No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad POLÍTICA

Jessica Rovetto Yapur: "Hay un resurgimiento de la participación política de los jóvenes"

La precandidata a diputada de Cambiando Juntos por Córdoba dialogó con Filo.news acerca de sus proyectos de ley, el papel de los jóvenes en esta elección y la interna de la coalición opositora en la provincia.

Jessica Rovetto Yapur: "Hay un resurgimiento de la participación política de los jóvenes"

Jessica Rovetto Yapur: "Hay un resurgimiento de la participación política de los jóvenes"

Por: Alejandro Segade

“Como juventud, estamos empezando a tomar más protagonismo y a asumir el compromiso de querer estar en las mesas y en los espacios donde se toman las decisiones, porque creemos que estamos capacitados para para pedir cambios y hacer cambios en la Argentina”.

Jessica Rovetto Yapur tiene 29 años, es abogada, vicepresidenta 1° de la Juventud Pro Córdoba e integra la lista de precandidatos a diputados de Cambiando Juntos en la provincia, donde la coalición opositora presenta cuatro boletas.

En diálogo con Filo.news, dice que su bandera “es siempre la educación”, y aunque considera que el panorama es “súper pesimista”, afirma que aún “hay posibilidad de cambio”. “Es negocio que nos quedemos acá y la luchemos, y no estemos afuera, deseando siempre volver a nuestra tierra”, sostiene.

¿Qué está en juego en las elecciones legislativas de este año?

En estas elecciones se define, sobre todo, la defensa institucional de la Argentina, porque el oficialismo está a muy poco de lograr mayoría propia en el Congreso, tanto en Diputados como en Senadores. Entonces es sumamente importante que la ciudadanía vaya a votar, y que entienda que de las elecciones depende que el oficialismo pueda aprobar todo lo que quiera, cualquier proyecto de ley, sin necesidad de consensuar con las otras fuerzas políticas. Y esto, más allá de los proyectos específicos que quiera aprobar o no, le hace mal a la institución, a la República y a la democracia, porque es necesario que el Congreso sirva como un sistema de contrapeso para el Ejecutivo. Es necesario que haya más oposición para que ningún oficialismo, ni el actual ni el que venga, pueda tener mayoría propia y que el Congreso termine siendo, al fin y al cabo, una escribanía del Ejecutivo. Eso es lo que está en juego, la democracia y el equilibrio de los poderes.

¿Cómo calificarías este año y medio de gestión del Gobierno?

Sumamente negativa. Al principio, en marzo, apenas empezó la pandemia, apoyaba mucho como se estaba manejando Alberto Fernández. Me parecía que estaba tomando las decisiones correctas, se lo veía firme en sus decisiones. Pero a partir de ahí fue bajando estrepitosamente su forma, su conducción. Se empezó a resquebrajar su imagen, empezó a salir toda la mugre que hay por detrás del oficialismo, de que, al fin y al cabo, nos damos cuenta de que no es él quien está gobernando. Y empezaron a salir los objetivos que tenían detrás de tanta cuarentena. Esto de extender la cuarentena demostró que ellos la aprovecharon para mantenernos con la vista y los oídos puestos en la pandemia, y la cantidad de muertos, y en los números, en nuestra familia, en no salir. Y al final se descuidó no sólo la economía, sino la salud mental, la educación, todos los trabajos. Y no porque haya que hacer una dicotomía entre salud y economía, como lo planteaba el Presidente. Creo que eso no es verdad. Se podrían haber pensado propuestas que salven todas las aristas. Y yo lo que le reclamo particularmente es que no generó una mesa y con distintos actores, solamente se apoyó en los  infectólogos, en los médicos, en vez de convocar al sector privado, a los comercios, a la educación, y generar entre todos una salida para esta pandemia.

¿Cuál sería tu principal proyecto de ley?

