No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Morena Beltrán: "El fútbol es una conquista de espacios"

La periodista deportiva es la nueva invitada de Caja Negra, el ciclo de entrevistas de Filo.news conducido por Julio Leiva.

De los constantes análisis de fútbol y las mesas de debate al sillón de Filo.news: Morena Beltrán se convirtió, este miércoles, en la nueva invitada de Caja Negra, el ciclo de entrevistas conducido por Julio Leiva.

Desde que se hizo conocida, la periodista deportiva no para un segundo y por ahí es donde va la primera pregunta para romper el hielo: qué extraña de su vida antes de comenzar a trabajar en los medios.

"¡Uf! El tiempo. El tiempo y las horas, quizás, para dedicarle a mi producto, mi contenido, más tiempo con libertad. Hoy en día no digo que sea saludable tampoco, porque antes me acostaba a las 6 de la mañana, analizando algún equipo de Copa Libertadores o un equipo de Sudamericana. Eran las 4 de la mañana y yo estaba despierta viendo acciones ofensivas del cuatro de Libertad de Paraguay (con todo el respeto al cuatro). Pero la realidad es que tenía un poco más de tiempo, ¿viste? Para decir: 'Che, quiero terminar un análisis y acostarme a cualquier hora y levantarme a cualquier hora'. Hoy me pierdo muchos más partidos. No tengo esa libertad horaria que te pasa cuando empezás a tener responsabilidades, otra clase de responsabilidades que quizás no dependen solo de vos", responde.

En esa, define al trabajo del periodista como aquel que "va a contramano de la vida diaria de la mayoría de las personas". Y es que, a pesar de estar agradecida con el trabajo que tiene y las responsabilidades que le tocan, sí, lamenta perderse de algunas actividades con sus amigas como un domingo de asado o mates al sol.

Si bien hoy dedica su entera vida a ello, no siempre estuvo presente la idea de ser periodista. Sin embargo, las condiciones estaban dadas desde un principio: "El deporte siempre estuvo alrededor nuestro. Mi viejo es triatleta, mi hermano también. Tengo otro hermano que siempre fue muy buen nadador. Mi vieja y mi viejo son profesor de educación física. El deporte siempre estuvo mi vida y de chica no sé por dónde me agarró... creo que por algún chico con el que he conocido de muy chiquita y que era muy fanático del fútbol me agarró".

Los recuerdos vívidos futboleros vienen a partir de los 14 años. Así lo explica: "Eso es lo que nos pasa a muchas chicas: conocemos que tenemos esa pasión de grandes. Y a mí, en lo particular, me pasa que sí tengo recuerdos de jugar a la pelota de chiquita con mi hermano, pero por mi hermano, no por mí, no por mi entorno, no por mis amigas".

En ese momento, ¿su sueño era ser periodista o dedicarle la vida al fútbol como deportista? "El sueño de piba era cubrir a mi club. Era eso. Quería estar adentro de la cancha, quería estar cerca de mis ídolos", contesta y sigue: "Pero bueno, los últimos dos años del colegio, que tenía 16, 17 años, ya me gustaba más el juego. Si es así, si vas por esa tendencia o te ahogás mucho a eso, un poco el fanatismo lo perdés. Por lo menos a mí me pasó y hoy sí me gusta, quiero que gane, pero ya de chica era como me enojaba más porque jugara mal que porque ganara o perdiera. Y eso está lejos, me parece del espíritu y la emoción, esa casi emoción violenta del hincha".

En eso de "haber arrancado tarde" a ver fútbol, hay mucho de haber pasado de largo algo que hoy es fundamental, como la primera etapa de Lionel Messi o los puntos más altos de la carrera de, por ejemplo, Juan Sebastián Verón. A pesar de ello, el autodidactismo de Morena la llevó a descubrir vía YouTube todas esas magias e, incluso, el Mundial de México 1986 que ganó la Selección argentina de la mano de Diego Maradona.

Y después, llegó el momento de innovar con los análisis vía Twitter en paralelo a su incursión en el oficio de periodista. "Yo no creo que la manera en que la que yo hago periodismo o abordo el fútbol sea la única. Creo que el fútbol se puede explicar de un montón de maneras. Hay connotaciones políticas, culturales, más personales del jugador que pueden explicarlo. A mí me gusta el análisis del juego, siempre me gustó, y bueno, de chica veía que era una veta que no estaba muy explorada y que en todo este ruido periodístico que muchas veces hay y creo que era lo más sensato dentro de todo", cuenta ella.

Pero... ¿cómo descubrió la posibilidad de explotar sus conocimientos en Twitter? Así responde: "Twitter es una manera de ir decidiendo que vínculos y  qué cuentas van moldeando tu vida periodística, o la vida de cada uno, porque elegís a quién seguir. Yo creo que acá siempre hubo análisis quizás, no en Twitter para ese momento, pero siempre hubo periodistas. Hace mucho se hace esa clase de periodismo: Diego Latorre, Juan Pablo Varsky. Hay un montón. No es que de un día para otro resurgió el análisis".

Hoy en día, también, se la reconoce a Morena Beltrán por su léxico a la hora de analizar los partidos de fútbol. Sin embargo, siempre fueron así sus modos, sólo que, cuando salió de su nicho (que era "más receptivo"), sus formas de hablar y escribir sorprendieron a quienes no estaban acostumbrados a consumir dicho tipo de análisis.

