Autonexo

¿Por qué el aire de acondicionado de mi auto tiene mal olor?

A veces nos encontramos con esta situación mientras utilizamos el equipo de climatización del vehículo. Cómo evitarlo.


 

Aire acondicionado y el mal olor(freepik.es)

Aire acondicionado y el mal olor | freepik.es

Si bien el verano ya pasó y el invierno se aproxima, el sistema de aire acondicionado puede utilizarse todo el año. De hecho, es el mejor elemento para combatir los vidrios empañados en un día de mucha humedad o lluvia.

Aunque cuando este se enciende puede aportar mal olor al habitáculo, más que nada en los autos que ya tienen algunos años de uso.

Aire acondicionado
No se recomienda usarlo siempre a la máxima potencia.

Esta situación no proviene del exterior, sino que es producido en el mismo sistema de climatización y es muy factible que se genere por la acumulación de humedad en los conductos con el paso del tiempo.

El evaporador del mecanismo de aire acondicionado extrae el calor del aire que recoge del exterior, y con la circulación del gas líquido frío, más un ventilador, permiten el enfriamiento del habitáculo. De esta forma el aire caliente se condensa generando este fenómeno.

Quizás uno de los factores sea el diseño y composición de las tuberías, que no eliminan la humedad del todo, aunque también puede ser la suciedad de los filtros.

En el caso de la primera situación, la humedad puede quedar atrapada en las cañerías. Debido a este fenómeno, hacen su aparición el moho y las bacterias que acrecientan el mal olor, que a su vez pueden conllevar el malestar de los ocupantes mediante tos, ardor en los ojos y alergias.

Por otro lado, los sistemas de aire acondicionado cuentan con un filtro de partículas. Si éste está muy sucio puede producir el mal olor y no cumple su función de purificar el aire que ingresa al vehículo.

La mejor manera de contrarrestar este efecto es utilizar el aire acondicionado frecuentemente, al menos una vez por mes, durante cinco minutos. De esta forma el aire  circula sin obstrucciones que generan mal olor.

Tampoco se debe emplear el aire acondicionado a máxima potencia. La condensación será mayor con un riego más alto que se genere humedad y que se acumule.

Realizar un mantenimiento adecuado contribuye a evitar esta situación. Por eso es recomendable revisar cada 10 mil kilómetros el estado de los filtros y realizar los recambios según lo indicado en el manual.

Fuente: euromaster

En esta nota:
  • aire acondicionado

Comentarios