No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

Seis capitales regionales de Brasil suspenden sus fiestas de fin de año por COVID-19

Se trata de Belo Horizonte, Fortaleza, Florianópolis, Joao Pessoa, Palmas y Salvador, cuyos alcaldes ven con preocupación el aumento de casos en Europa y temen por un repunte similar en sus distritos.

Seis capitales regionales de Brasil suspenden sus fiestas de fin de año por COVID-19(Foto: Reuters)

Seis capitales regionales de Brasil suspenden sus fiestas de fin de año por COVID-19 | Foto: Reuters

Durante estos últimos días, y tras la aparición de la nueva variante Ómicron, al menos seis capitales regionales de Brasil cancelaron sus celebraciones de fin de año por temor a un repunte de contagios.

Y es que, actualmente, Brasil, que fue uno de los países más golpeados por la pandemia de COVID-19, transita un momento de cierta estabilidad en relación a los casos y muertes por la enfermedades, que se encuentran en sus niveles más bajos.

En vistas de continuar con esta tendencia a la baja atribuida al avance de la vacunación, las autoridades locales tenían previsto celebrar fin de año con conciertos y actos conmemorativos, pero el aumento de los contagios en Europa y el hallazgo de esta nueva cepa encendieron las alarmas.

Así las cosas, Belo Horizonte, Fortaleza, Florianópolis, Joao Pessoa, Palmas y Salvador son las -de momento- seis capitales regionales primeras capitales regionales que cancelaron sus fiestas de fin de año. En sus redes sociales, el alcalde de este último distrito, Bruno Reis, comentó que estas cancelaciones responden a su postura de "poner la vida de las personas en primer lugar".

Por el momento, Sao Paulo, la ciudad más populosa del país, y Río de Janeiro, la más turística y donde tradicionalmente se reúnen millones de personas en sus icónicas playas el 31 de diciembre, siguen adelante con sus festejos, aunque cada vez son más las voces que, desde el mundo de la medicina, recomiendan su suspensión.

En esta nota:

Comentarios