, Matías Lammens, es el hombre elegido para la tarea más compleja del Frente de Todos: pelear por la Ciudad de Buenos Aires, donde las encuestas muestran que Horacio Rodríguez Larreta se encamina a alargar por cuatro años más el reinado del PRO.

Lammens es conocido públicamente -aunque no tanto, el porcentaje de desconocimiento todavía es alto- por sus dos períodos como presidente de San Lorenzo, donde el equipo obtuvo el torneo más importante de su historia, la Copa Libertadores 2014 y dos torneos locales más.  

Como contrapartida, no obstante, la institución del Bajo Flores tiene una alta deuda: en 2018, el pasivo ascendía hasta 800 millones de pesos. 

El hombre de 39 años presenta un perfil similar al de funcionarios del PRO -cómo viste y cómo habla- pero destaca constantemente su costado social, producto de un progresismo casi frepasista. 

Grabois: "A Matías Lammens lo eligieron por cómo se viste, por cómo habla"

Por tal caso, está casado con Mariana Gené, una prestigiosa investigadora en el área de las Ciencias Sociales, con un doctorado en la disciplina: su tesis es sobre el ministerio del Interior y se transformará en un libro, que tuvo adelantos en una nota de la Revista Crisis.

Los comienzos de Lammens se remontan a un kiosco que instaló en Boedo, que después derivó en una distribuidora de botellas, de la que vive en la actualidad. 

En la política será su primer paso y lo hará desde el nuevo kirchnerismo, conducido por Alberto Fernández. Pero antes de que Cristina Kirchner diera su paso al costado, el presidente Cuervo ya coqueteaba con el socialismo santafesino personificado en Miguel Lifschitz. 

Según se desprende de sus propias palabras, su precandidatura nunca fue una obsesión, sino una especie de herramienta que ofrecía al espacio: "Yo estoy dispuesto a ser candidato, pero no lo planteo en términos personales, no digo ‘yo tengo que ser el candidato’. Me parece que así no se puede construir nada. Yo lo que digo es que estoy dispuesto", dijo a C5N meses atrás. 

Con promesas de sensatez, equilibrio fiscal e inversión en salud y educación, Lammens viene a inyectarle aire a un distrito que ni Daniel Filmus ni Mariano Recalde -candidato a senado por la Ciudadr- pudieron pelear.

En esta nota:

Comentarios