Una reforma educativa estructural. La educación viene en decadencia hace muchísimos años, no sólo en los últimos dos años. Hace muchísimos años que la Argentina no está siendo competitiva a nivel educativo, comparándonos con el resto del mundo. No estamos teniendo posgrados competitivos, no estamos actualizados, estamos muy atrasados con toda la necesidad global. Planteo una reforma con tres ejes: el contenido; la forma en cómo se dan las clases, hay que buscar algo mucho más interactivo; y la vinculación de todo el ámbito educativo con el sector público y privado.

¿Cuál es tu mirada sobre la paridad de género?

No estoy a favor del cupo, no estoy a favor de la paridad de género. Sí estoy a favor de la igualdad, de que hombres y mujeres podemos hacer exactamente lo mismo, de eso no hay duda. Realmente yo creo que el hombre y la mujer pueden hacer exactamente lo mismo. No estoy a favor de esta discriminación activa que se hace con el cupo de género. Me parece que las mujeres tenemos la capacidad de llegar por nuestros propios medios, por nuestros propios conocimientos. No estoy a favor ni en el ámbito público, y mucho menos que se empiecen a meter en el ámbito privado, en los medios de comunicación, que en una empresa te obliguen a que en el directorio un tercio, un cuarto o la mitad sean mujeres, porque eso en realidad lleva a bajar la calidad de las instituciones. Porque por ahí no hay mujeres que hayan transitado la trayectoria para integrar el directorio de una empresa. Sí creo que se tienen que tratar el tema porque la mujer tiene barreras para ingresar porque todavía estamos muy en el pasado, en cuanto a la maternidad, al cuidado de la familia, a las tareas del hogar. La mujer muchas veces pierde tiempo y energía en eso, y quizás deja de estudiar, o no se enfoca tanto en su carrera profesional, y por eso no llega. Por eso todos los cargos altos están llenos de hombres. Pero me parece que hay que tratarlo desde la igualdad en cuanto a las tareas en el hogar, a la licencia por maternidad y por paternidad. Y eso en unos 10 o 20 años se va a ir viendo, cuando ya nos equiparamos realmente en las tareas del hogar y la mujer ejerza su carrera y esté el mismo tiempo que el hombre afuera de la casa.

¿Qué opinás del lenguaje inclusivo?

No estoy a favor del lenguaje inclusivo, me parece que es totalmente innecesario y que es simplemente una movida de la izquierda que finalmente termina generando esta disrupción. Genera su agenda propia, que va totalmente aislada de la agenda normal del ciudadano promedio. Creer que porque utilicemos una ‘e’ o un ‘@’ o ‘a/o/e’, creer que por eso nosotros realmente estamos incluyendo a todas las personas que no se identifican binariamente, es de una bajeza absoluta, es no estar conectado con la realidad. Yo lo entendería un poco más si fuese que este proyecto de lenguaje inclusivo va acompañado de un lenguaje inclusivo para que en todos los niveles, primario, secundario y universitario, te enseñen el lenguaje de señas, por ejemplo. ¿Qué pasa con toda la gente sordomuda? ¿Se siente incluida por una ‘e’? No, no los estamos incluyendo. Nadie está pensando en un proyecto de ese estilo. Inclusión es que todos sepamos el lenguaje de señas, que educativamente nos enseñen a no diferenciar, a no tener problemas por la decisión o la elección de género que tenga la persona. Inclusión es que las calles estén acorde para que una persona en silla de ruedas pueda manejarse sola y no dependa de que vaya con dos o tres familiares que le vayan alzando. Eso es inclusión. Me parece la izquierda se puso en eje, porque viene de arriba, una bajada de línea de decir ‘vamos con la verde, vamos con el aborto, vamos con la e, con esto vamos a cambiar el feminismo’, y se están olvidando completamente de todo el resto de la sociedad. O sea, si contás cuántas personas sordomudas hay, cuántos ciegos, cuántos jubilados hay que no pueden andar bien por la calle, y cuántas personas se sienten tocadas porque les digas ‘o’ o les digas ‘a’, la balanza da totalmente negativa. Para mí la inclusión se trata de una educación, desde chico, que simplemente nos enseñen a todos a aceptar la elección de género y sexual de cualquier persona.

