No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Protón

¿El coronavirus puede afectar el funcionamiento sexual y las hormonas sexuales masculinas?

Consultamos a @CoronaConsultas sobre lo que afirman muchos portales basados en un estudio de científicos de Wuhan, China.

¿El coronavirus puede afectar el funcionamiento sexual y las hormonas sexuales masculinas?(Foto: Unsplash)

¿El coronavirus puede afectar el funcionamiento sexual y las hormonas sexuales masculinas? | Foto: Unsplash

Muchos sitios webs informan que el coronavirus podría afectar las hormonas sexuales masculinas y dificultar su sistema reproductivo, al citar un estudio de especialistas de Wuhan, China. 

La investigación realizada en conjunto por el centro de Investigación Clínica Hubei para el diagnóstico prenatal y la salud del nacimiento, Centro de Medicina Reproductiva y el Departamento de Obstetricia y Ginecología de Wuhan afirma que “el virus puede sembrarse en la vía reproductiva masculina, porque la barrera de los testículos sanguíneos no es lo suficientemente perfecta como para aislar completamente al virus”. Además señala que “el daño a los testículos inducido por el virus puede dañar a la hormona gonadal, la secreción y espermatogenesis”. 

Consultamos a científicos e investigadores argentinos que integran @CoronaConsultas, un grupo de especialistas multidisciplinarios. Brindan información sobre Covid-19 y aclaran todo tipo de dudas en redes sociales. 

Les preguntamos si es verdad que el coronavirus afecta sexualmente a los hombres y entre sus integrantes elaboraron las siguientes respuestas: 

  • ¿La COVID-19 afecta las hormonas sexuales masculinas y su sistema reproductivo?

Muchos portales de noticias afirman eso, citando unos resultados publicados por el Centro de Investigación Clínica de Hubei que son aún preliminares, es decir, todavía no fueron evaluados y validados por la comunidad científica. Esto significa que es necesario esperar antes de sacar conclusiones, sobre todo considerando el actual contexto. 

Por otro lado, es necesario destacar que el grupo control (grupo sano contra el cual se compara al grupo con COVID-19) seleccionado presentaba un funcionamiento reproductivo normal. Esto significa que no se comparó al grupo infectado con otras personas con problemas de fertilidad. Esto es muy importante, porque esas personas presentan niveles alterados de la hormona luteinizante (LH) parecidos a los de los pacientes con COVID-19. En otras palabras: no queda claro si son pacientes que tenían problemas de fertilidad antes de enfermarse, o después del contagio. Finalmente, las muestras que se toman para estudiar la fertilidad deben recolectarse a la misma hora, porque hay hormonas que son de secreción cíclica, es decir, que se producen siempre a la misma hora, y esto puede afectar los resultados. Estos tiempos no fueron aún informados por los autores del estudio.

  • ¿Disminuye el funcionamiento sexual? 

Una manera de medir el desarrollo y el funcionamiento sexual es a través de la hormona foliculoestimulante (FSH). El estudio muestra que, más allá de los reparos ya expresados, no hay diferencias significativas entre los dos grupos. La hormona foliculoestimulante (FSH) tiene un patrón de excreción más amplio y no dependiente de pulsos diurnos claros (a diferencia de LH). Por lo tanto, en este caso los tiempos de toma de muestra no influencian marcadamente sus valores.

  • ¿Existe evidencia de que el virus ataque a otros órganos, como los de los sistemas digestivo, cardiovascular y urinario?

Entre los estudios publicados hasta el momento, se habla mucho de un daño potencial a estos sistemas, por el solo hecho de la presencia del receptor utilizado por el virus para ingresar en las células del sistema respiratorio.

Otros estudios refieren complicaciones, más allá de las respiratorias, pero hay que tener en cuenta que éstos son realizados en aquellos pacientes con cuadros graves o fatales. Estas presentaciones clínicas se dan principalmente en personas de mayor edad, que ya tenían otras enfermedades.

  •  ¿Es verdad que el virus se puede depositar en el semen y los testículos?

El estudio del que venimos hablando señala que no se encontró SARS-CoV-2 en el semen ni sus parámetros se encontraban alterados, por lo que no hay evidencia directa del daño en testículo. Esto mismo es informado por los autores del trabajo.

La cuenta @CoronaConsultas fue impulsada por el neurocientífico del CONICET, Fabricio Ballarini. Estás respuestas fueron elaboradas por sus integrantes: la médica Ariadna Echavarría (Residente de Psiquiatría del Hospital de Emergencias Psiquiátricas Torcuato de Alvear. @ariechavarría28), el licenciado Alejandro Castro Scalise (biólogo, estudiante de máster en Biofísica y asistente en Universidad Humboldt de Berlín y Tutor en Charité @alejandrcastro), el médico Facundo Latini (especialista en neurología, co coordinador de investigación de la FCM de la UCCuyo SL. @manusefir), la licenciada Ivanna Castro Pascual (Doctorado en Neurociencias, Universidad Nacional de Córdoba, Lic en Biología Molecular, Laboratorio de cronobiología, IMIBIO-CONICET. Jefe de trabajos prácticos, Área Química Biológica, Universidad Nacional de San Luis. @ivannaccp08), el biólogo Patricio Santagapita (Dr. en química, posdoc en alimentos, investigador independiente de CONICET en Cs químicas, profesor adjunto en la UBA en el área de Bromatología y Microbiología de Alimentos del Departamento de Química Orgánica, @psantagapita) y Juan Bonín.

En esta nota:

Comentarios