No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series

El director de Joker/Guasón defiende la violencia de la película

Todd Phillips asegura que la forma de ver la violencia de la película es hipócrita, pero los debates que genera son beneficiosos.

Joaquin Phoenix y Todd Phillips en el set de Guasón

Joaquin Phoenix y Todd Phillips en el set de Guasón

Por: Leon Valle

La semana pasada, después de quedar deslumbrada con la película, Jessica Blady se preguntaba si la crudeza de la violencia de Guasón (“Joker”, Todd Phillips), la película protagonizada por Joaquin Phoenix que llegó hoy a las salas de nuestro país, era peligrosa. 

A partir del pedido de los familiares y amigos de las víctimas de la masacre de Aurora (en la que un tirador entró en una sala durante la proyección de Batman: El Caballero de la Noche Asciende en 2012) la temática que se propone la película de Todd Phillips, casi celebratoria de un villano psicótico y amoral, comenzó a ser cuestionada por parte de la sociedad —en particular después de los varios tiroteos que tuvieron lugar en distintas ciudades de los Estados Unidos durante los últimos meses.

De inmediato Warner Bros. emitió un comunicado oficial en el que aseguran que repudian la violencia armada pero reivindicaron la película explicando que “ni el ficticio Joker ni la película respaldan la violencia del mundo real de ningún tipo.” 

“No es la intención del film, ni de los cineastas o el estudio mostrar a este personaje como un héroe,” finaliza el documento.

Por supuesto tanto Joaquin Phoenix como Todd Phillips, dos muchachos que no se callan nada, salieron a respaldar el trabajo con distintos argumentos. Si bien Phoenix abandonó indignado una entrevista en la que le preguntaron si la película podría de alguna manera “inspirar exactamente al tipo de gente que representa, con resultados potencialmente trágicos”, el actor dijo después que la intención era que la violencia se sintiese real para que tuviera el impacto suficiente como para generar algo en el espectador.

“Lo que sucede en muchas películas es que te volvés inmune a la violencia. Estás matando cuarenta mil personas y no lo sentís,” explicó. “Aunque es una historia ficticia en un mundo ficticio querés que se sienta real. Todo lo que sucede en esta película respecto de la violencia se siente así.”

De todas maneras el actor reconoce que no esperaba menos porque la película es “difícil”, pero de cierta forma “es bueno que la gente tenga una reacción intensa al respecto.” Sin embargo su propia lectura de la representación del personaje es un tanto diferente a la del estudio, ya que entiende que hay aspecto del personaje que puede generar identificación en cierta parte del público.

“Lo que sucede en muchas películas es que te volvés inmune a la violencia. Estás matando cuarenta mil personas y no lo sentís."

“Estaba leyendo el guión y dije ‘Pero ¿por qué haríamos algo en lo que simpatizarías o tendrías empatía con este villano?’. Porque es lo que tenemos que hacer. Es muy fácil para nosotros [los espectadores]. Queremos las respuestas sencillas, queremos ver villanos. Nos hace sentir bien poder identificar algo como malvado.”

Phoenix argumenta que el Guasón puede verse como alguien que necesita ser escuchado, entendido y tener una voz, o como un individuo que necesita una gran cantidad de gente obsesionada con él cuya satisfacción nace de la locura. Ambas lecturas pueden vincularse con los responsables de algunas de las masacres en los Estados Unidas, vinculadas a los ojos de los perpetradores generalmente a la “rectificación” de situaciones relacionadas con la religión o la inmigración.

Phillips, por su parte, ha sido un tanto más controversial. Después de decir que dejó la comedia porque en el contexto sociopolítico actual es imposible hacer humor sin ofender a nadie, afirmó que la película es un blanco fácil para el escándalo (que se ha vuelto un bien de consumo según él), y que lo sorprende ver que la extrema izquierda suena como la extrema derecha cuando le conviene. “No hicimos la película para molestar,” explicó.

“Literalmente le dije a Joaquin en un momento durante esos tres meses, ‘mirá esto como una forma de meter una película real en el estudio disfrazada como una película de cómics’,” contó. “No fue ‘queremos glorificar este comportamiento’.

Pero como Phoenix, el director se pregunta si no es saludable que se planteen estas discusiones a partir de una producción de este tipo. Después de la proyección en el Festival de Nueva York, Phillips coincidió en que es una película complicada y también en que está bien que lo sea, porque genera un interesante nivel de debate. Pero también advierte que es importante que quienes decidan opinar al respecto la vean.

Ha habido mucha charla acerca de la película de parte de gente que no la ha visto, columnas de opinión de personas que dicen ‘No vi la película. No voy a ver la película. No necesito ver la película’, y después escriben dos páginas al respecto de la película. No sé si eso ha afectado a la película. Probablemente ha ayudado y es bueno que la gente esté hablando.”

Días atrás el Phillips criticó la dualidad de la prensa citando otra película ultra violenta como John Wick. El director dice que no tiene sentido que mientras el personaje interpretado por Keanu Reeves mata 300 personas todo el mundo celebra, su película se trata con un estándar diferente.

“¿No es bueno que saquemos el elemento casi caricaturesco de la violencia al que nos hemos vuelto inmunes?,” se pregunta. “Me sorprende la dirección que ha tomado la discusión, que parezca irresponsable porque para mí es muy responsable hacerlo sentir real y con ese peso.”

Guasón se estrenó hoy en las salas de nuestro país.

En esta nota:
  • joker
  • guasón

Comentarios