No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Cine y Series

Keanu Reeves sorprendió al decir que lleva 30 años de casado con Winona Ryder

En medio de la promoción de Matrix 4, el actor confesó que por la obsesión de Francis Ford Coppola, contrajo matrimonio con la actriz en el rodaje de Drácula.

Keanu Reeves sorprendió al decir que lleva 30 años de casado con Winona Ryder

Keanu Reeves sorprendió al decir que lleva 30 años de casado con Winona Ryder

Keanu Reeves se encuentra en medio de la promoción de la cuarta entrega de la saga Matrix, y fue allí, donde fue consultado por un rumor que durante muchos años se corrió en Hollywood y lejos de desmitificarlo, lo aseveró.

¿De qué se trata este rumor, y cuándo nació?

Allá por el año 1992, cuando bajo la dirección de Francis Ford Coppola, Reeves protagonizó junto a Winona Ryder, el clásico de Bram Stoker, Drácula.

Resulta que una de las escenas implicaba que los personajes Mina Harker (Winona) y Jonathan Harker (Keanu) contrajeran casamiento. Y fue la exigencia del director, que a fin de darle la mayor veracidad a la escena posible, llamó a un sacerdote real para realizar la secuencia.

En su momento, tanto Coppola como Ryder ya habían dicho que ese casamiento había sido verdadero, y ahora fue el turno de Reeves quién coincidió con la información. “Hicimos una toma completa de una ceremonia de matrimonio con verdaderos sacerdotes. Winona dice que sí, Coppola dice que sí, así que supongo que estamos casados ante los ojos de Dios”, señaló el actor, con una sonrisa.

Las primeras versiones sobre el casamiento surgieron en 2018, cuando Ryder reveló el dato para Entertainment Weekly donde expresó: “Nos casamos en Drácula. No, te lo juro por Dios que creo que estamos casados en la vida real”, explicó en ese momento.

Y sumó: “Coppola usó un verdadero sacerdote rumano. Nosotros grabamos la escena entera y él hizo su trabajo. Por eso creo que estamos casados”.

Y más allá del chiste, tanto a Keanu como a Winona los une una profunda amistad, que sí, nació en aquel rodaje cuando la actriz reconoció que la pasó terriblemente mal en el set, por la desmedida exigencia de Coppola por la perfección y el actor la contuvo durante todo el rodaje.

Según trascendió, Keanu, fue el único que se negó a insultarla durante un ensayo de una escena en la que ella tenía que llorar, porque no estaba de acuerdo con el método; también fue quien la acompañó y según ella misma ha expresado el que la sostuvo ante las prácticas poco ortodoxas que fomentaba Coppola en pos de la excelencia.

Comentarios