No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad

Polémica en Holanda: quieren mudar el Barrio Rojo en Ámsterdam

La flamante alcaldesa de la capital holandesa quiere terminar con la inseguridad en una de las zonas más turísticas de la ciudad.

El "Barrio Rojo" podría ser trasladado

El "Barrio Rojo" podría ser trasladado

Femke Halsema es la primera alcaldesa mujer de Ámsterdam y, frente a la problemática de inseguridad que ven en el Barrio Rojo, la primera medida que propusieron fue desplazar las famosas vidrieras a otra zona, alejada del centro histórico de la ciudad. Pero las trabajadoras sexuales se niegan a irse.

De acuerdo a las declaraciones de Felicia Anna, la presidente del sindicato Red Light United, un estudio hecho entre 170 trabajadoras que ejercen la prostitución, mostró que el 93% no quiere irse del Barrio Rojo.

La policía local considera que el Barrio Rojo es una de las peores zonas para pasar, donde la criminalidad aumentó y se llena de turistas. Lo llaman "el kilómetro cuadrado de miseria".

Desde el gobierno local presentaron varias propuestas para "frenar la criminalidad y la trata de personas" y "hacer la vida más agradable para los habitantes del barrio".

La primera sería bajar las cortinas de las vitrinas, para que las trabajadoras no estén a la vista de cualquiera que pasa por esa zona caminando y también está la opción de mudar algunos burdeles a zonas lejos del centro turístico.

Otra de las opciones que se barajan es aumentar el número de vitrinas en el Barrio Rojo (ahora son unas 330) para limitar la prostitución ilegal. Siguiendo con esa medida, pusieron en consideración crear un "hotel de prostitución".

Comentarios