¿Estás a favor de la legalización del uso recreativo de la marihuana?

Dependiendo de cómo sea el proyecto y de qué cantidad se permita, de qué cantidad se considere consumo propio y qué cantidad para la venta, estaría a favor. Yo no consumo y no estoy a favor de consumirla. Pero creo que es una elección personal. Porque esté prohibida no se va a dejar de consumir. Al contrario, genera mayor tabú sobre el tema, genera todo un tráfico ilegal alrededor de eso. Me parece que sí se podría legalizar. Y ya queda en decisión de cada uno, en la educación de cada uno, saber cuáles son los efectos de la marihuana. Si uno lo usa de forma de ocio, una vez, o lo toma como forma de vida, que en ese sentido creo que hay pruebas suficientes de que fumar constantemente y como forma de vida te va quemando neuronas. Y hay pruebas de que realmente te termina bajando el coeficiente intelectual. Pero yo estaría a favor de legalizarla para evitar todo el tráfico ilegal. Pero sólo la marihuana.

'Creemos que somos la versión más fuerte para para poder disputar en las elecciones de noviembre'
"Creemos que somos la versión más fuerte para para poder disputar en las elecciones de noviembre"

¿Votarías a favor de bajar la edad de imputabilidad?

Estoy a favor de la baja de la edad de imputabilidad, porque creo que un niño, si bien es menor, y se considera que no tiene todavía todas las capacidades para dirigir su vida, si está entendiendo el terror de matar a una persona, tiene que aprender a asumir las consecuencias. Yo estoy a favor de bajar la edad, pero creo que eso no puede ir sin una reforma carcelaria de base, estructural. Un chico de 14 años no puede ir a una cárcel con las condiciones actuales; tiene que ir a un reformatorio donde se le brinde apoyo psicológico, apoyo social, que se lo eduque, que tenga clases, para que realmente sirva para su reinserción. Las cárceles hoy no están siendo para reinsertar socialmente al reo, que ese es el objetivo, son una vergüenza, son inhumanas. Entonces no se puede bajar la edad de imputabilidad si no hay antes una reforma y todo un proyecto de ver cómo se lo va a recibir a ese chico en un reformatorio y quién va a dar la respuesta. Y también hay que ver el tema de la imputación en los padres de ese menor. Es algo que hay que tratarlo porque si un menor de 14 años tenía una pistola en la calle y mató a una persona, hay que ver por qué ese niño no fue retirado de su hogar antes, por qué los padres no estaban presentes.

¿Cómo ves el voto joven?

Una cosa positiva que yo puedo decir del gobierno de Cristina es que supo incorporar a los jóvenes e interiorizarlos en la ciudadanía, en los temas electorales y en la política. Fue durante su gobierno donde los jóvenes empezaron a ser parte. Ella logró generar mucho esa participación en los jóvenes, y eso hizo que los jóvenes dejen de ser apáticos y empiece una toda una nueva revolución de interés en ellos. Creo que hay un resurgimiento de la participación política de los jóvenes, y por eso todos los partidos están interesados en captar su voto.

¿Qué pensás acerca de los jóvenes que buscan emigrar en busca de nuevas oportunidades?

Eso es terrible, se nos están yendo un montón de jóvenes. Y nosotros estamos tratando de demostrarles, desde la participación de nosotros jóvenes en las listas, de decirles "por favor, no se vayan". Hay jóvenes que estamos comprometidos, que estamos trabajando día a día por cambiar esto. Todavía hay esperanza. Si bien el panorama es súper pesimista, creo que no hemos tocado fondo todavía, la Argentina tiene un montón de posibilidades de salir. Es una cuestión de cambiar la mentalidad del argentino, de todos, de cambiar a la cultura del trabajo, a la cultura de la meritocracia, del estudio, y necesitamos que los jóvenes se queden, confíen, se comprometan y aporten su grano de arena. A mí realmente me preocupa porque es lo que en lo que pasó en Venezuela. Se van a empezar a ir los jóvenes que han podido o que están accediendo a una educación universitaria. ¿Qué vamos a hacer si toda la franja etaria entre los 20 y los 40 que está calificada se va? Yo creo que por eso también estamos todos apuntando a decir a la juventud que no se vaya, que por favor confíe un plazo más, un gobierno más, Hay posibilidad de cambio. Todos hemos pensado en irnos. Yo también lo pensé en algún momento, pero decido quedarme acá y aguantar un tiempo más.

