Autonexo

Un camión que se “vistió” de tren en una isla de Europa

Conocé la historia de un camión que se convirtió en un tren para trasladar a la gente en un destino turístico del viejo continente.

El camión Borgward se encargaba de trasladar por las vías a los pasajeros de la isla de Sylt, situada entre Dinamarca y Alemania, lugar de turismo de la alta sociedad europea.

¿Porqué un camión se convirtió en tren?

Luego de la II guerra mundial los británicos le devolvieron la isla a Alemania y el ferrocarril contaba con locomotoras muy antiguas y el nuevo operador del tren que también explotaba los buses construyó su propios trenes con los camiones Borgward.

De esta forma solucionó de una forma más económica y práctica el traslado de las personas por las Isla de Sylt. Para fusionar ambos medios de transporte se empleó el sector delantero con la cabina del camión y el resto con los elementos de los buses.

Para completar la adaptación, al Borgward B4000 de 90 caballos de potencia se le instalaron los ejes de un tren para implementarlos sobre las vías de la Isla y así poder completar los viajes.

La primera incursión de este “camión-tren” se concretó el 5 de octubre de 1952 y posteriormente este tipo de sistema evolucionó hasta extenderse con los Borgward (bautizados LT) porque ya eran considerados trenes y se conformaron con dos vagones y capacidad de hasta 129 pasajeros sentados.

Hasta 1973 estos vehículos estuvieron activos en la isla de Sylt donde realizaron sus últimos viajes. En la actualidad algunos ejemplares de esos vehículos especiales descansan en diversos museos europeos.

En esta nota:
  • camión
  • tren
  • Sylt
  • Borgward

Comentarios