No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Cine y Series El indestructible

Sylvester Stallone cumple 74 años y elegimos sus cinco mejores películas

Sylvester Stallone lleva unas cuantas décadas repartiendo piñas y sucesos de taquilla. El actor celebra un nuevo cumpleaños y aprovechamos para destacar algunas de sus mejores películas. 

Golpe a golpe, éxito a éxito

Golpe a golpe, éxito a éxito

Por: Jessica Blady

No hay edad para la súper acción, como bien lo demuestra nuestro querido Michael Sylvester Gardenzio Stallone -Sly, para los amigos-, quien viene dejando su huella en la pantalla grande desde finales de la década del sesenta. Oriundo de Nueva York, Stallone trascendió su mote de estrella y probó suerte detrás de las cámaras en más de una ocasión, ya sea dentro de la saga de “Rocky” o “Los Indestructibles”. También forma parte indiscutible de la cultura pop, gracias a sus más destacados personajes, obviamente, el “semental italiano” de Filadelfia, el ex boina verde John Rambo, y hasta el avejentado líder de los indestructibles”, Barney Ross.

Pero viejos son los trapos y Sly todavía tiene mucho músculo para ofrecer. Por eso aprovechamos este nuevo cumpleaños para destacar esas obras que no te podés perder.  

ROCKY (John G. Avildsen, 1976)

La búsqueda del sueño americano plasmada en una historia de lucha que se ganó el cariño del público gracias a sus escenas emblemáticas y sus frases para la posteridad. Sylvester Stallone se da el lujo de escribir y protagonizar este clásico deportivo ganador del premio Oscar, convertido en una saga interminable que, acá, arranca retratando la vida de Rocky Balboa, un italoamericano de clase baja que trabaja para un prestamista de Filadelfia. Pero Rocky tiene talento para el boxeo y se le cruza una oportunidad única: combatir por el título de los pesos pesados, nada más ni nada menos que contra  Apollo Creed (Carl Weathers), el campeón del mundo. El relato del “underdog” en su máxima expresión cinematográfica, que tuvo su mejor renacimiento de la mano de “Creed” y una nueva generación pugilística.

ESCAPE A LA VICTORIA (Victory, John Huston, 1981)

John Huston mezcla un poco de drama basado en hechos reales, y un gran homenaje a “El Gran Escape” (The Great Escape, 1963), para esta película bélica protagonizada por Michael Caine, Sylvester Stallone, Max von Sydow, Bobby Moore, Paul van Himst, Osvaldo Ardiles, Kazimierz Deyna y Pelé, entre otras glorias futboleras. Estamos en los últimos años de la Segunda Guerra Mundial, y los oficiales de un campo de prisioneros alemán no tienen mejor idea que enaltecer el orgullo nacional organizando un encuentro deportivo entre el mejor equipo local y uno conformado por los presos aliados. Los muchachos deciden aceptar, utilizando el partido como distracción para planear un escape.

RAMBO (First Blood, Ted Kotcheff, 1982)

Sly sigue sumando franquicias testosterónicas a su currículum, esta vez, de la mano de John J. Rambo, condecorado veterano de la guerra de Vietnam y ex boina verde, que todavía arrastra los traumas y los horrores del campo de batalla: principales obstáculos para adaptarse a la vida de civil. Tras descubrir que uno de sus compañeros de unidad falleció de cáncer, Rambo esquiva la visita y sigue deambulando hasta el pequeño pueblo de Hope, en Washington, donde entra en conflicto con el recio sheriff local, Will Teasle (Brian Dennehy). Los prejuicios del agente de la ley chocan con las viejas heridas de John y, cuando nos queremos dar cuenta, el asunto se sale de control y Rambo se convierte en el hombre más peligroso y buscado por las autoridades del lugar.

EL DEMOLEDOR (Demolition Man, Marco Brambilla, 1993)

A lo largo de la década del noventa, Stallone siguió acumulando éxitos de taquilla, siempre cargados de súper acción. Basada muy libremente en la novela “Un Mundo Feliz” de Aldous Huxley, esta historia nos lleva hasta la ciudad de Los Ángeles (rebautizada San Angeles) en el futurístico 2032, donde el crimen fue erradicado de las calles. Tras ser revivido -estaba congelado desde 1996-, el convicto Simon Phoenix (Wesley Snipes) queda en libertad y vuelve a hacer de las suyas, obligando a las autoridades también a descongelar a John Spartan, el oficial que lo capturó décadas atrás y, ahora, es el único capaz de detener su raid asesino. Digamos todo, lo más divertido es ver a este recio oficial adaptándose a una sociedad utópica y pacifica que no le da la bienvenida.  

LOS INDESTRUCTIBLES (The Expendables, Sylvester Stallone, 2010)

Riéndose un poco de sí mismo (¿?) y de las glorias cinematográficas pasadas, Sly junta a sus compinches ochentosos (y noventosos) de la súper acción y se para delante y detrás de las cámaras para esta odisea aventurera que lo une a Jason Statham, Dolph Lundgren, Jet Li, Mickey Rourke, Arnold Schwarzenegger y Bruce Willis, entre otros. Barney Ross (Stallone) lidera a estos ‘prescindibles’, una banda de mercenarios habilidosos que ahora tienen la misión de asesinar a un dictador sudamericano, pero nada es lo que parece en este rejunte de políticos, traficantes y ex agentes de la CIA corruptos. Sylvester le da pie a otra franquicia medianamente exitosa, que aún espera su cuarta entrega y su versión femenina.     

En esta nota:
  • Sylvester Stallone

Comentarios