¿Apoyarías una reducción de la jornada laboral?

Estoy a favor de la reducción de la jornada laboral. Me parece bien. Me parece que generaría también que uno sea más eficiente en el trabajo, con turnos de seis horas. Eso duplicaría también la cantidad de empleos. Pero tiene que ir acompañado de una reforma laboral, porque para el empresario hoy es imposible pagar más empleados. Prefiere tener uno que esté 12 horas, tener que pagarle cargas sociales y todos los impuestos a uno solo, y arriesgarse a un solo juicio laboral, que tener cinco empleados que quizá trabajen mejor, más contentos, más motivados, pero que tiene que cuadruplicar las cargas sociales y lo que paga. Creo que sí hay que bajar el horario laboral, pero tiene que ir acompañado de una reforma laboral.

¿Debería ser obligatoria la vacunación contra el coronavirus?

Para poder pedir la obligatoriedad de cualquier tema tiene que haber certezas sobre cómo fue el proceso. No me parece mal que sea obligatorio, creo que es un tema de salud pública. Pero en esta situación, con el desconocimiento de cómo fueron los negociados con las vacunas, con las pruebas, que todos los países aprobaron la Pfizer y nosotros siempre fuimos por las otras, siempre fuimos por izquierda, que se hablaba de que iba un avión más costoso buscar todas las vacunas en vez de dejar que Rusia nos mande en sus aviones las vacunas. Con toda esta cuestión demasiado gris que hubo alrededor de los negociados de las vacunas, creo que no podés obligar a la sociedad. Si el Presidente no te puede dar certeza de qué vacunas tenemos hoy aprobadas, de cómo se aprobaron tales vacunas. ¿Cuánto estamos pagando cada vacuna? ¿Por qué se utilizaron los aviones de Aerolíneas para ir a buscar la vacuna? Si no dan la información, no pueden obligar a vacunar. Si las cosas hubiesen sido limpias desde el principio, sí me parece que tiene que ser obligatorio, para que sea una cuestión de salud pública.

¿Cómo llega Cambiando Juntos a este domingo?

Estamos muy motivados porque realmente creemos que somos la versión más fuerte para para poder disputar en las elecciones de noviembre. Hay que ver cómo se acomoda la alianza post-PASO, porque la verdad está siendo bastante cruda la interna en la provincia. Y eso deja mucho que desear de nosotros, de todos como políticos, porque le estamos dando una muy mala imagen a la ciudadanía, que está pensando en cómo llegar a fin de mes, y nosotros nos estamos tirando dardos entre nosotros, nos estamos perdiendo el foco, la lucha que queremos dar está el frente, y las PASO tienen que ser simplemente una cuestión electoral y democrática para que la gente elija al mejor candidato. Y en ese sentido creo que la lista que encabeza Mario Negri no muestra renovación, no muestra futuro. Hace muchísimos años que está en el Congreso, creo que ya está pasado de edad. Tiene que jubilarse de la política. Aportó mucho en Diputados y tiene que terminar su mandato. Pero no hay jóvenes incluidos en esa boleta. Creemos que nuestra tiene a Luis Juez, le va a decir y le va a poner los puntos a Cristina en el Senado. Rodrigo de Loredo representa el futuro, el radicalismo. Y en cuanto al Pro, tenemos a los mejores referentes, tenemos a todo el Pro abanderado dentro de esta lista. Hay dos o tres soldados que están del otro lado, pero todo el Pro orgánico está de este lado. Y la juventud del Pro, orgánicamente, está de este lado. Por eso creo que es la mejor lista, porque unifica coraje, renovación, juventud y coherencia.

Comentarios