No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Cine y Series análisis

Sex Education: La importancia de hablar de sexualidad en una serie juvenil

Aborto, deseo, masturbación y orientación sexual son algunos de los temas que abarca la historia. ¿Por qué es relevante hablar del tema en Netflix? ¿Cómo se traslada esa situación a la Argentina y la necesidad de la ESI?

Sex Education, una de las series del momento(Foto: Instagram @sexeducation)

Sex Education, una de las series del momento | Foto: Instagram @sexeducation

Por: Micaela Robles

Se estrenó la segunda temporada de "Sex education", la serie creada por Laurie Nunn y protagonizada por Gillian Anderson, Asa Butterfield, Emma Mackey, Ncuti Gatwa, Connor Swindells y Kedar Williams-Stirling.

La historia está centrada en Otis, un joven que aprenderá a descubrir su cuerpo y las diferentes facetas de la sexualidad mientras atraviesa la secundaria. Para eso, y gracias a los consejos que escucha por parte de su mamá que ejerce como terapeuta sexual, realizará una clínica para ayudar a sus compañeros con todas sus dudas en la intimidad.

Sin dudas, se trata de una de las series del momento, ya que cada una de las enseñanzas y aprendizajes del protagonista se hizo eco en el público adolescente y en las redes sociales. 

¿Por qué es importante hablar de sexualidad en una tira juvenil? Para comprender el tema, Filo.News dialogó con las sexólogas Lucrecia Guerra y Silvina Valente, quienes además trasladaron el mensaje de la serie hacia la actualidad argentina.

Romper paradigmas

Foto: Twitter

Embarazo, aborto, placer, deseo, masturbación, orientación sexual, incluso la famosa "primera vez". La serie abarca temáticas que cobran relevancia durante la etapa de la adolescencia. En la segunda temporada, por su parte, aborda temas como fetichismo, sexo y adultez, abuso, pansexualidad, asexualidad y más. Para ello, utiliza un tono de comedia dramática con diálogos que permiten la identificación del público juvenil con los personajes.

Según opinó Guerra, cada uno de esos temas centrales son poco conversados en las vida real, ya sea en escuelas o en los hogares. Para muchos jóvenes, hablar de intimidad suele generar situaciones incómodas o de vergüenza.

Sin embargo, según la mirada de Valente, la serie también piensa en un público adulto: "Incluye vínculos interpersonales, la relación entre padres e hijos, la afectividad. De igual modo se trata el miedo a sufrir, a que no nos sean sinceros, a ser lastimados, y lo más interesante es como todos estos temas se relacionan con la toma de decisiones, no sólo en la vida sexual sino también en la vida misma".

Justamente, afirmó que Sex Education tiene en cuenta la interacción del mundo adulto con el adolescente en base a esos temores sobre la intimidad: "No es sólo en relación a temas como la primera relación sexual, la anticoncepción, las fiestas, los populares y los que no lo son, la identidad de género, sino que también en temas tales como las drogas, las injusticias y prejuicios, la resiliencia, las nuevas virtudes de este siglo, la amistad, la lealtad, la autoestima y respeto".

De Netflix al mundo

Foto: Instagram @sexeducation

Según los datos que lanzó Netflix en enero, la primera temporada de "Sex education" fue una de las más vistas de la plataforma, con más de 40 millones de espectadores. No es casualidad: según afirmó el informe del Sistema de Información Cultural de la Argentina en 2017, el rango de edades para de Series y Películas más destacado es entre 25 a 34 años; justamente, los llamados "millennials".

Dentro de este contexto, la serie encaja perfectamente, ya que según Guerra "tiene muy buen ritmo, es muy atractiva en contenido y estéticamente y el guión es muy accesible, lo cual garantiza su rotundo éxito".

Por otro lado, para Valente, estrenar la historia en el gigante del Streaming es "invaluable" a la hora de difundir conceptos educativos y más aún en sexualidad, ya que ingresa directamente a los hogares: "Los padres pueden mirar el material antes o / y conjuntamente con sus hijos y esto enriquece el diálogo entre los padres, entre los adolescentes y entre los adultos y los niños", explicó.

La serie busca generar debates, cuestionar lo establecido, promover las charlas sobre sexualidad y relacionar esta faceta con la construcción de la personalidad de cada individuo. Para la sexóloga, este punto es "fundamental en los tiempos que corren".

