No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

“Quería que me arrodille”: el relato de Feinmann sobre Cristina Kirchner

La justicia falló a favor del periodista por una denuncia de la vicepresidenta de 2016 por daños y perjuicios.

“Quería que me arrodille”: el relato de Feinmann sobre Cristina Kirchner

“Quería que me arrodille”: el relato de Feinmann sobre Cristina Kirchner

El periodista Eduardo Feinmann festejó un fallo favorable de la justicia contra Cristina Fernández de Kirchner y a su favor: “Quería que me arrodille”, comentó luego de que la vicepresidenta lo denuncie por daños y perjuicios.

En este sentido, el juez de primera instancia a cargo del Juzgado Civil 110, Ricardo Agugliaro, rechazó la  presentación: “Pretendía que me baje los pantalones, pretendía que pague con mis bienes porque a ella no le gustaron mis dichos. Yo le dije, haga lo que tenga que hacer. Su abogado, Gregorio Dalbón, pretendía que uno se arrodille y pida disculpas y de esa manera tratar de cerrarnos la boca”, sostuvo y dijo: “Quería meternos miedo”.

“Gracias a Dios todavía hay jueces con pelotas, con lo que hay que tener. En 2016, cuando me inicia la causa, ella era nada, pero venía de ser dos veces Presidente. Se nota que hay un Justicia que no es influenciable”, explicó el periodista en su programa televisivo.

Además, detalló: “Lo que dijo el juez es que no hay ofensa, y además basándose en pilares que son fundamentales en una Nación como l libertad de prensa, la libertad de expresión, Constitución Nacional y derechos constitucionales”.

En el fallo de Agugliaro, explicó: “Los comentarios y apreciaciones que motivó el reclamo de la Sra. Fernández se encuentran íntimamente vinculados con asuntos de interés público. En el momento en que fueron vertidos por el periodista se habían iniciado una serie de denuncias penales contra l actora, culminando alguno de ellos con su procesamiento (…) No cabe lugar a dudas que existe en la sociedad interés respecto del desarrollo de los procesos judiciales que le fueron iniciados a la accionante”.

Los dichos de Eduardo Feinmann «constituyen a la postre afirmaciones dogmáticas que deben ser discutidas, pero de modo alguno es competencia del tribunal calificarlas como ofensivas en sí mismas (…) con las expresiones de deseo de querer ver presa a la accionante a las afirmaciones sobre si es o no necia no acarrean ningún hecho ilícito concreto contra ella», concluyó.

En esta nota:

Comentarios