"Cuando entro a 90 (me doy cuenta de que) hay que hay mucha más exposición y de que no hablaba el mismo idioma que el público que me empezaba a leer y a escuchar. Entonces era: 'Ehhh, flaca, ¿qué estás diciendo? Hacés ciencia del fútbol', y la realidad es que yo entiendo que muchas veces ahí cuesta; cuesta la familiarización con algunos términos, pero la realidad es que te terminan de enriquecer, ¿no? Si hay términos que te facilitan y te facilitan describir situaciones del juego, ¿por qué no los vas a usar? Vascular, por ejemplo... ¿viste que muchos se cagan de risa? Si con una sola palabra podés simplificar o describir todo eso, ¿por qué no la vas a usar?", relata.

Para ella entrar a trabajar en 90 fue como empezar a jugar en Primera: "Cuando me llamaron pensé que me estaban haciendo una joda porque me contacta Nico Federici por Instagram y me dice: 'Hola, soy Nicolás, productor coordinador de SportCenter y me gustaría conversar con vos'. Uno, dos o tres días antes me llama de nuevo y quedamos para una reunión y un par de pruebas y yo empecé a hacer secciones de análisis", detalla.

Y llega al momento de ir a uno de los cruces del año que marcaron, además, una dicotomía que, al menos para ella no es tal: la TV y el streaming, precisamente en el caso Ibai Llanos y Gustavo López. "Creo que es algo... no sé si natural, pero esperado. Algo esperado porque empiezan a aparecer corrientes nuevas, aflorar corrientes nuevas que generan mucho impacto y que mueven estanterías. Entonces es algo lógico que se den algunos enfrentamientos, no puntualmente por eso de Ibai y de Gustavo. Ibai ahora se metió la pata del deporte, pero no fue siempre deporte, fue más League of Legends, fue todo, fue toda esa cuestión. Pero bueno, son lógicas que también se van a empezar a mudar a los streams inevitablemente, porque donde el espectador empieza a ir se empiezan a abrir otras vetas", opina.

Y dicotomía porque ella, a pesar de trabajar en la televisión, se considera una periodista digital: "Yo creo que nací con el periodismo digital. Pasa que cada vez hay más plataformas. Yo creo que está buenísimo que eso suceda. Lo único que me preocupa es que no es fácil vivir del stream y segundo, que muchas veces la veta para los periodistas que salen de la facultad es como el proyecto propio y es muy difícil monetizar un proyecto. Lo único que de las redes que quizás me preocupa es la informalidad del laburo".

Uno de los temas más ríspidos de los que se debate acerca del fútbol femenino y el masculino es la igualdad de salarios entre ambas categorías. Sobre esto, Morena desarrolla: "Con todo el respeto del mundo, quienes juegan federal A, cobran el doble o el triple que jugadores de fútbol femenino. Me parece que hay cuestiones que son excusas. También hay cada vez más y más inversores, pero yo creo que es tiempo. Creo que pensar que el futbol femenino va a ser el mismo espectáculo que el masculino es un error, ya por por biotipo de persona. Va a ser diferente. El tema acá es que... vayan a algunas canchas de primera división, no tienen ni conos para hacerlo entrar en calor, ¿entendés? O sea, está muy precarizado todavía, más allá de que por suerte se televisa. Hay un envión con el tema de la profesionalización de ciertos contratos. Eso es un avance. Para mí la brecha más grande que hay es la informalidad que hay en las divisiones inferiores, o sea, en el crecimiento, cuando más tienen las condiciones, la característica, la chispa para explotar, no tienen dónde depositar esa competitividad".

Y también, ahora que estamos viendo a una de las mejores versiones de Messi, se aventura a dar su opinión acerca de con qué jugador nos vamos a encontrar siendo el capitán de la Selección en el Mundial de Qatar: "Muchas veces el mejor Messi es el de mañana. Futbolísticamente yo veo un Messi muy cerebral o un Messi mucho más líder, porque antes quizás la silla de líder la compartía con Mascherano, lo compartía con otros jugadores que hoy inevitablemente no están. Pero ojo, yo veo un gran Leo que tiene quizás hoy, gracias al entrenador y también a sus compañeros, un equipo que lo acompaña bien para él no ser el centro de la escena, que me parece que es lo que nos pasó: que éramos messidependientes. Hoy puede tener una tranquilidad de que no se lo necesita tanto específicamente de él. Cuanto más aparezca, mejor".

Ahora bien, si vamos a la caja negra de su vida, ¿cuál es el momento en el que se convierte en Morena Beltrán?

"Yo creo que el click que me define es cuando me di cuenta de que no tenía límite. La verdad es que no sé si hay como un momento. A mí me pasa que me pasó todo muy de golpe, pero si tuviera que elegir un momento, creo que es en la adolescencia, porque también tenés todavía esa cuota de inocencia, pero esa responsabilidad y que empezás a ver un poquito más allá, empezás a proyectar un poco y eso te puede trabar. Pero antes te hablaba un poco de la vergüenza y creo que si no hablamos un poco de la vergüenza o si no la abordamos, no la habitamos internamente, no va a haber creatividad, no va a haber ingenio, no va a haber talento. Son todas cuestiones que se destapan un poco cuando aprendés a ser más vulnerable; a mostrarte como sos. Así que bueno, me parece que me quedo ahí, en esos 17, cuando dije: 'Bueno, de verdad, de verdad puedo hacer esto: lo que tengo que hacer para llegar a donde quiero ir'".

Hacia el final de la entrevista se abre la caja. Comienza un desafío inesperado. Semana a semana una figura se someterá al living para dialogar y reflexionar. Y vos, ¿te animás a recordar qué momento hizo un click en tu vida?

En esta nota:

Comentarios