La serie en Argentina: el debate

Foto: Página Gobierno de la Nación

La serie impactó particularmente en los espectadores argentinos, ya que meses atrás estalló el debate por la modificación de uno de los artículos de la ESI (Educación sexual integral), la ley 26.150 aprobada en 2006, que establece que todas las alumnas y los alumnos tienen derecho a recibir educación sobre el tema en todos los establecimientos educativos públicos de gestión estatal y privada de nuestro país.

Según pidieron varias instituciones y organizaciones nacionales, la idea era evitar que los colegios adapten la ley a “su ideario institucional y a las convicciones de sus miembros”, ya que de esa manera en muchos casos no se aplica.

Los datos, en Argentina, son alarmantes: según señaló la Fundación para el Cuidado del Sida, solamente el 14,5% de las personas en Argentina usa siempre preservativo. Por su parte, el 20,5 por ciento reconoció no usarlo nunca.

En ese marco, es importante que existan este tipo de series para reflexionar y debatir sobre la necesidad de información sobre sexualidad, donde se analicen la toma de decisiones y se disparen debates.

El papel de internet y del acceso en cualquier día y horario a contenido sobre sexualidad cobra un papel importante: "Abunda información en las redes y se encuentra muy a mano. En todo caso el problema está más en chequear la fuente que la provee, la cientificidad y laicidad de la misma. Pero de todos modos, creo que la mayor dificultad radica en qué hacemos con la información que nos proporcionan, ¿la aprendemos realmente? ¿la llevamos a la práctica? ¿la compartimos?", reflexionó Guerra.

"La información por sí sola no es la solución", advierte y agrega: "A este esfuerzo minucioso apunta precisamente la ESI cuando plantea su inicio en el nivel inicial, a cargo de docentes que ven diariamente y conocen a sus alumnas/os, con un enfoque científico, laico, integral y transversal que supera el enfoque tradicional biologicista, abordando también aspectos psicológicos, sociales, afectivos y éticos".

En la piel de sexólogas

Sexualidad e intimidad en adolescentes

Como sexólogas, ambas reciben diariamente consultas por parte de adolescentes. "Las consultas son variadas; desde ¿cómo crecemos? hasta de abuso sexual; desde ¿cómo podemos prepararnos para una relación sexual? hasta ¿Qué hago doctora que estoy embarazada y no se quien es el padre?; desde 'mi hija no llegó a casa y la encontré alcoholizada sin ropa interior en una casa desconocida' hasta 'me gustaría saber como puedo hablar con mis hijos para que sean felices'", sostuvo Valente.

Por su parte, Guerra afirmó: "Sienten mucha curiosidad por su sexualidad y la de las demás personas. Quieren, más que nada, experimentar y disfrutar libremente. Pero también tienen dudas, temores, inseguridades y quieren aprender, lo piden, lo reclaman, lo esperan y sobre todo lo valoran, mi paso por el sistema educativo me ha enseñado que es una demanda de ellas/os".

"Más que nada recibo consultas en redes sociales. Sus familias no saben que consultan y, por supuesto, no tienen el dinero ni los medios para venir a terapia", explicó. Frente a esa situación, afirmó que elige responder y sugerir lecturas y charlas con las familias. 

Modelo a imitar

Hablar con un amigo, con la pareja, o entrar a Twitter. Cientos de personas difundiendo imágenes de alguna escena o recordando algunos de los consejos de Otis. El impacto de la tira de Netflix ya llegó y se puede sentir en todos lados.

"Cuando una serie de educación es recomendada, eso ya es un éxito en sí mismo. Si además de ello, se logra que se hable de la misma y que la gente discuta sus contenidos, se cumple así, su objetivo educativo y formativo, promoviendo el diálogo y la reflexión", opinó Valente.

"La serie dará tema de conversación por largo tiempo en la mesa familiar, en la escuela y en el consultorio", explicó la sexóloga.

Por su parte, Guerra confesó: "Desembarcó con toda la artillería lista para cuestionar el orden preestablecido, el sistema patriarcal, el binarismo y derribar alunos de los grandes mitos de la sexualidad, estoy convencida que nos dará tema de conversación por largo tiempo en la mesa familiar, en la escuela y en el consultorio".

¿Te quedaste con ganas de más? la sexóloga recomendó que no sólo hay que quedarse con esta serie, sino que dentro de Netflix existe la oportunidad de ver otras que también cuestionen paradigmas, tales como "Merlí" o "Sense8". "'Glee', además, aborda temáticas de educación sexual con muy buen nivel de contenido".

En esta nota:
  • Sex Education
  • Netflix

Comentarios