Ir al contenido
Logo
Cine y series

A los 12 años, la argentina Renata Lerman fue premiada en el festival de San Sebastián

La adolescente, hija del director de cine Diego Lerman, ganó el Premio a Mejor Interpretación de Reparto en el prestigioso festival por su papel en la película "El Suplente", que dirige su padre.

A los 12 años, la argentina Renata Lerman fue premiada en el festival de San Sebastián

Renata Lerman tiene apenas 12 años y debutó en el mundo de la actuación de la mano de la película "El Suplente", dirigida por su padre Diego y protagonizada por el argentino Juan Minujin y la española Bárbara Lennie.

Gracias a su papel como actriz, el primero de su carrera, la adolescente ganó el Premio a Mejor Interpretación de Reparto en el prestigioso Festival de San Sebastián.

"No tenía ninguna experiencia actoral. El papá estaba buscando en un casting la actriz para hacer de hija de Juan Minujín en la película y ella le dijo: '¿Por qué no me lo ofrecés a mí?'. Le hizo unas pruebas y quedó", contó el periodista y crítico de cine Diego Batlle.

En dialogo con Clarín la actriz contó: "Para mí estuvo bueno. La pasé muy bien, porque además todo el equipo me tiraba buena onda, así que sí, la pase bien con el dirigiéndome, y no siento que fue como algo exigente, o que me podía exigir más porque era mi papá".

Su padre Diego Lerman felicitó a su hija desde su cuenta de Instagram junto a una tierna foto de ambos: "Y reni se ganó la Concha de Plata en San Sebastián.. felicitaciones preciosa!!! Increíble".

La película - coproducción latinoamericana y europea entre Argentina, España, Italia, México y Francia - narra los percances de Lucio, un profesor interino en los suburbios de Buenos Aires que se ve obligado a tomar partido cuando uno de sus alumnos es amenazado por un narcotraficante.

La película tuvo su estreno mundial en la 47° edición del Festival Internacional de Cine de Toronto, donde participó en la sección Special Presentations, junto a otros 46 largometrajes de todo el mundo.

En diálogo con Telam el director explicó que su sexta película habla de "un mundo de clase media, ilustrado, con aspiraciones poéticas, ambiciones personales, que al cruzar el puente del Riachuelo se encuentra con una realidad que lo interpela y lo hace pensar en el sentido de la educación para él".