No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad IGLESIA

Polémica: misa por el cura Lorenzo en la parroquia donde cometió los abusos

A pesar del repudio de familiares y víctimas de los abusos sexuales del sacerdote, la iglesia de La Plata realizó una ceremonia religiosa para despedir al religioso que se suicidó antes de ser detenido.

El ataúd con los restos de Lorenzo ingresa a la Parroquia de Gonnet.(AGLP)

El ataúd con los restos de Lorenzo ingresa a la Parroquia de Gonnet. | AGLP

La iglesia de La Plata realizó una misa para despedir los restos del cura Eduardo Lorenzo, quien se suicidó el lunes a la noche en la sede local de Cáritas, después de que la justicia ordenara su detención por una causa en la que se investigan al menos cinco casos de abuso sexual con acceso carnal.

El lugar elegido para la misa fue la Parroquia Inmaculada Madre de Dios, de la localidad de Gonnet, donde el Párroco ejerció su rol hasta que fue desplazado. Y es el sitio señalado por varios de los jóvenes que denunciaron haber sido abusados por Lorenzo. Allí, según consta en el expediente del caso, el cura tenía montada "una auténtica suite nupcial".

El cura Eduardo Lorenzo.

En ese lugar estuvieron familiares del religioso y miembros de la iglesia, entre ellos el arzobispo de La Plata, Víctor "Tucho Fernández.

"Nosotros colaboramos con la Justicia, eso lo puede decir la Fiscal, esperando que se conociera la verdad. Lamentablemente la muerte cortó todo ese proceso", dijo el arzobispo.

Fernández aclaró además que no se trataba de un homenaje, sino que estaban allí para "rezar por el consuelo de los familiares del difunto".

"Quien se suicida lo hace en una situación extrema de profunda tensión interna, buscando un poco de paz. Hace poco hablé con él. Él decía que no prefería tomar medicamentos. Y al mismo tiempo creía que su situación no iba a acabar nunca", dijo el religioso al sitio 0221.

La misa fue cuestionada por las víctimas y sus familiares. "Es una reivindicación del encubrimiento. Es una provocación absoluta de la Iglesia, coherente con la postura que viene tomando en el caso. Hacer esta despedida en la iglesia, y en esa iglesia, significativamente en esa, que fue donde hizo el reconocimiento uno de los sobrevivientes es una provocación", señaló a Página/12 la psicóloga Liliana Rodríguez, integrante de la Red de sobrevivientes de abusos eclesiásticos.

En esta nota:

Comentarios