Actualidad SOCIEDAD

Repartidor fue atropellado y la empresa solo le preguntó cómo se encontraba el pedido

Ernesto Floridia, repartidor de Glovo de 63 años, fue embestido por un auto el fin de semana y herido, desde el piso, tuvo una insólita conversación con la empresa que se volvió viral.

Repartidor Glovo fue atropellado y la empresa se preocupó solo por el pedido

Repartidor Glovo fue atropellado y la empresa se preocupó solo por el pedido

La historia de Ernesto Floridia fue difundida por Yanina Otero. La periodista fue la primera en asistirlo luego del accidente: "Me dio el vaso de agua más rico que tomé en mi vida", dijo el repartidor.

El sábado a la tarde un auto salió del lugar donde estaba estacionado en la calle y no vio por el espejo que venía Ernesto en la moto. "Creo que entré en el punto ciego", reflexionó. 

Herido, desde el piso, Ernesto se preocupó por el pedido "Sabía que había alguien que lo estaría esperando así que me comuniqué con Soporte para avisarles y que reasignen el pedido. Pero la respuesta fue desproporcionada", contó la víctima. 

"'Es el procedimiento', así es como Glovo se defiende", cuenta y agrega. "Es que Glovo no nos cree. No nos creen que podamos haber tenido un accidente porque muchos de los glovers somos capaces de fingir un accidente para quedarnos con la mercadería". 

De lo que se acuerda Ernesto es que recibió un fuerte golpe en la cabeza y que debió ser trasladado al hospital Tornú.

"Para rematar la historia" cuenta Yanina "apareció la persona que había hecho el pedido, abrió la caja de la moto y se llevó la pizza. Nosotros seguíamos ahí esperando a la ambulancia. De terror todo".

Sin embargo el repartidor defiende su puesto de trabajo: "No castiguen a Glovo, es una empresa que vino a hacer plata y es una oportunidad de trabajo para muchos. Nosotros somos monotributistas. Tenemos nuestro seguro propio y nuestros elementos propios. Al rato del accidente me llamaron de 'Soporte' y después me llamó Raúl, el gerente y me pidió disculpas y estuvimos hablando un largo rato" cuenta Ernesto.

"Glovo también tiene un seguro, que es la primera vez que lo voy a utilizar... después les cuento cómo funciona", bromea desde la casa.

"Usen casco, el casco me salvó la vida" es el mensaje que quiere dejar.

Ernesto Floridia tiene 63 años, trabaja 10 horas por día "con lluvia, con viento, con la violencia que hay en la Capital Federal" y explica el motivo, "al país lo sacamos adelante trabajando todos. Si, claro que prefiero una jubilación digna, pero destruyeron el país durante muchos años", concluyó. 

Comentarios