No te pierdas las últimas noticias

Activa las notificaciones y enterate de todo

No te pierdas las últimas noticias

Selecciona los temas que más te interesan

Utilizamos cookies para garantizar que siempre obtengas la mejor experiencia cuando visites nuestro sitio web. Al hacer click en "aceptar", aceptás nuestra configuración estándar.
Deportes

Hace cinco años, Paula Pareto obtenía la medalla de oro en Río 2016

En el Arena Carioca 2, la Peque se convertía en la primera mujer argentina en obtener la presea dorada en un Juego Olímpico.

Hace cinco años, Paula Pareto obtenía la medalla de oro en Río 2016

Hace cinco años, Paula Pareto obtenía la medalla de oro en Río 2016

Un 6 de agosto de 2016, en la ciudad brasileña de Río de Janeiro, el deporte argentino volvía a estar en lo más alto del podio olímpico tras la obtención de la medalla de oro por parte de la judoca Paula Pareto, en la categoría hasta 48 kilos, al vencer a la surcoreana Bokyeong Jeong.

En sus terceros Juegos Olímpicos, la "Peque" le daba a Argentina su presea dorada número 19. Además, se convertía en la primera mujer del país en ser campeona olímpica.

 Pareto llegaba a Río con confianza, ya que se había consagrado en el Campeonato Mundial de judo 2015, disputado en Astana, Kazajistán.

Su camino en la competencia comenzó directamente en octavos de final, enfrentando a la rusa Irina Dolgova, a quien venció con un ippon a 40 segundos del final para pasar a cuartos. En esa instancia, derrotó a la húngara Eva Csernoviczki con un waza-ari.

Por otra parte, en semifinales superó a la japonesa Ami Kondo con otro waza-ari, mientras que en la definición se midió ante la surcoreana Bokyeong Jeong, que inquieto a la judoca argentina durante todo el combate. 

La pelea se definió con un waza-ari a casi dos minutos del final y , finalmente, Pareto escribía otra página en la historia de Argentina en los Juegos Olímpicos al colgarse la medalla de oro en suelo brasileño.

En Pekín 2008 fue bronce, en Londres 2021 fue un quinto lugar y en Río 2016 la "Peque" se convertía en una gigante que miraba a todos desde lo más alto del podio.

Comentarios