No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Actualidad

Vuelven las huelgas climáticas de Fridays For Future a lo largo del mundo

A propósito de este acontecimiento, los representantes de los países más afectados por la crisis climática conversaron acerca de sus respectivas situaciones y del escaso accionar de los líderes políticos.

Vuelven las huelgas climáticas de Fridays For Future a lo largo del mundo

Vuelven las huelgas climáticas de Fridays For Future a lo largo del mundo

Durante la pandemia por el coronavirus muchos han sido los videos e imágenes que alertaron a las personas acerca de la actualidad climática a nivel mundial.

Ciudades cubiertas por espesas capas de humo provenientes de la quema de bosques, animales con el pelaje quemado y miles de personas evacuadas por el riesgo de incendios han hecho que la crisis climática vuelva a estar en agenda.

A raíz de eso, desde MAPA (Most Affected People and Areas) organizaron, para este viernes 25 de septiembre, alrededor de 2.500 movilizaciones tanto físicas como virtuales concienciar sobre la protección del medio ambiente.

En una conferencia otorgada a la prensa y retransmitida por YouTube, jóvenes representantes expusieron la situación de sus respectivos países y la poca responsabilidad que toman las autoridades política en este tema tan urgente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Filo.news (@filonewsok) el

Representando a Argentina, estuvieron presentes los cofundadores de la organización Jóvenes por el ClimaNicole Becker, como moderadora, y Eyal Weintraub, como expositor.

Después de citar una frase de Eduardo Galeano ("El subdesarrollo de la región no es una cara del desarrollo, sino una consecuencia"), Weintraub criticó el modus operandi con el que se maneja Argentina: vender bienes naturales y comprar productos.

"Exportamos litio y compramos baterías. Casi siempre, más dólares salen del país de los que entran", criticó.

En una crítica a la meritocracia, ejemplificó con el caso de Haití, el primer país en rebelarse contra los colonizadores y lograr su independencia, teniendo que pagar una suma exorbitante de dinero al tesoro francés por "indemnizaciones" que, recién en 1947, pudieron terminar de pagar.

"Si la vida es una carrera, como algunos meritocráticos quieren hacer creer, los que nacemos en Latinoamérica empezamos dos metros atrás, con vendas en los ojos y las piernas amputadas", sentenció.

Remontándose a los años 60 y 70, Weintraub puntualizó sobre la última dictadura argentina como puntapié de la crisis ecológica y financiera que azota al país. "En Argentina, mi casa, 1976 fue el año donde el tirano Jorge Rafael Videla agarró al país y perpetró la dictadura más sangrienta del país, desapareciendo a 30 mil personas, muchos de mi edad y activistas como nosotros, y empezando con el problema sistemático de la deuda externa".

Ahora tenemos que levantarnos y decirle "Nunca Más" al terrorismo económico y financiero, que viene de gobiernos, corporaciones o de organizaciones financieras como el FMI.

Pero, ¿qué tiene que ver la deuda externa con la crisis climática? La pregunta es válida para Weintraub: "La deuda financiera que tiene el cono sur con el norte es la misma deuda ecológica que el norte tiene para con el sur", responde él.

Y es que, según lo que expone Weintraub, la comodidad de la que goza el habitante promedio del lado norte del mundo es gracias a la sangre y al sudor del esfuerzo del habitante del lado sur: de los latinoamericanos, de los africanos.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida por Eyal Weintraub (@eyalwein) el

"Latinoamérica está en llamas: el Pantanal y el Amazonas en Brasil, los humedales del Delta de Paraná, los incendios de México, Bolivia, Paraguay, Colombia y de incontables países más hicieron de esta temporada de quemas algo inolvidable. Fue una de las peores de los últimos años. Sin dudas", dice, tajante.

Y, para terminar, Weintraub deja de hablar en inglés para el mundo y, en su español argentinizado, le habla a sus compañeros latinoamericanos. "Sólo podemos salir de esta situación con mayor unidad regional, porque es cierto que sin unidad latinoamericana, sin Patria Grande, no hay justicia climática. Pero solamente con la Patria Grande tampoco alcanza. Los problemas que traen la crisis climática y ecológica son globales, entonces, si no tejemos vínculos globales, la juventud de todo el mundo, unida detrás de un reclamo (Justicia Climática) es imposible que la logremos".

Comentarios