No te pierdas las últimas noticias

Suscribite a las notificaciones y enterate de todo

Cine y Series Un payaso triste

Jim Carrey cumple 58 años mientras intenta revivir su carrera

Tuvo su época de gloria como comediante en los noventa y en el nuevo milenio se reinventó como un actor dramático, pero luego su carrera se vino abajo

Se trazaron muchos paralelismos entre el actor y su personaje en la serie "Kidding"

Se trazaron muchos paralelismos entre el actor y su personaje en la serie "Kidding"

Por: Ana Manson

Pocos actores pueden reinventarse una y otra vez como lo hizo Jim Carrey: de imitador innato a protagonista de algunas de las comedias más icónicas de los ‘90, fue el primer actor en cobrar $20 millones de dólares por papel y luego pasó a mostrar un registro dramático -tantos en grandes tanques como en películas de autor- que le valió gran reconocimiento y dos Globos de Oro

En ese proceso, encarnó a Andy Kaufman en “Man on the Moon”, uno de los personajes que lo dejaron marcado para siempre, como veinte años después se encargaría de revelar el documental “Jim & Andy”. Su crisis vocacional lo llevó a alejarse poco a poco de la pantalla, dedicándose a las artes plásticas y militando activamente con el gobierno de Trump, protagonizando ocasionalmente algún proyecto audiovisual, independientemente de su género.

No sentía que pertenecía a esta industria. No me importaba la fama ni necesitaba comprarme otra casa, pero me costó cruzar el umbral de Truman.

El personaje al que hace referencia Jim Carrey es el protagonista de The Truman Show”, la película de Peter Weir sobre un hombre común que un buen día se da cuenta de que vive una mentira desde que nació, y toda su vida es un reality televisado. Fue el papel que propició la carrera dramática de Carrey y le dio la oportunidad de trabajar en películas más cercanas a su búsqueda personal, pero eventualmente eso tampoco le alcanzó.

Su retiro voluntario de la exposición mediática le sirvió para concentrarse en sus problemas personales y en su salud mental. Le diagnosticaron trastorno bipolar y en 2004 hizo pública su lucha contra la depresión. Tuvo varias relaciones románticas y en 2015 fue acusado por la familia de su ex novia Cathriona White de ser el culpable de su suicidio, en base a una carta que ella le había escrito años atrás.

Durante una época, Jim Carrey se volcó por completo a su pasión por las artes plásticas

Esa tragedia fue el detonante para abandonar casi por completo la actuación, pero en 2018 Jim Carrey sorprendió a todos con su regreso en “Kidding”, una serie dramática sobre un presentador de programas infantiles, un tipo cómico y amable que en su vida privada enfrenta una gran depresión. Promocionando la serie, el actor declaró que se había convertido en un solitario, algo que a esta altura de su vida disfrutaba, rodeados de sus cuadros y esculturas.

La fama es como la Luna, todos quieren ir sin conocer los riesgos.

Siempre militando en contra de los excesos de la fama, Jim dice que el guion deKidding le llegó en el momento justo, y que las historias de mejor calidad están ahora en la televisión. Por eso decidió aceptar el papel y volver a trabajar con el director Michel Gondry, con quien había tenido una buena experiencia en la película de 2004 “Eterno resplandor de una mente sin recuerdos”, que protagonizó junto a Kate Winslet

La segunda temporada de “Kidding” estaba programada para noviembre de 2019, pero tuvo que postergarse y estrenará recién en febrero de este año. Mientras tanto, Carrey participó de Sonic: la película” como el caricaturesco villano Dr. Robotnik, en un registro que inevitablemente remite al histrionismo que caracterizó sus primeros papeles en Hollywood y lo volvió tan famoso.

En esta nota:
  • Jim Carrey

Comentarios