No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Cine y Series EFEMÉRIDES

"The Matrix": la obra maestra de las hermanas Wachowski, arte trans

Hace más de dos décadas, la primera de la trilogía llegaba a los cines, en una fecha que posteriormente también conmemoraría el Día de la Visibilidad Travesti Trans, ¿una casualidad, nada más? Bien ahí que no existen.

"The Matrix": la obra maestra de las hermanas Wachowski, arte trans

"The Matrix": la obra maestra de las hermanas Wachowski, arte trans

Por: Antonella Morello

Quién no se levantó un día creyendo que lo que vivió en los sueños le estaba pasando realmente. Con "The Matrix" (1999) las hermanas Lana y Lilly Wachowski sacudieron el panal y muchas de esas abejas que estábamos ahí -y las que estuvieron en ese entonces- nos agitamos por dentro. Plantear que la realidad no es más que una simulación virtual en la que seres humanos permanecen conectados para dar energía a las máquinas fue el principio -o bien un popular punto de partida- de muchas cuestiones que constantemente resignificamos.

The Matrix, 1999

Tal vez sea una analogía apresurada, pero pienso que el camino que recorrieron diversas olas de pensamiento, movimientos y el proceso que hoy llamamos deconstrucción, tengan que ver con este despertar y defender lo que creemos que somos más allá de lo que siempre nos contaron. Y así como esta alegoría, "The Matrix" se caracteriza por varias.

Difícil es que después de haber visto la película te olvides de Neo (Keanu Reeves) eligiendo entre la pastilla azul o la roja que le ofrece Morfeo (Laurence Fishburne), y si todavía no la viste, la fecha y la nota son excusas para eso. Si toma la azul, despierta otra vez en su cama, y la sensación de cambio o de saber que hay algo más que lo que siente todos los días desaparece, regresa a su trabajo y se limita a jugar el rol que le toca. Si escoge la roja, "te quedas en el país de las Maravillas y te cuento qué tan profundo es el hoyo". ¿Vos decidiste? Por supuesto, que toda decisión implica una renuncia, y lo primero que vio Alicia no fue precisamente lo más agradable sino más bien un universo de caos y confusión; la parodia de la sociedad que Lewis Carroll escribió para la Londres de 1860.

The Matrix, 1999

Pero no nos vayamos de tema. Porque si algo tiene esta película -que sale de dos mentes brillantes- es que nos da banda de referencias e info constantemente, desde una versión moderna de la alegoría de la caverna de Platón, hasta referencias al cine y manga oriental, la mitología (como el "dios del sueño" y la Pitonisa), detalles escatológicos, y más. Pero además, fue un acierto en muchísimos aspectos en una Internet en nacimiento, y una audiencia amante de la cultura pop a la espera no tanto de este clásico sino de "Star Wars: Episodio I - La amenaza fantasma", que no devolvió el asombro de "The Matrix"; sin ánimos de comparar sino de contextualizar un público a la espera de lo que fue -con mayúsculas- EL estreno en materia de no sólo ciencia ficción. 

"Existíamos en un espacio en que las palabras no existían y siempre vivíamos en el mundo de la imaginación (...). Todo venía de ese mismo fuego del que estoy hablando", Lilly Wachowski.

Aunque esas cuestiones están bastante habladas, siempre es bueno reiterar que la película es interesantísima tanto por sus efectos visuales (el característico bullet time, que congela la imagen mientras la cámara se mueve), sus reflexiones, guion, fotografía y actuaciones. Pero, ¿qué valor cobra "The Matrix" a los ojos de hoy?

Cuando todo parecía estar demasiado dicho en torno a este peliculón, una de las hermanas directoras, Lilly Wachowski, reconoció que la película es una "alegoría trans", y sus palabras sirvieron como bandera para las comunidades. Desde lo micro, reveló que el personaje Switch (Belinda McClory) es una mujer en la Matrix, y un hombre en el mundo. Desde lo macro, "cuando hablamos de la transformación, sobre todo en ciencia ficción todo gira (...) en construir mundos diferentes y a la idea de lo que parece imposible se vuelve posible", cuenta la cineasta en una nota para Netflix (plataforma en la que se encuentran las tres películas).

"Las películas de Matrix, de las hermanas Wachowski, eran visiblemente trans más allá de un nivel alegórico", Diego Trerotola.

Las directoras se representaron con sus identidades trans posterior al estreno de la película y eso cobra un valor interesante que genera nuevas perspectivas a su cine (compuesto no sólo por esta trilogía de lujo sino por otras producciones como "V de Venganza", "Sense8", y más), sobre todo si pensamos que un 31 de marzo (pero años después, 2009) se conmemoraría el Día de la Visibilidad Travesti Trans, orientada a reflexionar sobre sus derechos y sueños. ¿Qué cambió desde el estreno de "The Matrix", y cómo la pensamos hoy?

