No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Actualidad

¿Qué ocurrirá luego de que pase la pandemia?

El mundo de pos-pandemia nos encontrará con un escenario geopolítico sustancialmente diferente al que conocíamos antes de esta catástrofe.

¿Qué ocurrirá luego de que pase la pandemia?

¿Qué ocurrirá luego de que pase la pandemia?

Por: Fernando Tarnogol

Estamos enfrentando la mayor crisis global de nuestra generación y en cuanto a escala, probablemente la mayor que la humanidad haya conocido. Una pandemia no conoce fronteras.

Luego de la segunda posguerra Europa occidental comenzó un proceso de reconstrucción, en gran medida facilitado por el Plan Marshall, un programa de 4 años de duración y 14 mil millones de dólares de aquella época implementado por E.E.U.U.  para reconstruir una Europa devastada por la guerra. La ex URSS, rechazando el Plan Marshall, implementó por su lado el Plan Molotov, dirigido a países de Europa oriental. Esta fue la piedra fundacional del escenario de posguerra que dio lugar a la Unión Europea, la polarización del mundo y que culminó con la Guerra Fría.

El Plan Marshall requirió de una disminución de las barreras interestatales, una menor regulación de los negocios y alentó un aumento de la productividad, la afiliación sindical y nuevos modelos de negocio. Está aún por verse si la globalización de los mercados económicos y financieros, en jaque incluso antes de la aparición del virus, podrá sostenerse.

Si la segunda posguerra estuvo signada por un proceso unificador  y de desdibujamiento de las fronteras socioeconómicas, el nuevo mundo en el que amanezcamos una vez pasada esta situación tendrá las mismas características, donde el mundo se una para volver a la normalidad o unas diametralmente opuestas, donde los países se volcarán a proteccionismos extremos.

La diferencia fundamental entre la Segunda Guerra Mundial con la pandemia actual es que si bien en 1945 Europa quedó devastada, EEUU quedó en una posición privilegiada para liderar el proceso de reconstrucción y la mayoría de las naciones que no tuvieron un rol activo en la guerra se vieron beneficiados o inalterados.

En el escenario actual, somos todos perdedores. El SARS-CoV-2 ha impactado con similar fuerza a todos los países del planeta, con resultados para las economías locales y regionales que aún son difíciles de cuantificar y mucho menos preveer, dado que desconocemos la duración del evento.

La segunda complejidad es que el Plan Marshall y el Plan Molotov estuvieron apuntados a dos bloques en particular -Japón, por ejemplo tuvo que valerse por sus propios medios-. Hoy en día no existe nación en el mundo capaz de rescatar por sí misma un planeta.

Quizá los países que más rápido puedan recuperar sus economías -China está dando signos de reinicio de su motor económico-, sean los que puedan tender una mano al resto del mundo. Es casi un hecho de que en ésta oportunidad no serán los Estados Unidos quienes vengan al rescate. El senado acaba de autorizar -la emisión- de 2 trillones de dólares para combatir al Coronavirus y probablemente, bajo una administración como la de Trump, se enfoque fuertemente hacia adentro en lo sucesivo.

Solemos decir que la historia tiende a repetirse. Si así lo fuera en este caso, es probable que veamos una nueva división político-económica del mundo, donde unas pocas naciones asuman el rol de salvavidas y comiencen a alinear países detrás de sus agendas globales a cambio de incentivos económicos.

Una cosa es ineludible. El mundo de pos-pandemia nos encontrará con un escenario geopolítico sustancialmente diferente al que conocíamos antes de esta catástrofe. Qué forma adoptará, hoy por hoy, es terreno especulativo.

En esta nota:

Comentarios