No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Protón Inteligencia Artificial

Armas letales autónomas: una realidad que se entrelaza con la ficción

Son varios los países que hoy apuestan por máquinas de guerra autónomas. Si bien los algoritmos son programados por personas reales, estas nuevas armas pueden decidir y eliminar objetivos sin control humano alguno.

 

Armas letales autónomas: una realidad que se entrelaza con la ficción

Armas letales autónomas: una realidad que se entrelaza con la ficción

Por: Belén Drugueri

La literatura, el cine y la televisión vienen prediciendo un futuro donde la amenaza más notoria es la tecnología y el uso y mal uso de la misma, apostando a que las maquinas un día serán capaces de tomar decisiones autónomas peligrosas y carentes de moralidad humana alguna. 

El desarrollo de la Inteligencia Artificial es uno de los campos de acción más relevantes en el panorama tecnológico actual, y con varias naciones ligadas directamente a estas nuevas herramientas avanzadas, el campo de guerra es más digital que psicológico. La llegada de armas autónomas letales tiene a varios analistas alrededor del mundo alarmados, pero el barco de la inteligencia artificial ya zarpó y parece que no tenemos mucha más alternativa que abordarlo.

Dentro de los países que están jugando con estas modernas herramientas tecnológicas, se encuentran Estados Unidos -que, de este modo, deja en claro que competirá por mantener la hegemonía de la que disfruta desde el final de la Segunda Guerra Mundial-, su gran rival China, y le siguen Rusia, Gran Bretaña, Francia, Israel y Corea del Sur. Los proyectos incluyen tanques, aviones de combate, ametralladoras y drones especificos que cuentan con inteligencia artificial avanzada.

Lejos de ser alucinaciones futuristas de escritores de ciencia ficción, constituyen uno de los núcleos de la carrera armamentista hoy en curso.

¿Qué hacen estas armas?

Básicamente, algunas pueden -sin un control humano que las regule- seleccionar y eliminar objetivos con una velocidad y eficiencia que un humano no podría igualar, reemplazando la moral y los valores de una persona por una herramienta de programación digital que no cuestiona dos veces el objetivo de los disparos.

Estados Unidos, junto con un puñado de países, se encuentran parados en el medio de regulaciones internacionales en el área de IA. Asimismo, China acentuó que apoyaría una posible prohibición en el uso de las armas pero no en el desarrollo de las mismas.

Pautas impuestas para evitar un posible desastre existen, pero expertos como el empresario de la tecnología Elon Musk insisten hace años en trazar más regulaciones  “antes de que sea demasiado tarde”.


La tecnología de inteligencia artificial alcanzó un punto en el que el desarrollo de armas autónomas es, prácticamente si no legalmente, posible dentro de unos años, no décadas, y los riesgos son altos: las armas autónomas han sido descritas como la tercera revolución en conflicto armado, después de la pólvora y las armas nucleares


Lo que acabás de leer es un fragmento de la carta abierta que firmaron Musk, Steve Wozniak, Stephen Hawking y más de mil especialistas en 2015, alarmados con la necesidad de prevenir el comienzo de la era en que las maquinas puedan matar de manera autónoma.

Otra carta abierta fue redactada por cinco expertos canadienses en 2017, donde se le pidió al Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, que se uniera al desafío de frenar las armas autónomas letales y asumir una posición de liderazgo contra los sistemas autónomos de armas en el escenario internacional. La población Canadiense está nada entusiasmada con la posible incorporación de estas armas, según indican los porcentajes de encuestas especificas, y varios proyectos y campañas, como Stop Killer Robots in Canada, que fueron lanzadas contra los llamados «robots asesinos». Esta última fundación creó varios cortometrajes para realzar la conciencia del peligro que conllevan estas máquinas, como el que enlazamos acá.


El momento llegó y estas armas ya están siendo estudiadas, probadas y ejecutadas por las entidades que controlan el mundo, o que intentarán hacerlo próximamente en esta Guerra Fría de Inteligencia Artificial, con el uso de estos nuevos y sofisticados armamentos robóticos autónomos. La tecnología nos está dejando fuera del lugar subjetivo y del contacto con la experiencia, convirtiendo las estrategias en decisiones lógicas, asertivas y fulminantes, donde la última palabra sobre la vida y la muerte en el campo de guerra ahora la tiene a una máquina que se basa en un conjunto de unos y ceros.

¿Qué podemos esperar del futuro?


La Inteligencia Artificial está muy ligada a nuestras vidas; la mayoría de la población utiliza IA con básicas aplicaciones de comando como Siri, y muchas de las apps que usamos en el día a día la utilizan para analizar datos: Facebook, Twitter, Instagram. Estamos lejos de afirmar que la evolución desmesurada de la inteligencia artificial pueda significar la destrucción total de la raza humana, pero esta idea siempre estuvo presente en el inconsciente colectivo.

Con nuevas armas de combate especializadas en la eliminación de objetivos con altos niveles de eficiencia, que no necesitan de un comando humano, no podemos dejar de preguntarnos: ¿Será el principio de un futuro gobernado por Robots que tomen decisiones por nosotros?


 

En esta nota:

Comentarios