No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad

Un detenido por el crimen del pizzero de Banfield

Se trata de un joven de 20 años que cayó en la localidad de Remedios de Escalada. La policía busca a dos cómplices, acusados por el crimen de Adrián Albanese.

La pizzería de Adrián Albanese, en Banfield.

La pizzería de Adrián Albanese, en Banfield.

Un joven fue detenido esta mañana acusado de participar del robo y asesinato del dueño de una pizzería en la localidad bonaerense de Banfield ocurrido en la madrugada del pasado domingo.

El presunto delincuente fue capturado en la vecina localidad de Remedios de Escalada, distrito en el que había sido abandonado el Ford Ka blanco en el que habían huido los ladrones tras ejecutar de un disparo en el rostro a Adrián Albanese, de 40 años y propietario de la pizzería Don Albanese.

El hecho ocurrió el sábado por la noche cuando un grupo de los ladrones que había cometido un raid delictivo, que incluyó el robo a un automovilista, llegó a la pizzería ubicada en la esquina de avenida Adolfo Alsina y Peña, en Banfield.

Allí, al menos tres delincuentes a cara descubierta y vestidos con gorras y camperas amenazaron a todos los presentes, entre ellos a Albanese (40), dueño del local.

"Estaban en el final del día juntando la recaudación. Había empleados, repartidores y hasta algunos clientes. En ese momento, entraron tres personas a cara descubierta que le exigieron la entrega de dinero y todo lo que tenían", relató Verónica, esposa de la víctima.

Según la mujer, su marido no se resistió y entregó todo el dinero, pero los delincuentes le pidieron la alianza y él no se la pudo sacar, por lo que le dispararon y lo asesinaron.

"Lo mataron porque no se pudo sacar la alianza. Quiero que encuentren a la persona que hizo esto, que dejó a un bebé de cuatro meses sin su papá", había reclamado ayer la mujer.

Según su relato, los delincuentes llegaron al lugar a bordo de un Ford Ka de color blanco y huyeron tras concretar el crimen, y los vecinos lograron anotar la patente del vehículo.

Los investigadores determinaron que ese Ford Ka había sido robado momentos antes del crimen del pizzero en la zona.

Con esos datos y las imágenes captadas por cámaras de seguridad, el fiscal Carlos Baccini dispuso distintos procedimientos con el objetivo de detener a toda la banda.

En esta nota:

Comentarios