No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Actualidad

"Techo" convoca a voluntarios y voluntarias para su Colecta Anual

Se realizará el 7, 8 y 9 de mayo en todo el país con actividades virtuales y presenciales. Lo recaudado se destinará a la construcción de viviendas de emergencia y a la ejecución de proyectos de mejoramiento de hábitat de los asentamientos en los que la organización trabaja.

"Techo" convoca a voluntarios y voluntarias para su Colecta Anual

"Techo" convoca a voluntarios y voluntarias para su Colecta Anual

TECHO convoca a voluntarios y voluntarias para su Colecta Anual que se llevará a cabo el 7, 8 y 9 de mayo en todo el país con actividades virtuales y presenciales, según los protocolos sanitarios por COVID-19 de cada ciudad.  Las personas interesadas en participar pueden anotarse ingresando en colecta.techo.org.ar, donde accederán a más información sobre el evento.

La Colecta de TECHO tiene como objetivo invitar a la sociedad a apoyar el compromiso cotidiano de miles de voluntarios y voluntarias que trabajan en conjunto con vecinos y vecinas para impulsar proyectos que mejoren las condiciones de hábitat y vivienda en las que viven más de 4 millones de personas en los asentamientos.

“La participación ciudadana de la juventud es fundamental para transformar la realidad de los barrios populares. Es por eso que convocamos a voluntarios y voluntarias a sumarse a la Colecta”, sostuvo Francisco Ferrario,  Director General de Regiones de TECHO en Argentina.

“La situación de pobreza en los barrios populares de nuestro país se profundizó por los efectos de la pandemia. Muchas familias viven hoy en un contexto de urgencia habitacional. Necesitamos más que nunca el involucramiento de la sociedad para visibilizar esta realidad”, agregó Ferrario.

En este contexto, el evento se desarrollará en más de 35 ciudades de 10 provincias en las que TECHO está presente: Buenos Aires, Santa Fe, Corrientes, Chaco, Misiones, Tucumán, Salta, Córdoba, Neuquén y Río Negro.  Según la situación sanitaria de cada localidad, se implementará un protocolo por COVID-19 para garantizar el cuidado del voluntariado y otros actores participantes  del evento.

Las personas interesadas en sumarse como voluntario/a a la Colecta o realizar una donación, pueden hacerlo ingresando en colecta.techo.org.ar.  Lo recaudado se destinará a la construcción de viviendas de emergencia y a la ejecución de proyectos de mejoramiento de hábitat de los asentamientos en los que la organización trabaja junto a las comunidades.

El compromiso de los jóvenes en tiempos de pandemia

La voluntad de estar presente en donde más se necesita, representa uno de los actos de mayor compromiso y entrega que una persona puede tener para con el conjunto de la sociedad. Ser voluntario/a de una causa implica una elección, un estilo de vida, una forma de empatizar con lo que nos rodea. Nace de lo genuino, del interés, de la curiosidad; de la convicción. Porque alguien nos invita o porque entramos en conocimiento de algo que nos moviliza, que nos parece que está mal.

Es imprescindible que el voluntariado se ejerza con una visión crítica, que permita reforzar y conquistar nuevos derechos, visibilizando las diversas injusticias que nos atraviesan e interpelan como sociedad. Entender el voluntariado y a las organizaciones de sociedad civil como una opción de participación ciudadana válida y necesaria, es uno de los primeros pasos para identificar los desafíos diarios que enfrentamos como miembros de una sociedad.

La pandemia de COVID-19, desató múltiples cambios en la cotidianeidad de nuestras acciones sociales, entre ellas, el rol del voluntariado en territorio. El nuevo contexto, nos interpeló e invitó a reflexionar en el desarrollo de nuestras actividades, compromisos asumidos y en las elecciones que hacemos a diario; y a su vez, nos llamó a re-pensar nuestro rol, y entender cómo, cuándo, por qué y qué hacer ante las nuevas demandas de un escenario social complejizado. Miles de personas y organizaciones en todo el país, nos vimos obligadas a reinventarnos para dar respuesta a estas demandas.

Por ejemplo, desde TECHO, por convicción y entendimiento, siempre trabajamos con la mirada de los y las habitantes de los barrios populares en comprender la urgencia del momento. Frente a un evento tan excepcional como es una pandemia, llevamos adelante por primera vez, una campaña de asistencia que nos permitió, entre marzo del 2020 y marzo del 2021, llegar con alimentos y kits de higiene a más de 80 mil familias de 10 provincias, a través de comedores ya conformados y ollas populares que surgieron ante la urgencia, gracias al trabajo de referentes barriales.

La readaptación del rol del voluntario frente a la pandemia, implicó e implica unión y cercanía ante el distanciamiento, movilización, poner la voluntad en acción, innovar; poner el cuerpo, el oído, las ganas, el tiempo; hasta exponerse a lo desconocido, como lo es la amenaza de un virus ajeno a nuestro entendimiento y control. Implica frustración cuando las articulaciones con los distintos niveles de los gobiernos no son óptimas, o cuando la asistencia no llega y reconocemos, una vez más, cuánto trabajo conjunto entre Estado y sociedad civil hace falta para poder hacer frente a una situación de pobreza estructural tan importante.

Como si no hubiese evidencia suficiente de ello, la pandemia sobre-expuso las alarmantes desigualdades que enfrenta la Argentina y el mundo entero. La brecha entre quienes más y menos oportunidades poseen, es cada vez más amplia y compleja de saldar. Sin embargo, nuestra tarea como voluntarios es mantener el optimismo y convocar a todos los actores sociales para trabajar de forma conjunta. En este sentido, es que el Estado, las empresas, los medios de comunicación y la sociedad civil deben estrechar cada vez más lazos en vistas de impulsar políticas públicas ágiles y de desarrollo a largo plazo, que tengan como fin último una genuina integración socio-urbana.

TECHO se reinventó ante los nuevos desafíos del afuera. El distanciamiento nos alejó, pero también nos mantuvo más unidos que nunca como organización y grupo humano. Mantuvimos la cercanía gracias a nuestros valores, que nos llevan a poner en práctica el deseo y la voluntad, y a la vez, a contagiar a otros de esas ganas de hacer para cambiar una realidad que creemos transformable, a pesar de las adversidades.

Francisco Ferrario es director General de Regiones de TECHO en Argentina.

Comentarios