"Sobre todo para mi generación, personas de 30 que hemos visto las películas de las hermanas Wachowski, si bien en ese momento no se entendía la narrativa de dónde venía y decías 'qué buenos efectos especiales', saber con el tiempo que estaban estas dos maravillosas personas atrás y hoy hacer esa relectura es un 'sí, sí, sí'. Obviamente a nivel mundial visibiliza tener a dos grandes y reconocidas directoras; la obra maestrea es un gran regalo para la población trans", cuenta Lautaro en torno a la fecha.

The Matrix, 1999

Lautaro Lucas Cruz es fanático de la película. Además, integra la colectiva Identidad Marrón, es co fundador de Trans Argentinxs, y se autopercibe como transmasculinidad. La vio por primera vez con un amigo trans también admirador de las directoras y quien escena a escena le iba contando los detalles escondidos. "Pienso que para su momento la trama era complicada, un montón de puertas abiertas a cuestionarse y en un momento en que la sociedad lo empujaba, al menos en Argentina", reflexiona.

"Y ver esto en el cine, así como que familias, escuelas y jardines tengan esos debates siempre es un resultado necesario, porque somos nosotres les adultes quienes les marcamos límites a les niñes en cuanto a su construcción identitaria, de género. Es a lo que apuntan las directoras: que une se interpele, y piense más allá de lo que ve en la película", añade.

Justamente vi "The Matrix" por primera vez en el secundario. Mi hermana docente la añadió en el contenido para sus alumnos y alumnas. Los debates se expanden y "se puede volver a leer a partir de que las Wachoski se representan como personas trans". Acepción necesaria que aporta Diego Trerotola, crítico de cine, director de Festival Asterisco.

"Sus películas eran visiblemente trans más allá de un nivel alegórico. Trabajaron con la otra dimensión, conciencia, sexualidad. A veces sublimada pero sí pensando lo propio y lo extraño, desde una relación lúdica sí se quiere. Eran híbridas porque tenían mucho de estética asiática (lo sensual, policial y fantasía de ese cine), y lo popularizaron en Estados Unidos", explica.

Y es tal, que la trilogía además de la ciencia ficción homenajea elementos de otros géneros como mencionamos anteriormente. Tiene literatura y acción, es un drama y a la vez una especie de distopía; y sus elementos van desde el manga japonés hasta ser precursora de las películas que la homenajearían después.

"Es una narrativa trans porque cuenta la transformación del mundo, lo irreal que es para algunes, y lo que uno quiere cambiar de un sistema opresor: sos alguien que actúa diferente y piensa distinto a lo esperado y vas a luchar por eso", Lautaro Cruz.

"En 'The Matrix' había un misterio que comenzó en la uno y se desarrolló en las otras dos. Con esto no digo que lo trans sea un misterio, sino que ellas jugaron con el qué muestro y cómo. Creo que la relación entre Matrix y la visibilidad trans tiene que ver un poco con eso. Hay que pensar que la visibilidad no es una obligación, ni un programa. Y esta fecha apunta a que cada persona tiene el derecho de mostrarse pero también a no hacerlo y que en ambos casos sea sin ningún tipo de discriminación. La identidad no conlleva ningún tipo de restricción", asegura. 

Que sea con consentimiento o que no sea, ¿no? Punto interesante resaltar ya que se supo que el Daily Mail precionó a Lilly para que contara públicamente su transición identitaria en una exclusiva para ellos; testimonio que la directora decidió compartir finalmente con Windy City Times. Ya en la entrevista con Netflix, la cineasta afirma que sus decisiones se vieron plasmadas en la película a medida que cada una transitaba su camino: "Existíamos en un espacio en que las palabras no existían y siempre vivíamos en el mundo de la imaginación (...). Todo venía de ese mismo fuego del que estoy hablando".

Las hermanas Lilly y Lana Wachowski

"Justamente, el discurso de Lilly que es muy referente para la comunidad trans tiene que ver con eso, con que fue el momento en que ella decidió contarlo. No se trata confesar nada sino de vivir libremente", aporta Trerotola. 

Para Diego, ellas mismas crearon una especie de mito dentro de los rodajes que pocas personas podían ver, "una Matrix cinematográfica, donde la realidad y la ficción se mezclaban. Esta otra dimensión de cómo rodaban y cómo se convirtieron en cineastas de mucho éxito en esta película que marcó a toda una generación".

El crítico puntualiza esto ya que si bien el proceso de creación de la primera película coincidió con la transición de Lana, continuaron dando riendas sueltas a su sello autoral que tanto las distinguió. "Siguieron haciendo el cine que quisieron, y eso también es importante. No es que antes de visibilizarse como personas trans tenían un estilo propio y después lo cambiaron. En el arte siempre fueron libres, crearon películas muy personales", reflexiona.

Para Lautaro escuchar a Lilly fue un momento que recuerda: "Me invitó volver a ver 'Matrix' y creo que propone a la generación de jóvenes seguir manteniendo estas grandes películas, a repensarse todos los días: ¿dónde estamos? ¿qué construímos siendo quienes somos? Me gusta... seguir luchando, con los miedos y dolores que también muestra".

"Hasta el momento no habíamos hecho esa lectura de qué sí es una narrativa trans porque cuenta la transformación del mundo, lo irreal que es tal vez para algunes, cómo funciona la sociedad y lo que uno quiere cambiar de esa sociedad o de un sistema opresor: sos alguien que actúa diferente y piensa distinto a lo esperado y vas a luchar por eso. Lo estoy pensando y me suena a algo real", y ese como pensamiento o paréntesis dicho en voz alta lo es todo.

"Eso nos liberó como cineastas: imaginarnos cosas que no necesariamente veías en pantalla"

Desde su infancia Lana y Lilly Wachowski se sintieron atraídas por los comics, el Calabozos y Dragones y los juegos de rol. Mundos en que nada estaba limitado, y una misma puede construir quien desea ser. En "The Matrix", Neo es también Thomas Anderson. En una realidad, un hacker, en otra, un programador de computadoras. Como quien dice, de noche Batman, o de día Bruce Wayne. El alter ego de un salvador pero a la vez la identidad que finalmente adopta, ya que recordemos, la Pitonisa no le dice ser quien Morfeo espera que sea, lo es cuando él siente que quiere serlo ya que a Neo no le gusta la idea de no controlar su vida.

Esa audiencia o colectivo geek que en los 90 se encontraba en ascenso pero aún era un nicho, esos niños/as/es amantes de la cultura pop, los juegos de rol, comics, mangas y lo que posteriormente veríamos como cosplay (adoptar la identidad del personaje) que comenzaban a reunirse, sintieron un flechazo con "The Matrix", sentir que el cine les estaba mirando.

The Matrix, 1999

"Todo se mezclaba"— confirma Diego Trerotola— "Coincidió también con el avance de Internet, los primeros juegos de rol, la cultura geek, la nerd, la gamer y la del cosplay, vestirte como superhéroes y superheroínas. 'Matrix' habla un poco sobre cómo construir las identidades, y de la tecnología del género, que también viene del manifiesto cyborg feminista: todas las personas son un poco tecnologías y un poco humanos. Pensemos que Carrie Anne Moss (Trinity) es una persona bastante andrógena, así como los agentes que presenta la película. Eso generó nuevas formas de construir identidades y que comienzan a ser más fluídas a través de la web".

Desde su activismo, Lautaro complementa que muchos jóvenes trans, a quienes acompaña desde Trans Argentines, le han contado: —Juego al Conter (Strike) o en el LOL (League of Legends) con un nombre de alguien que no tiene género— "y sí, ahí se replica esta idea que tenían las directoras", añade.

The Matrix, 1999

"Por eso me sentía atraída por la ciencia ficción y la fantasía y jugaba al Calabozos y Dragones, todo iba sobre crear mundos y creo que eso nos liberó como cineastas—  dirá Lilly —imaginarnos cosas que no necesariamente veías en pantalla".

De homenajes a homenajeadas

La primera vez que Diego Trerotola vio "The Matrix" fue en el cine (y se celebra escuchar algo así en momentos pandémicos). "Me remitió mucho al cine de David Cronenberg, un cine que justamente trabaja entre la hibridez entre el hombre y la máquina. En ese momento se había estrenado 'M. Butterfly' que trabaja sobre el cuerpo trans. Quizá con un vicio cinéfilo pero 'Matrix' expandía lo que Cronenberg ya había hecho en películas como 'La Mosca'. Hasta en algún punto estoy diciendo que no la vi como algo tan original pero sí dando un paso más", sostiene.

Y sí, muchaches, pero ahí lo importante es la popularidad, porque las Wachowski masificaron no sólo géneros sino su mirada del mundo, y con ello el estilo que tenían los lentes negros y los impermeables. Posterior a su primera entrega, Matrix tuvo segunda "The Matrix Reloaded" y tercera parte "The Matrix Revolutions" que llegaron ambas en 2003, además de una serie de cortometrajes Animatrix -con material extra-. Actualmente la cuarta parte se encuentra en desarrollo manteniendo a sus directoras y elenco original, y su llegada a las carteleras se retrasó debido a la situación epidemiológica.

La uno ganó cuatro Premios OscarMejor Montaje, Mejor Sonido, Mejor Edición de Sonido y Mejores Efectos Visuales. Y el alquiler (fenómeno blockbuster) la volvió una película clásica y de culto. 

Quizá sea por obra del azar que las fechas coincidieron pero no por nada supongo que dicen que las casualidades no existen. "The Matrix" no envejece y es interesante en ese paso del tiempo, repensarla con perspectivas de hoy, ya que el testimonio de sus autoras, le es fiel a su trama en la que luchar por lo que se defiende y creerlo con convicción es lo más importante.

En esta nota:

Comentarios